Sociología Jurídica y Filosofía Jurídica

Por José Javier Medina Flores (Puebla, México)
La evolución, multiplicación y variedad de las conductas dentro de un entorno social y contexto espacio-temporal, son los elementos que contribuyen a la aparición fáctica del Derecho. Es de esta forma que el estudio de las personas y las conductas que emanan de ellas para la construcción de un marco normativo son las causas de atender a su estudio. Analizando simultáneamente las múltiples finalidades de la norma y cuáles de estas se cumplen y cuáles son sometidas a una amplia ilegitimidad.
Comprendiendo a la sociología como aquella pieza que forma parte de las denominadas ciencias sociales, la cual es la encargada del estudio de todos los fenómenos masivos creados por la interacción social de los seres humanos en un contexto histórico y cultural. Se puede determinar que el inicio de la sociología como ciencia a inicios del siglo XX es asociado directamente a Auguste Comte, mejor conocido como el padre de la sociología. De tal forma, la Sociología Jurídica como extensión de la sociología general se entiende como el movimiento que intenta descubrir las razones sociales que dieron lugar a la creación del derecho y los efectos posteriores y consecuentes que el mismo Derecho produce en las conductas.
Desde otra perspectiva, la Filosofía del Derecho es comprendida como una división de la propia filosofía como de la ética, la cual es la encargada de estudiar todos los fundamentos filosóficos que conducen a la creación y empleo del Derecho. Por Filosofía del Derecho o Filosofía Jurídica podemos entender como una manera diferente de provocar o practicar un acercamiento diferente hacia el estudio del hecho jurídico.
Si bien la aparición de la Sociología general inicia a principios del siglo XX, no es sino Emile Durkheim quien lleva a escena a la Sociología Jurídica, estableciendo que: “la moral de cada pueblo está en relación directa con la estructura del pueblo que la práctica” comprendiendo a esta como aquella rama de la sociología general que estudia directamente los problemas, participación, objetivos y cualquier relación existente entre el Derecho y el marco social; las nociones que llevan a la creación del Derecho a través de sucesos cotidianos y los posibles efectos que tiene el Derecho en las modificaciones conductuales una vez entrado en vigor.
Dentro de este sistema de convivencia social las faltas que van en contra a la legalidad de una norma se solucionan mediante la aplicación de las mismas, he ahí el nacimiento de la frase de los romanos “ubi societas ubi jus” la cual, una vez traducida diría “donde hay sociedad hay derecho”.
Los diferentes aportes y conocimientos que la Sociología Jurídica puede otorgar a los estudios del Derecho son en sí mismos, un eje fundamental para la utilidad en redacción y resultados. De esta manera se puede garantizar el aseguramiento de la legitimidad ciudadana y al mismo tiempo el cumplimiento total de la norma jurídica.
Inicialmente el objeto específico de la Sociología Jurídica parte o hace mención de su génesis en la reproducción de comportamiento:
a) Como consecuencias de la norma jurídica
b) Como efecto de la norma, también conocido como un problema de control social
c) En relación directa y funcional con los comportamientos que se actualizan
Por otro lado el estudio de la Filosofía del Derecho es de suma importancia y menester para abordar con interés el punto de vista humanístico en el Derecho. Es de esta manera que cualquier sociedad constituida legalmente cuenta con un sistema de normas, las cuales tratan de regular las conductas sociales y se encuentran establecidas dentro de un marco normativo escrito.
Tomando a consideración la postura filosófica, se trata de sublimar algunos aspectos pertenecientes al Derecho y que son de relevancia social; la reconsideración a los derechos naturales del ser humano. Con esta manera de abordar los problemas de la colectividad se trata de introyectar nuevamente un sentido y perspectiva humanista al Derecho, su creación y de la misma manera, su aplicación.
Es entonces cuando las razones por las cuales es creada una norma y la eficacia de estas son el meollo a tratar. El Derecho como constructo humano, no se encuentra exento de fallos y aberraciones; el Derecho es manipulable. Es mediante este proceso que cuando la esencia filosófica entra en acción tratando de ahondar sobre los diversos factores que se ven sometidos a participación desde inicios de la creación de la norma, en su sanción y hasta la aplicación, con la intención de provocar un pluralismo jurídico, es decir, la descentralización del poder sobre un solo marco normativo.



No hay comentarios:

También te puede interesar