Conceptualizando los Siniestros Viales desde la Perspectiva de la Criminología Vial

Por Juan Antonio Carreras Espallardo
Hacia un Concepto de Siniestro
Si tenemos en cuenta los tiempos actuales, los avances del tráfico y sobretodo de sus normas, principalmente las penales, con la tipificación de los delitos contra la seguridad vial y otros relacionados con los siniestros viales, el término accidente va dejando de ser correcto para referirse a estos hechos, ya que estamos diciendo que es algo que tiene que ver con el azar o la casualidad y como sabemos tiene poco de fortuito y eventual, sino más bien de evitable y negligente.
En la definición de criminología vial hablamos de siniestro vial y no de accidente de circulación o tráfico, como se defiende en la Orden INT/2223/2014, de 27 de octubre, y por la que se regula la comunicación de la información al Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de Tráfico y anteriormente en la derogada Orden Ministerial del 18 de Febrero de 1993.
J. Stannard Baker, en su famoso manual de investigación de accidentes de tráfico, que ha servido de guía para infinidad de investigadores, define el accidente de circulación como un suceso eventual, producido con ocasión del tráfico, en el que interviene alguna unidad de circulación y como resultado del cual se produce muerte o lesiones en las personas o daños en las cosas. Por su parte el magistrado Miguel López-Muñiz Goñi (2004), en su manual de accidentes de tráfico, lo define como «cualquier evento como resultado del cual el vehículo queda de manera anormal, dentro o fuera de la carretera, o produzca lesiones en las personas o daños a terceros».
Como vemos, es necesaria una redefinición del término más consecuente con la realidad victimal. Los accidentes de tráfico o circulación (hechos de tránsito o hechos viales en países sudamericanos) pasarían a llamarse siniestros de tráfico o viales (suceso vial), con unas características especiales:
● Infracción vial: cuando se producen daños, heridos o fallecidos donde influye el factor humano (delitos contra la seguridad vial, homicidio y lesiones imprudentes);
● Accidente de tráfico: si se debe a factores ajenos al humano, lo cual es raro; por ejemplo, cuando cae un árbol por el viento;
● Agresión vial: existe una intención de dañar, herir o matar. Son delitos comunes de homicidio y lesiones del Código Penal español.

Artículo Completo: Revista Skopein Nº 7, disponible en 


No hay comentarios:

También te puede interesar