Características del Secuestrador Psicópata.

Hay relación entre psicopatía y crimen. No todos los psicópatas se dedican al crimen, pero disfrutan dañando a otros. Si un psicópata es un delincuente su comportamiento es atroz. Por lo general el sujeto es amoral, inoculan la culpa (la culpa es del otro), no sienten angustia.
Son manipuladores (tienden a dar vuelta la situación), mentirosos, promiscuos, impulsivos. Necesitan ser activos (hay pocos psicópatas gordos), son hiperquinéticos, tendencia a la hiperagresividad, ausencia de remordimiento, no aprenden de las experiencias pasadas, son refractarios al castigo (no escarmientan), no hay afectos, tienen incapacidad de amar, tienen poco poder de atención y concentración (tienden a atender simultáneamente varias cosas).
La mayoría de los secuestradores tenían hiperconservada la esfera intelectual: “Memoria, Percepción y Juicio de la realidad”.
Comúnmente eran individuos orientados en tiempo y espacio, con un excelente funcionamiento de las facultades mentales.
Por lo general desde los quince años en adelante presentaban antecedentes de características antisociales (robos, huidas, deserción escolar, etc.)
La característica principal del secuestrador es su amoralidad. La personalidad es anómala porque posee una desarmonía intrapsíquicacongénita, posee un inestable equilibrio psíquico sin perder el contacto con la realidad, posee episódicamente reacciones desequilibradas, afectivas, caracterológicas y temperamentales; esto lleva ineludiblemente a un desajuste social.
Su conducta violenta no procede de una crisis sino que sus planes tienen un arreglo perfecto y no duda en usar los medios más brutales.
Se caracteriza por querer aparecer siempre más de lo que es o de lo que vale.
Generalmente acude a la mentira y él mismo las cree. Es teatral, falso y carente de una auténtica afectividad.
Muchos secuestradores se caracterizaba por el contraste entre sus súbitos arranques de ira y sus restantes comportamientos, más bien tranquilo y lento.
Signos de Peligrosidad Grave.
· Impulsividad fuera de lo común.
· Hiper-sensibilidad.
· Historial Violento.
· Consumo de Drogas.
· Agresión física directa.
· Despersonalización o destocolmización.
· Amenaza inminente.
· Mentiras, engaños.
· Desapego a la vida, instinto de muerte.
Ver artículo completo:



También te puede interesar