¿Se puede tratar con éxito a un psicópata? Parte II: Modelo R-N-R adaptado por Wong y Hare.

Verónica Calvo Uzcudun (España)
Las características en las que se basa son:
1.- Principio de riesgo: Explica que el nivel de tratamiento que debe de recibir un delincuente debe ajustarse a su nivel de riesgo. Contando con  la capacidad de predecir el riesgo de forma fiable, el tratamiento debe centrarse en los delincuentes de alto riesgo.
2.- Principio de necesidad: existen dos tipos de necesidades en el delincuente: las criminógenas (tanto estáticas como dinámicas) y las no criminógenas. El tratamiento debe centrarse en las necesidades criminógenas (factores de riesgo dinámico) vinculadas al infractor, ya que al poder ser modificados se asocia con cambios en la reincidencia. El tratamiento efectivo para el delincuente en concreto, será aquel que se enfoque en ese tipo de necesidades que le empujan a cometer el delito. Por ejemplo, el consumo de tóxicos, el entorno marginal, ciertas actitudes como la respuesta violenta... son necesidades criminógenas que deben ser abordadas por la intervención.
3.- Principio de responsividad o respuesta al tratamiento: Existen ciertas características cognitivo-conductuales y de personalidad en los delincuentes que influyen sobre su disposición a responder ante diversos tipos de tratamiento.[i] Parece que las intervenciones cognitivo-conductuales o de orientación hacia el aprendizaje social son las que logan mejores resultados (responsividad general).
Se fundamentan en el modelo cognitivo-conductual o de aprendizaje cognitivo. Estas técnicas realzan la necesidad de enseñar a los delincuentes todas aquellas habilidades (resolución cognitiva de problemas interpersonales, habilidades sociales, etc.) necesarias para la interacción apropiada y no violenta con otras personas, en la familia, en el trabajo o en cualquier otro contexto social. Uno de los programas cognitivo-conductuales más completo de los aplicados con delincuentes es el que sigue el modelo de «razonamiento y rehabilitación» o programa de competencia psicosocial (McGuire y Priestley, 1995; Ross y Fabiano, 1985; Ross y Ross, 1995).
Con respecto a la aplicación de este modelo en el tratamiento de los delincuentes psicópatas:
1. Principio del riesgo: La admisión en un programa tan específico y elevada intervención debe estar basada en una escrupulosa evaluación de la psicopatía y evaluación del riesgo utilizando medidas como la PCL-R o VRS.
2. Principio de necesidad: La escala VRS es útil a la hora de localizar las necesidades dinámicas sobre las que ha de operar el tratamiento (Por ej., actitud criminal o control emocional y de impulsos).
- Wong y Hare explican los efectos derivados del principio de necesidad que deben de ser de aplicación en el tratamiento de delincuentes psicópatas:
- El tratamiento que este apropiadamente dirigido a disminuir o erradicar los factores criminógenos producirá una reducción del riesgo. Explican, por ejemplo que si existe una distorsión cognitiva que facilita el comportamiento violento de un psicópata, la reducción de la misma influirá en la reducción de la violencia.
- El tratamiento debe abarcar los objetivos de tratamiento ligados a las necesidades dinámicas criminógenas que presenta.
- El cambio en el tratamiento debe medir el cambio en los factores criminógenos identificados.
3.   Principio de responsividad: se requieren ciertas características para aplicar con éxito el tratamiento, como:
- La alianza terapéutica: el vínculo entre terapeuta-paciente y su resultado positivo. Wong y Hare consideran que si bien es irreal intentar establecer lazos de afectividad con el psicópata, la relación terapeuta-paciente debe ser respetuosa para maximizar el beneficio del tratamiento.
- Motivación al tratamiento.
- Carencias en el procesamiento de la información: “El hecho de que una vez que los psicópatas están centrados en determinados comportamientos orientados hacia un objetivo concreto, tiendan a no considerar determinadas señales del contexto, que si bien periféricas, son relevantes (en particular las relacionadas con el castigo) tiene importantes implicaciones para el tratamiento”. Este déficit es un importante factor de responsividad.
o   Bibliografía:
De Lasala Porta, Fernando (2013) “El tratamiento penitenciario de los delincuentes psicópatas”, Premio Nacional Victoria Kent 2013, ISBN: 978-84-8150-310-4, pág. 69
Redondo Illescas, Santiago (2006) “Intervención intensiva con internos autores de delitos violentos y contra la libertad sexual” en CONGRÉS PENITENCIARI INTERNACIONAL: La función social de la política penitenciària Barcelona 2006.
PCL-R: Psychopathy Checklist-Revised de Hare. ; VRS: Escala de Riesgo de Violencia Wong y Gordon
De Lasala Porta, Ob cit. Pág. 72.
De Lasala Porta, Ob cit. Pág. 73.

También te puede interesar