ORIGEN DE LA PÓLVORA

Por Francisco Gallego Amor, Especialista en armamento y balística (España)
¿Cuál es el origen de la pólvora?
No puede determinarse la fecha en que la pólvora ardió por primera vez en la historia.
Hasta el final del siglo XIII existen diversas referencias muy aisladas y no es hasta el inicio del siglo XIV cuando se generaliza la utilización de armas que emplean la combustión de la pólvora y se establece una frontera a lo que entonces eran utilización esporádicas o incluso experimentarles. 

La información sobre los descubrimientos, inventos, experimentos y avances en el campo de la pólvora y de las armas que la utilizan, se pierde en el oscurantismo medieval. Las escasas noticias que tenemos al respecto son confusas, contradictorias y a veces carentes de sentido incluso falsas. 

Desde el antiguo oriente se manifestó gran entusiasmo por por el arte de los fuegos artificiales para los festejo nocturnos. 

Lo que si sabemos es su origen no nació para el fin de impulsar proyectiles a través de un cañón, ni para ser utilizada como explosivo rompedor, si no que se origino con un fin lúdico para ser empleada en los fuegos artificiales. Por lo tanto nació como elemento pirotécnico . Concretamente, los chinos, induces y egipcios eran muy accionados a la pirotecnia. Fueron los egipcios los que al parecer, transmitieron sus conocimientos a los griegos, y estos a su vez a los romanos, de quienes se dice que apreciaban mas unos fuegos artificiales que una buena gema. Podemos hacer un breve resumen de lo visto hasta ahora:
Con la caída del Imperio Romano la pirotecnia sufrió una gran recesión, desapareciendo en Europa, pero manteniéndose en el Oriente Medio, donde poco a poco volvió a florecer, extendiéndose lentamente, hasta la península Ibérica.  Según Diego Ufano, artillero español del siglo XVII, la pólvora y la artillería fueron inventadas en china en el año 85 A.C. opinión que humildemente podemos poner en duda, ya que se cree como he mencionado antes, que se utilizaba con anterioridad, y que es ilógico que la artillería hubiese desaparecido tras su presunta invención La pólvora tiene un origen oriental muy antiguo, sin poder precisar tiempo ni lugar, derivando de las mezclas pirotécnicas.Con la caída del Imperio Romano, la pólvora, como otros conocimientos, se pierde en Europa, pero se mantiene en el Medio Oriente.La confusión sobre la invención de la pólvora.La pólvora no es el invento concreto de un individuo determinado, que en un momento preciso descubre lo que a nadie hasta la fecha se le había ocurrido.La pólvora es el resultado de la evolución de mezclas pirotécnicas, de uso muy antiguo en Oriente, de transmisión por los musulmanes y desarrollo como arma en la Península Ibérica.Ahora bien, que la pólvora se conociera desde tiempos antiguos, no significa que este conocimiento fuese de dominio publico. Muchos de los personajes a los que se le atribuye la invención de la pólvora no son mas que traductores o recopiladores de unos conocimientos anteriores, en ocasiones mejorados y experimentados, y que publicados en libros, en una época de oscuridad, en la que la ciencia “ era cosa del diablo” y los hacia aparecer como magos, brujos o dominadores de los poderes ocultos.

El ambiente de misterio, así como el aislamiento entre los reinos y la casi inexistencia de comunicaciones, propiciaban que los descubrimientos, fuesen normales en determinados lugares , mientras en otros eran totalmente desconocidos, resultando que el que introducía un determinado producto en algún lugar en que se desconocía su existencia, normalmente era considera como inventor del producto 
Algunos ejemplos:
Ello explica como es posible que la pólvora se pueda haber inventados varias veces en el transcurso de la historia en distintos lugares y por distintos personajes 
Al Fraile Auclitzen, algunos autores le consideran como inventor de la pólvora en 1.330 o Rogelio Bacon, religioso Franciscano nacido en Inglaterra, profesor de Oxford, y por sus estudios precursor de Da Vinci, Galileo y Newton

No hay comentarios:

También te puede interesar