El 1er legado de Sherlock Holmes: El Detective Privado

El día en que Sherlock Holmes se especializó en criminalística, el teatro perdió un magnífico actor y, la ciencia, un agudo pensador”.
John Watson - Estudio en Escarlata.

Carla Pérez Portalés.
Criminóloga.
Detective Privado en proceso.

En las últimas décadas, la sociedad ha evolucionado a tal velocidad de vértigo que ha propiciado la aparición de nuevas formas de delincuencia desconocidas en tiempos pasados. Por ello, los detectives privados se han visto en la necesidad de anticiparse a todo lo que tiene que venir para poder posicionarse como auténticos expertos en la obtención, manejo y difusión controlada de la información que pueda ser usada para probar la existencia de unos hechos contrarios a las leyes.

Aunque muchas personas piensen que la profesión del Detective Privado solo existe en la literatura o en las películas, ha de saber que la realidad siempre supera la ficción. Además de alma, hay que tener una formación adecuada y una habilitación legal.
El Detective Privado es aquella persona física legalmente capacitada que realiza investigaciones de carácter confidencial para personas físicas o jurídicas, un profesional cualificado para la obtención de datos y pruebas de interés que aportará y ratificará ante los Tribunales.

 En España, la profesión del Detective Privado se encuentra regulada por la Ley 23/1992, de 30 de Julio, de Seguridad Privada (LSP) y por el Real Decreto 2364/1994, de 9 de Diciembre, del Reglamento de Seguridad Privada.

Dentro de ésta, el Artículo 19.1 de la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada (LSP) establece las funciones que pueden ser ofertadas y prestadas profesionalmente por los Detectives Privados: obtener y aportar información y pruebas sobre conductas o hechos privados; investigar delitos perseguibles sólo a instancia de parte por encargo de los legitimados en el proceso penal; y vigilar ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos.

A estos efectos , se considerarán conductas o hechos privados los que afecten al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados.

Para el desarrollo de las funciones de Detective Privado, se debe estar en posesión de la correspondiente habilitación del Ministerio del Interior. La habilitación será documentada mediante la correspondiente Tarjeta de Identidad Profesional (TIP), expedida por la Dirección General de la Policía.

La LSP, en su Artículo 10, establece cuáles son los requisitos generales que deben reunir los aspirantes a Detective Privado para obtener la habilitación o licencia:

1. Ser mayor de edad.
2. Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.   
3. Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las mismas.
4. Carecer de antecedentes penales.
5. No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del secreto a las comunicaciones y de otros derechos fundamentales en los cinco años anteriores a la solicitud.
6. No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente, por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
7. No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
8. No haber ejercido funciones de control de las entidades, servicios o actuaciones de seguridad, vigilancia o investigación privada, ni de su personal o medios, como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores a la solicitud.
9. Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios para el ejercicio de las respectivas funciones.
10. Estar en posesión del título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
11. Estar en posesión de diploma de detective privado, reconocido a estos efectos en la forma que se determine por Orden del Ministerio del Interior y obtenido después de cursar las enseñanzas programadas y de superar las correspondientes pruebas.


o   Bibliografía:
Colegio Oficial de Detectives Privados de la Comunidad Valenciana. Disponible en: http://www.colegiodetectives.org/
España. Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada. Boletín Oficial del Estado, 05 de Abril de 2014, núm. 83, pp. 28975-23024.
MARTÍNEZ BOIX, J. V. (s.d.) “El detective privado en la legislación procesal civil y penal española.” 

No hay comentarios:

También te puede interesar