¿Qué es un delito de estragos?



Por Wakinaki Pl Cádiz

Recientemente todo el mundo ha oído hablar del delito de estragos tras lo ocurrido hace unos días cuando un individuo empotraba su vehículo, con dos bombonas de butano en su interior, contra la sede del Partido Popular en Madrid.
¿Sabemos realmente en qué consiste dicho delito y donde viene regulado en el Código Penal Español?
La Real Academia de la Lengua Española nos define estrago como “daño hecho en guerra, como una matanza de gente, o la destrucción de la campaña, del país o del ejército. Ruina, daño, asolamiento”.

El Código Penal tipifica esta conducta en el artículo 346 apartado 1º, donde dice textualmente Los que, provocando explosiones o utilizando cualquier otro medio de similar potencia destructiva, causaren la destrucción de aeropuertos, puertos, estaciones, edificios, locales públicos, depósitos que contengan materiales inflamables o explosivos, vías de comunicación, medios de transporte colectivos, o la inmersión o varamiento de nave, inundación, explosión de una mina o instalación industrial, levantamiento de los carriles de una vía férrea, cambio malicioso de las señales empleadas en el servicio de ésta para la seguridad de los medios de transporte, voladura de puente, destrozo de calzada pública, perturbación grave de cualquier clase o medio de comunicación, perturbación o interrupción del suministro de agua, electricidad u otro recurso natural fundamental incurrirán en la pena de prisión de 10 a 20 años, cuando los estragos comportaran necesariamente un peligro para la vida o integridad de las personas.”.
                                 
Dicha acción es lo que se conoce en derecho como un delito de resultado, realizado con dolo y caracterizado por ocasionar daños importantes a través de medios poderosos. Para la comisión del mismo hay que tener en cuenta dos circunstancias: “La utilización de medios de gran poder destructivo capaces de causar la destrucción de determinadas instalaciones o los específicos efectos que se expresan en el precepto, y - como novedad del tipo vigente- la creación de un peligro para la vida o integridad de las personas, que debe encontrarse ínsito en la acción ("comportaren necesariamente", especifica el precepto). Se trata, pues, de un tipo mixto de resultado (daños materiales) y de peligro (de la vida o integridad), generado éste, precisamente, por la acción destructiva, siendo necesario que el riesgo de muerte o lesiones para las personas esté abarcado por el delito del autor, al menos a título eventual”.

A día de hoy, el autor de dicha acción se encuentra en prisión preventiva y será el Juzgado de Instrucción el encargado de llevar la causa ya que la propia Audiencia Nacional ha descartado que se trate de un delito de terrorismo cuya competencia si le competería.
Cuestión aparte es la esquizofrenia que padece el hombre que cometió dichos hechos ya que podemos encontrarnos ante una causa atenuante o incluso eximente de responsabilidad penal.

FOTO: Vozpopuli.com

***BIBLIOGRAFÍA:

-          Código Penal Comentado “El Derecho”. Autores: Excmo. Sr. Don Jacob López Barja de Quiroga, Ilma. Sra. Doña Ana Belén Alonso González e Ilmo. Sr. Don Miguel Ángel Encinar del Pozo. 

No hay comentarios:

También te puede interesar