La realidad aumentada, el futuro de la seguridad vial


Por Federico Baudino. (Argentina)
La realidad aumentada es una tecnología en constante desarrollo en distintas disciplinas de rigor científico, y como tales, no quedan excluidas la Criminalística, la Criminología y la Seguridad Vial. Esta última es entendida como un “Conjunto de condiciones que abarcan múltiples factores, que permiten que el transporte viario se realice con el mínimo riesgo de sufrir un accidente y, en caso de que éste se produzca, con las menores consecuencias posibles”. El mínimo riesgo, como objetivo final, conlleva al estudio constante de condiciones de seguridad, desde aquellas que tienen más injerencia en los siniestros viales como la conducción a gran velocidad, el uso del celular, etc, a aquellas que no tienen ese impacto, como lo es, la distracción del conductor al observar el tablero de instrumentos (velocidad, gps, etc) del automóvil. 
La tecnología de realidad aumentada permite vincular el mundo real con el mundo virtual, enriquece la experiencia visual y aumenta el canal de comunicación. Siguiendo este orden de ideas, la empresa Continental, desarrolló la tecnología Head-Up Display con el objeto de reducir la distracción del conductor y aumentar la seguridad del conductor. 
Para visualizar un tablero de instrumentos, sea para ver la velocidad crucero, o la ubicación geoespacial, necesariamente y aunque sea un instante, se tiene que quitar la visión de la vía pública. La vista, necesita adaptarse a una distancia más corta (hacer foco) antes de comenzar el flujo de información. Este proceso se repite cuando se levanta nuevamente el ángulo de visión para readaptarse a una mayor distancia visual y tomar nuevamente en el entorno de tráfico. Este proceso toma tiempo y esfuerzo en la vista, más si sucede con frecuencia. 
Para realizar esta secuencia, se requiere como mínimo, medio segundo cuando se trata de un tablero de instrumentos de un tamaño considerable. Esto significa que cuando los conductores apartan su mirada a una velocidad de 120 km/h la visual de la vía pública se pierde por unos 33 metros la visión de la calzada.
Un head-up display le permite al usuario disponer de la información directamente en la línea de visión, es decir, sobre la vía pública. Los conductores reciben toda la información importante como la velocidad, las señales de advertencia y flechas indicadoras para la navegación, sin necesidad de bajar la mirada para observar el tablero de instrumentos o una pantalla secundaria.
La imagen virtual, no se advierte de manera plana sobre el parabrisas, sino como “flotante” sobre el capó a una distancia aproximada de dos metros, disponiendo una información adicional de tal relevancia que permitirá captar situaciones de riesgo mucho más rápido, por ejemplo, el sistema emite una alerta temprana cuando no hay una distancia prudencial con el vehículo que circula adelante teniendo en cuenta las velocidades de ambos vehículos.
En el año 2010 la empresa Continental, comenzó la producción en serie de la segunda generación de pantallas de visualización frontal, en los automóviles Audi A6 / A7 y A8 Series, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz C-Class. 
La Seguridad Vial es una de las temáticas, que ocupa y preocupa a los gobernantes, quienes tienen el desafío de reducir considerablemente los siniestros viales que implican una de las mayores causas de pérdida de vidas humanas. No caben dudas que con el auxilio de la tecnología, en un futuro próximo, las pantallas frontales de realidad aumentada ayudará a hacer la conducción más segura y confiable.
Referencias: http://continental-head-up-display.com/, “Aspectos criminológicos en materia de seguridad vial” Juan Antonio Carreras Espallardo (coordinador)

Conoce más sobre las utilidades de la realidad aumentada en el proceso penal en http://goo.gl/RvRdzL


También te puede interesar