EXPLOSIVOS

Q.F.B. Concepción González Contreras
Se oyó una explosión terrible que hizo temblar las rocas y levantó una inmensa nube de polvo. Era una pequeña bomba de aquel terrible explosivo que el capitán del Centauro había llamado Silurite, que había estallado en medio de las fieras. (...) Los efectos causados por esa minúscula bomba eran espantosos.- Emilio Salgari.
Los explosivos son conocidos por la devastación que puede provocar una pequeña cantidad de ellos, que son utilizados para dar forma a nuestro entorno y moldearlo a nuestro antojo, son también las armas más letales con que puede contar un país y su ejército, generando con esto la necesidad de innovarlos constantemente para tener el dispositivo que cause una mayor explosión y devastación, capaz de aniquilar todo lo que se encuentre a su alcance.
Ahora bien, un explosivo es todo elemento o mezcla de sustancias químicas, que bajo la influencia de un choque térmico o mecánico, se descompone rápida y espontáneamente, produciendo grandes cantidades de gases y calor. Los gases calientes producen altas presiones acompañadas de ruido y efectos mecánicos violentos.
TIPOS DE EXPLOSIVOS:
Según velocidad de propagación de la reacción:
DEFLAGRANTES: Reacción química es una combustión muy violenta llamada deflagración, que se propaga a velocidades del orden de 400 a 800 m/seg. Se les denomina también explosivos propelentes o bajos explosivos. El ejemplo más conocido es la Pólvora Negra
DETONANTES: Reacción química muy violenta llamada detonación, que se propaga a través de la columna explosiva acompañada de una onda de choque a una velocidad del orden 2.000 a 8.000 m/seg. Se habla así de explosivos detonantes o altos explosivos. El ejemplo más popular y conocido son las Dinamitas. 
Según la energía de iniciación requerida
PRIMARIOS: Son aquellos que sólo requieren de una mínima cantidad de energía para alcanzar el estado de detonación; por ejemplo, una llama, chispa o golpe. 
SECUNDARIOS: Son aquellos que requieren de una gran energía de iniciación, proporcionada generalmente por el impacto de la onda de choque de un explosivo primario.
Según composición química
Compuestos químicos, orgánicos o inorgánicos, que son explosivos propiamente tales. Por ejemplo, la Nitroglicerina (NG) o el Trinitrotolueno (TNT). 
Mezclas entre compuestos químicos explosivos propiamente tales con otros que no lo son. Por ejemplo, los conocidos con el nombre de Dinamitas. 
Mezclas de compuestos químicos reductores con compuestos oxidantes, en que individualmente ninguno de ellos puede catalogarse como un explosivo propiamente tal. La terminología americana los denomina Agentes Explosivos, y el ejemplo más conocido y representativo es el ANFO.
Los explosivos se caracterizan por
Características rompedoras: Relacionadas con el fracturamiento de la roca. Estado de detonación. [Presión de detonación, Velocidad de detonación y Densidad].
Características energéticas: Relacionadas con la acción expansiva de los gases. Estado de explosión. [Volumen de gases y presión de gases]
Características prácticas: Relacionadas con el manejo operacional y restricciones de seguridad.
Explosivos más conocidos:
RDX: Se conoce también como exógeno o ciclonita. El nombre químico es ciclo trimetilenetrinitramina y su velocidad de detonación es de 8 km/seg.
PENT: El nombre químico es pentaerititroltetranitrato. La velocidad de detonación es de 7,9 km/seg. Una de sus presentaciones más comunes es el cordón detonante.
HMX: Conocido también como octógeno. El nombre químico es ciclotetrametilentetranitramina. La velocidad de detonación es de 9,1 km/ seg.
TNT: Trinitrotolueno. La velocidad de detonación es de 6,9 km/seg.
TETRIL: Trinifenilmetilnitramina. La velocidad de detonación es 7,6 km/seg.
Clorato de potasio: Al mezclarse con azúcar forma una mezcla incendiaria, la cual es muy fácil de iniciar con fuego. El contacto con ácido sulfúrico lo hace altamente explosivo e incendiario.
Nitrato de amonio: Explosivo terciario cuya velocidad de detonación es de 3,2 km/seg. La mezcla de éste con un hidrocarburo ACPM por lo general forma el comúnmente conocido ANFO, cuyas siglas en inglés corresponden a ammonium nitrate fuel oil.
Análisis de explosivos
El objetivo del análisis de explosivos es la determinación de un compuesto conocido o mezcla de compuestos o de las materias primas del mismo.
Al laboratorio también son enviadas muestras de residuos de post-explosión, es decir, material que se recolecta en la escena del crimen luego de una detonación. En estos casos se realiza un proceso de extracción y concentración para determinar el tipo de explosivo utilizado.
Para lograr resultados óptimos en estos análisis es fundamental la forma y sitio donde se haya recogido la muestra y que lo practique personal experto.
Mediante la técnica de cromatografía líquida de alta eficiencia, HPLC, y cromatografía de gases acoplada a masas, GC/ MS, se identifican explosivos de alto poder como RDX, TNT, PENT, nitrobencenos y HMX. También se utiliza la técnica de espectrofotometría infrarroja, FTIR e ICP-MS, para identificación de compuestos de explosivos de bajo poder como pólvoras, cloratos y nitrato de amonio (ANFO). En todos los análisis se realizan primero reacciones colorimétricas de identificación preliminar para explosivos, que permiten, adicionalmente, seleccionar la técnica instrumental a utilizar.


También te puede interesar