El arte del profiling: la técnica del perfil criminológico

Carla Pérez Portalés Criminóloga

(Imagen de la estructura de la metodología integradora inductiva y deductiva de elaboración del perfil criminológico de Jiménez (Jiménez, 2011).)

“Escribir la historia de la identificación es escribir la historia de la criminología." Edmond Locard

Evocando a Edmond Locard y a su principio de intercambio, siempre que dos personas u objetos entran en contacto en la escena de un crimen, éstos transfieren parte del material que incorporan entre ellos de manera recíproca. Para los perfiladores, las decisiones y los actos que toma un criminal, es decir, el significado que ha querido expresar con el crimen que ha cometido constituyen las huellas psicológicas o de comportamiento de ese individuo.

El perfil criminológico es la técnica de investigación criminológica mediante la cual pueden llegar a identificarse las principales características de relación social y de comportamiento de determinados delincuentes basándonos en las evidencias y analizando la escena del crimen y, sobretodo, viendo de qué manera se han cometido una serie de crímenes.

En 1888 data el primer perfil criminológico de la historia, cuando el Coronel Wyne E. Baxter solicitó al Dr. Thomas Bond que esbozara una impresión personal sobre el criminal que estaba llevando a cabo los 5 asesinatos en Whitechapel que eran obra del conocido como Jack el Destripador.

Para la realización de un perfil criminológico es importante analizar los métodos de aproximación, ataque y de control; al igual que el estudio de la víctima, sus características, el modus operandi, la firma y la escena del crimen.

En primer lugar, el objetivo del perfil criminológico en una investigación policial tiene dos objetivos generales, que son aportar información sobre el autor/es del crimen, y evitar el bloqueo de la investigación policial aportando hipótesis y nuevas líneas para investigar. 

En segundo lugar, el objetivo del informe criminológico en un tribunal penal es ayudar a la mejor comprensión de los hechos por parte del juez, y asistirle para que disponga de la mayor información posible con objeto de que adopte las medidas idóneas en el caso que está siendo considerado.

Con este fin, el criminólogo emplea sus conocimientos y técnicas y procura dar sus valoraciones y recomendaciones apelando a los criterios de la evidencia científica.

En la práctica, en el contexto forense el informe versa sobre dos ámbitos bien definidos. El primero, es el de la investigación de los hechos. Aquí el criminólogo asiste al juez instructor o al competente para resolver la causa en el esclarecimiento de las circunstancias del caso investigado. El segundo ámbito, es el de la consideración de las medidas cautelares, la pena y su ejecución.

Con todos los datos y análisis realizados, se consigue información suficiente para presentar un perfil criminológico al equipo de investigación. Para ello, se recomienda que la estructura del informe criminológico sea la siguiente:

EL INFORME CRIMINOLÓGICO EN EL CONTEXTO FORENSE

1. Persona o Entidad que solicita el informe.
2. Objeto del Informe Criminológico.
2.1 Definición operativa: la pregunta de investigación.
Referencia a la evidencia científica relevante para el objeto del peritaje.
4. Método.
4.1 Estrategia de investigación del objeto del informe.
4.2 Instrumentos o material empleado.
4.3 Contexto temporal.
4.4 Procedimiento seguido.
5. Resultados (repetir si hay diferentes preguntas u objetos)
5.1 Resultados de cada estrategia de investigación / instrumentos.
5.2 Conclusiones con respecto a la pregunta formulada.
5.3 Valoración final acorde con los resultados esperados; limitaciones y precauciones a tener en cuenta.
6. Referencias y otras fuentes.

Finalmente, el trabajo del perfilador, como el de cualquier técnico del equipo de investigación, debe ser organizado, meticuloso, sistemático y profesional con un gran esfuerzo de síntesis, análisis e integración de los datos que se han obtenido a lo largo de toda la investigación policial.


Bibliografía:

  • Climent, C., Garrido, V., Guardiola, J. (2012) “El informe criminológico forense. Teoría y práctica”. Tirant lo Blanch.
  • Garrido, V. (2012) “Perfiles criminales. Un recorrido por el lado oscuro del ser humano”. Barcelona: Ariel.
  • Jiménez, J. (2011). “Manual Práctica del Perfil Criminológico. Criminal Profiling”. Valladolid: Lex Nova.

No hay comentarios:

También te puede interesar