¿Qué es la Criminología Vial?

Jose María González y Juan Antonio Carreras Espallardo (España)
Antes de profundizar en la definición de criminología vial, vamos a definir los dos conceptos (criminología y seguridad vial) por separado para poder comprender mejor a posteriori cuál es su significado en común y su campo de actuación.
LA CRIMINOLOGÍA es la ciencia que estudia el delito como fenómeno social e individual, e incluye básicamente el estudio de sus causas y la medición de su extensión; a la vez, que contribuye de forma decisiva a las formas de control y prevención del delito, o sea, a la Política Criminal (Serrano Maillo, 2009). Pero la criminología no solo se centra en la delincuencia en sentido estricto sino que también actúa sobre las conductas antisociales y la reacción que provocan en el medio, lo que se conoce con el nombre de "comportamiento desviado". Entonces, la criminología se ocupa del estudio y la prevención de los comportamientos delictivos y desviados, de las formas de control social (formal e informal) y de la reacción social frente a estos comportamientos. El concepto más extendido y estudiado es el de “ciencia empírica (de la práctica) y multidisciplinar, que tiene por objeto el estudio del crimen, del delincuente, de la víctima y del control social del comportamiento desviado del individuo”, nace con la finalidad de conocer, dar información real de esos objetos de estudio, intenta averiguar cuál es el origen, la etiología, el desarrollo y las variables que intervienen en el fenómeno criminal. Aporta conocimientos, si son verificados, sistemáticos y ciertos, porque en el método de estudio predomina más lo práctico que lo normativo. En el estudio de la siniestralidad vial, la criminología, basada en una nueva disciplina de criminología vial, trata de ofrecer soluciones prácticas, en base a experimentos reales y a la observación, desarrolladas en la carretera, tanto urbana como interurbana, para tratar de reducir el número de siniestros viales y por ende, de víctimas.

Y la SEGURIDAD VIAL como un “Conjunto de condiciones que abarcan múltiples factores (institucionales, legales, normativos, de infraestructura, factor humano, vehículo y asistencia de servicios de emergencia y médicos), que permiten que el transporte viario se realice con el mínimo riesgo de sufrir un accidente y, en caso de que éste se produzca, con las menores consecuencias posibles”.
Y la podemos desglosar en sus cuatro tipos:
1. La Seguridad Vial Primaria: pretende evitar que se produzca el siniestro vial, e implica, estrategias, intervenciones y medidas dirigidas hacia la prevención; socializando al conductor y demás usuarios de las vías.
2. La Seguridad Vial secundaria: tiene como objetivo minimizar consecuencias en caso de que se produzca el siniestro, interviniendo en la estructura de la red viaria y en las medidas de seguridad de los vehículos.
3. La Seguridad Vial Terciaria: está constituida por aquellas estrategias y/o intervenciones que se ponen en práctica una vez ocurrido el siniestro vial.
4. La Seguridad Vial Cuaternaria: encaminada a la atención de las victimas (ya sean primarias o secundarias y a la reinserción de las mismas en la sociedad.
La clasificación expresada anteriormente, está actualmente consolidada y es usada cotidianamente en el campo de la educación y seguridad vial, pero no contiene nada en lo relativo a la reeducación y reinserción del conductor, y no se le puede englobar en ninguno de los cuatro puntos expuestos en la definición.
Podríamos incluirle en la seguridad vial primaria, pero no sería del todo correcto, ya que el conductor está socializado vialmente, pero esa socialización es errónea o incorrecta, y necesita otro tipo de intervención con él, para que pueda integrarse de nuevo en la sociedad vial y convivir en ella de forma responsable.
Por eso proponemos un quinto punto a la clasificación mencionada:
5. La Seguridad Vial Quinaria: encaminada a la reinserción y reeducación del conductor antisocial y desviado.
Según la clasificación dada (incluidos los cinco puntos), observamos -exceptuando el punto número dos- como el factor humano es el predominante y causante de todos ellos (Figura 1), por tanto la criminología juega un papel fundamental y puede intervenir en los puntos antes referenciados y así como ciencia multidisciplinar intentar, en primer caso, prevenir, continuando después por minimizar las consecuencias y ayudar tanto a la víctima como al victimario.
Figura 1: factores que causan los siniestros viales. (Juan Vecino Manibardo, 2012).
Por todo lo anterior podemos definir la CRIMINOLOGÍA VIAL como:

Una disciplina criminológica encaminada al estudio y prevención de los delitos contra la seguridad vial, y a la resolución de todo conflicto que surja tras un siniestro vial; actuando sobre los comportamientos delictivos o desviados dentro de las vías, a la restitución de la víctima a su estado original; haciendo hincapié en las formas de control social, tanto formal como informal y a la reacción social que causan los siniestros viales.


No hay comentarios:

También te puede interesar