Delitos Económicos. Delitos de cuello blanco


Por Wakinaki PL Cádiz
Según la ONU, se definen como “cualquier delito no violento que da lugar a una pérdida financiera.” Los individuos y organizaciones cometen estos actos para obtener dinero, propiedades o servicios; para evitar el pago o pérdida de dinero o servicios; o para asegurarse ventajas personales o comerciales”.
Podemos distinguir el delito de cuello blanco individual que se produce cuando se cometen delitos para promover intereses personales. Se trata de delincuencia patrimonial y en ella encontramos delitos tales como estafas, apropiaciones indebidas y delitos fiscales. Igualmente podemos hablar de delito Organizacional de cuello blanco (colectivo) que se produce cuando los ejecutivos corporativos cometen actos delictivos en beneficio de su empresa mediante la sobrecarga o la fijación de precios, publicidad engañosa, etc. Son delitos de los poderosos y aquí podemos encontrar delitos contra los consumidores, medioambientales, contra los mercados y delitos de corrupción.
Generalmente el delincuente de cuello blanco es una persona socializada, no marginal ni enferma sino integrada en la sociedad (algunos sobresocializados), pertenecientes a clases altas o de gran poder económico. Su fin es conseguir el éxito y actúa grupalmente dentro del seno de una organización.
Estas características complementan las enunciadas por Sutherland y sus seguidores:
Utiliza su condición social para insertarse en el ámbito dentro del cual realizará  el hecho delictivo y se maneja con la credulidad o ignorancia de la víctima, por conocer la forma de realizar el ilícito bajo una apariencia legal.
El hecho criminal, no posee una trascendencia importante dentro de la sociedad, como puede ser un asesinato y posee la confianza natural de la sociedad hacia una persona debido a su posición política, social o económica.
Es respetado y genera la confianza que le abre las puertas a datos y lugares que a otros de diferente condición social, se le negaría.

Existe una escasa visibilidad del delito. El delincuente de cuello blanco realiza un golpe indirecto, sin tener contacto con su víctima.


No hay comentarios:

También te puede interesar