Características de la escena

Partes de la escena.
Por: Adriana Arteaga (Estado de México)
Normalmente se establecen cuatro áreas para su estudio:
• Epicentro: es el sitio más rico en indicios, en él suelen encontrarse el cadáver, el arma o cualquier otro elemento relevante para la investigación (por ejemplo una caja fuerte n caso de robos).
• Ruta de acceso: es el lugar por donde el delincuente llegó hasta el núcleo de la escena. Casi siempre son puertas, ventanas, pasillos y escaleras. Los indicios hallados en estos lugares son valiosos, porque por lo general los delincuentes prestan más atención a borrar sus huellas en el núcleo que en las puertas de acceso.

• Ruta de escape: es el lugar por donde el delincuente abandona el sitio de los hechos. Se suele suponer que corresponde a la misma ruta de acceso, pero no siempre se da esta conjunción, por lo que el investigador debe suponer al inicio de sus indagaciones que son diferentes. En muchas ocasiones la ruta de escape es rica en indicios, porque en la huída el malhechor suele descuidarse debido al nerviosismo o al temor de ser sorprendido infraganti.
• Área circundante: es un perímetro alrededor de la zona donde es posible encontrar otros indicios. La extensión de esta área depende de las circunstancias de cada caso. Lo ideal es comenzar con una zona amplia que luego se irá delimitando, así se evita la pérdida de indicios que se encuentren alejados del núcleo.
Estas áreas son aplicables a todas las escenas o lugares donde se encuentren indicios. Siempre habrá un elemento central, una ruta de acceso o de escape y un área circundante.

Enciclopedia CCI Tomo I Criminalística, Sigma Editores.

No hay comentarios:

También te puede interesar