Chalecos Balísticos

Por Ma. Helena Pacheco Licea. (Ciudad de México)
El objetivo de los chalecos balísticos, comúnmente llamados “chalecos antibalas”, es la absorción de la energía de los proyectiles deformables, deteniéndolos previamente a la penetración del objetivo.
Los chalecos balísticos están constituidos por dos tipos de materiales: “Kevlar”, siendo ésta una fibra tejida, y “Spectra”, que es una serie de polímeros en capas adheridas por una resina especial, ambos fabricados de polímeros más resistentes que el acero.
Se clasifican en cuatro niveles de protección, según el calibre de las armas y de las características del proyectil:
• Nivel II-A.
Neutraliza los proyectiles de calibres .22 largo y corto, .32, .38 especial, 357 magnum y 9mm., con velocidades superiores a los 360m/s.
• Nivel II.
Neutraliza los proyectiles del nivel IIA, más el proyectil .357 magnum, con una velocidad de 425m/s.
• Nivel III-A.
Neutraliza los proyectiles del nivel IIA, más el calibre 44 magnum y 9mm., con velocidades de 450m/s.
• Nivel III-A PLUS.
Neutraliza los proyectiles del nivel IIIA, más proyectiles con núcleos de acero, con una velocidad de 426m/s.
• Nivel III.
Neutraliza los proyectiles del nivel III-A PLUS, más proyectiles de calibres 7.62mm., 5.56mm., con velocidades superiores a las del sonido de 360m/s.
• Nivel IV.
Neutraliza los proyectiles del nivel III, más calibres de 7.62x51mm., y calibres superiores a 30mm.
Los niveles III y IV incluyen placas de cerámica múltiple, ello con la finalidad de romper el impacto de aquellos proyectiles de mayor tamaño y con mayor velocidad, mismas que son colocadas en el medio de las fibras para proporcionarle mayor resistencia.
La mayor confusión, y quizá la más relevante, se trata de la creencia en que al portar el chaleco balístico, el usuario estará exento de sufrir lesión alguna.
Al impactar el proyectil en el chaleco, quien lo porta puede sufrir diversas contusiones, de mayor o menor grado, todo ello sin la penetración del mismo en el cuerpo.
Esta circunstancia se encuentra condicionada al nivel del chaleco balístico que se vista, es decir, algunas capas del chaleco pueden ser penetradas, pero mientras la bala se deforma, la energía es absorbida por una superficie cada vez mayor a la estructura del chaleco. En este sentido, el chaleco y el usuario absorben la energía del proyectil.

Existen también chalecos diseñados contra el uso de armas blancas, incorporando capas de tejidos sintéticos densos o tejidos sintéticos laminados y componentes metálicos. Los de éste tipo son comúnmente portados por custodios adscritos a las instituciones, establecimientos, en dónde se aplica la privación de la libertad como pena.


No hay comentarios:

También te puede interesar