Teoria Psicológica-Criminal. (1ra. Parte)

Lic. Carlos Alberto Vila Maciel (Aguascalientes, México)
La teoría psicoanalítica de Jacques Lacan, creo que es un poco más complicada que la establecida por Freud, he leído varios artículos sobre su vida y obra y verdaderamente la que más me concibió la interpretación del mismo fue la escrita y analizada por Hilda Marchiori, que a continuación tratare de explicar.
Para Lacan existen o señala la importancia de lo real, lo imaginario y lo simbólico dentro de su teoría del psicoanálisis; lo real dice el autor, supone el uso simultáneo de dos funciones correlativas, la función imaginaria y la función simbólica, lo real, creo yo, se relaciona directamente con el “Yo” establecido por Freud, ya que a mi entender, es lo material que se exterioriza. En cuanto a lo imaginario, lo ejemplifica en el sentido de desde el niño el individuo establece un juego de identificaciones, espera ser reconocido por el otro, en tratar en una lucha de prestigio, para definirse tiene que hacerlo a través de los ojos de sus semejantes, que es lo que trata en su teoría del espejo, cuando el niño se ve frente al espejo los movimientos que él realiza, el espejo los imita, de tal manera que siente que hay una comunicación, Lacan plantea que el ser humano se va a estructurar en la mirada del otro y que nosotros somos lo que somos porque fuimos mirados de una determinada manera fuimos tocados de otra manera y entendieron nuestro mensaje, es básicamente a lo que se refiere en su característica de lo imaginario. Hablando en el sentido simbólico, Lacan lo relaciona con el sistema que está regido por una ley establecida, lo ejemplifica en base a una ley del lenguaje, del de la cultura, yo le aumentaría una ley social, basado en lo anterior esto lo relaciono con el “Súper Yo”, analizado por Freud, ya que ambos se rigen por ciertas normas sociales-conductuales previamente establecidas.
Para Lacan, la coexistencia de lo simbólico, lo imaginario y lo real, es lo que rige la relación del sujeto con otro sujeto y es su desorganización la que produce los efectos psicóticos. Lacan realiza un estudio del crimen de las hermanas Papin, Christine y Lea Papin, mediante el cual nos aclara la dinámica de las conductas agresivas de estas personalidades.
Cuenta a grandes rasgos que ambas hermanas eran trabajadoras domésticas de una familia cuyo padre era abogado, para las personas que conocieron a dichas hermanas, las definen como muy trabajadoras, ordenadas y responsables de su trabajo, con conductas normales, cierto día, una de las hermanas provoca de manera no intencionada un corto circuito en la casa donde trabajan, no estando presentes dos miembros de dicha familia, la madre e hija, las cuales ya habían mostrado, dice Lacan, un cierto descontento con las hermanas Papin derivado de problemas menores y sin mucha importancia, al estar en tal situación, creo yo, les acarreo a las hermanas Papin un descontrol emocional severo, al grado que cuando regresaron a casa la madre e hija, cada una de las hermanas se lanzaron sobre cada una de ellas cometiendo el homicidio pero de una manera pulsional, es decir en base al “Ello”, cuenta el autor que les sacaron los ojos de la cara, para después asesinarlas, pero no bastando lo anterior, les aplastan la cara, ponen sus genitales al descubiertos, tajean profundamente los muslos y las nalgas de una de ellas para rociar la sangre las de la otra víctima, relata, que luego lavan los instrumentos, se limpian ellas mismas y se acuestan en la misma cama.

También te puede interesar