Grafoscopía - Principios Científicos y Leyes de la Escritura

Por: Adriana Arteaga, Estado de México.
PRINCIPIO: “Las leyes de la escritura, son independientes de los alfabetos utilizados”.
PRINCIPIOS CIENTIFICOS DELA GRAFOSCOPIA: Félix de Val Latierro, en su obra “Grafocrítica”, menciona diez principios científicos en los cuales la Grafoscopía se apoya y son:
1. El alma y el grafismo están en relación permanente de causa y efecto.
2. El alma es un complejo infinito, y así como no hay almas iguales, tampoco existen dos grafismos iguales.
3. El complejo anímico, se modifica por el complejo fisiológico, tonalidad nerviosa, muscular, glandular, el cual, reviste igualmente, una variedad infinita, por lo que resulta, si así puede decirse un infinito modificado por otro infinito.
4. El complejo anímico y la tonalidad general fisiológica detienen o determinan la fisonomía del escrito, independientemente del órgano que la ejecuta, si este está adaptado a la función (ambidiestros, zurdos, reeducados, escritura con los pies o con la boca) independientemente del alfabeto empleado.
5. Los estados de conciencia pasajeros o permanentes repercuten en el grafismo, así como, las variaciones de la tonalidad general.
6. La escritura es inicialmente un acto volitivo (de voluntad), pero con predominio posterior casi absoluto del subconsciente, lo que explica la permanencia y fijeza de las peculiaridades graficas.
7. No se puede simular la propia grafía, sin que se note el esfuerzo de lucha contra el subconsciente.
8. Nadie puede disimular simultáneamente todos los elementos de su grafía, ni siquiera la mitad de ellos.
9. Por mucho que lo pretenda el falsificador o disimulador, es imposible en escritos extensos que el subconsciente no juegue alguna mala pasada, revelando la verdadera personalidad del escrito disimulado.
10. No todos los signos gráficos tienen el mismo valor. Los más importantes son aquellos que son invisibles o poco aparentes, pues son los que escapan lo mismo a la imitación que el disimulo.

LEYES DE LA ESCRITURA
-Primera ley: el gesto gráfico está sometido a la influencia inmediata del cerebro, el órgano que escribe no modifica la forma de aquella, si funciona normalmente y está lo bastante adaptado a su función.
-Segunda ley: cuando uno escribe el “Yo” está en acción, pero el sentimiento casi inconsciente de esta actuación, pasa por alternativas continuas de intensidad y debilidad. Adquiere el máximo de intensidad cuando tiene que realizar un esfuerzo, es decir, en los comienzos; y el mínimo cuando el movimiento de la escritura viene secundado por el impulso adquirido, o sea, en los finales.
-Tercera ley: no se pueden modificar voluntariamente en un determinado momento, la escritura natural, más que dejando en su trazado la marca del esfuerzo hecho para obtener el cambio.
-Cuarta ley: el que escribe en circunstancias en que el acto de escribir es particularmente difícil, traza instintivamente o bien letras que son más habituales o formas sencillas y fáciles de construir.
-Quinta ley: cada individuo posee una escritura que le es propia y que se diferencia de los demás.
Apuntes de Grafoscopía.




También te puede interesar