Conoce el perfil del secuestrador mexicano

Su edad oscila entre los 22 y los 35 años. Proviene de una familia disfuncional, muchas veces es adicto a las drogas. Su ocupación más frecuente es la de comerciante informal o chofer y sueña con integrarse a un sector socioeconómico superior al que pertenece. Es el "genoma" del secuestrador.
Evolución criminal
Los datos indican que en general los secuestradores son jóvenes. En su mayoría no pasan de los 35 años. Antes de iniciar su carrera delictiva suelen trabajar en el sector informal o como choferes.
El primer nivel que escalan en la pirámide de la delincuencia es el del robo a transeúntes. El siguiente paso hacia arriba es el robo a casa habitación. Después se dedican al robo de vehículos y de carga para más adelante dedicarse al robo de transportes de valores y bancos. Después de esta última actividad se asocian con secuestradores, ex convictos, policías o ex policías y forman parte de alguna banda de plagiarios. Algunos de ellos terminan por formar y dirigir sus propias organizaciones.

Según datos de inteligencia de la COMISIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD hay casos que demuestran que en menos de medio año un asaltante callejero llega a convertirse en secuestrador.
En cada uno de los niveles de su evolución criminal, los delincuentes van adquiriendo la necesidad de ejercer mayores niveles de violencia y de utilizar armas más poderosas, por lo que su nivel de peligrosidad va creciendo. Muchas veces esta carrera delincuencial es impulsada por el consumo de drogas.

Fuente: Comision Nacional De Seguridad (México)

No hay comentarios:

También te puede interesar