Aplicación Actual de los Sistemas Biométricos


Por Juan Carlos Alegretti
Los Sistemas Biométricos dependen de algoritmos computacionales, pudiéndoselos definir como un conjunto preescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permiten realizar una actividad, mediante pasos sucesivos que no generen dudas. Dados un estado inicial y una entrada, con el seguimiento de pasos sucesivos se llega a un estado final y se obtiene una solución. Los distintos tipos permiten a través de la asignación automática de valores lumínicos (luz - no luz), marcar las principales características de la muestra, mediante la utilización de vectores dentro de un array o matriz de bits que, generalmente en filas y columnas, señalan sistemáticamente los datos a referenciar, registrando los elementos de real valía propios de cada sistema y luego por comparación, suministrarán un listado con un alto porcentual de coincidencias. Según los umbrales de sensibilidad de aceptación o rechazo que se establezcan para el sistema, éste dará listados con un solo identificado o varios posibles.
Para la toma de características, dependen de los dispositivos de captación o escáneres de distintas tecnologías, para poder afrontar los posibles ataques fraudulentos a los mismos. Así hay ópticos a través de juegos de lentes; capacitivos con sensores electromagnéticos que captan la diferencia de capacidad, es decir, la impedancia de la piel (cociente entre tensión e intensidad); ultrasónicos por medio de un barrido de ondas, entre otros, que en prevención de fraudes, tienen las capacidades de penetrar el latex u otros materiales llegando a la huella real del usuario; miden temperaturas corporales y son sensibles al sudor de un ser vivo; parámetros estáticos-dinámicos como los latidos del corazón y la reflexión de la luz en sangre para determinar su longitud característica.
El sistema está preparado para la captura de datos; verificación; validación; encriptado, registración de información: emisión de documentos y claves públicas y privadas; recuperación de información; desencriptación; comparación y validación.
De esta manera, de una forma relativamente simple, es posible capturar en forma automática imágenes de un documento en distintas longitudes de onda; registrar y comprobar sobre una base de datos encriptados en un chip portante en tiempo real y de surgir dudas al sistema, avisar a las autoridades para un control personal. Estos dispositivos pueden ser fijos o móviles. Estos últimos tienen la ventaja de ser fácilmente transportables, versátiles, de gran autonomía operatoria, recargables con fuentes de luz estándar, incluso desde el encendedor de un auto o de una batería. Los fijos emplazados con la totalidad de la tecnología disponible, no tienen ningún impedimento. Con ellos, es posible efectuar: vigilancia superior que permite el contralor y pase sólo de personas autorizadas; acceso y control efectivo, tanto de entrada como de salida; control de fronteras, inmigración y migración; detección de criminales o personas buscadas; seguridad ante la producción de hechos, contralor vehicular, tanto de patentes, personas y componentes, a través de escaneos.
Artículo Completo: Revista Skopein Nº 5


No hay comentarios:

También te puede interesar