Distancia de disparo. Parte 1


Por Lucía Bort Lorenzo



No se puede establecer con una precisión exacta la distancia del disparo, sino que siempre se hablará de aproximación. Se distinguen cuatro tipos de disparos, si nos encontramos ante un proyectil único, que se explican a continuación. Además, también existe el caso de que haya un disparo múltiple.

Disparo a Bocajarro: También llamado “Disparo de Contacto” o “Disparo con Arma Abocada”, porque es el disparo que se realiza  con la boca de fuego en contacto directo con el cuerpo de la víctima. Las características de este tipo de disparos son:-     
     El orificio de entrada tiene forma estrellada. Esto es llamado “Golpe o Boca de Mina o Efecto de Hoffman”. El Efecto Hoffman se produce cuando debajo de la piel se encuentra de manera inmediata el plano óseo. En el disparo a bocajarro la herida también presenta los bordes de la herida desgarrados, irregulares y ennegrecidos por la pólvora quemada. El orificio es superior al calibre de la bala  y a veces aparecen arrancamientos cutáneos extensos.
-          Hay una expansión interna de los tejidos biológicos y existen arrancamientos cutáneos producidos por los gases.
-          Las superficies internas aparecen con residuos ennegrecidos formados principalmente de humo y partículas metálicas.
-          Penetración de Monóxido de Carbono (CO) en la herida a causa de la combustión de la pólvora.
-          Se produce un aro de ahumamiento alrededor del orificio de entrada cuando el disparo se produce sobre el cráneo. Esto es denominado “Signo de Benassi o Escarapela de Simonín” y se produce normalmente en las personas que se han suicidado mediante un disparo en el cráneo. Mientras que el Efecto Hoffman se producía a causa de los gases, el Signo de Benassi surge por los humos que se depositan en los planos subcutáneos.

Disparo a Quemarropa: La distancia a la que se produce el disparo está dentro del alcance de la llama y no suele ser superior a 30 centímetros. Las características de este tipo de disparo son:

-          El orificio de entrada, normalmente, tiene forma circular u oval.
-          En el orificio de entrada existe siempre el collarete erosivo y, en numerables ocasiones, la cintilla de limpieza, excepto cuando el proyectil ha penetrado anteriormente en otra superficie dejando allí adheridas las impurezas que llevaba.
-          Se forma una aureola de quemaduras por la llama y la piel queda apergaminada y de un color oscuro-amarillento por alrededor.
-          Se forma un tatuaje denso y ennegrecido que estará formado por el depósito de humo, los granos de pólvora incrustados, partículas metálicas y otras impurezas del proyectil. Si el tatuaje es negro indicará que se ha utilizado pólvora negra, que actualmente es menos utilizada. 




No hay comentarios:

También te puede interesar