FOTOGRAFÍA (PARTE 2): FOTOGRAFÍA DE IDENTIFICACIÓN


Por LUCÍA BORT LORENZO

Una gran parte de los policías utilizan la fotografía como medio de identificación personal más rápido, y aunque no es el más fiable porque las personas pueden enmascarar su aspecto, sí que es el más práctico y operativo. 
La fotografía policial contiene el frente y el perfil. Esto es porque existen elementos menos cambiantes y en los que se fija el identificador, entre los que destacan el dibujo de las cejas, el mentón, el perfil de la nariz y el dibujo de la oreja.
En ocasiones, la fotografía del rostro de una persona, puede no ser suficiente para una rápida identificación, por ello, en fotografías de delincuentes de especial peligrosidad se suele completar con algunas anotaciones como la talla aparente, color de pelo, color de ojos y cualquier otra circunstancia que le individualice, así como cicatrices, tatuajes…etc. Como se ha mencionado, hay rasgos que se pueden enmascarar con gafas de sol, bigotes y barbas, pasamontañas…etc., sin embargo, la estatura y la complexión, que no suelen pasar desapercibidos son difíciles de cambiar. Lo mismo ocurre con los tatuajes, que el delincuente, en muchas ocasiones, exhibe como signo de valor, distintivos de su rango criminal, sobretodo en el seno de organizaciones criminales. 
La RESEÑA FOTOGRÁFICA, que actualmente se obtiene por los Servicios de Identificación del Cuerpo Nacional de Policía, está integrada por cuatro fotogramas que se positivan sobre una tira de papel de 6x18cm:

- Primer Fotograma: Tarjetilla en la que constan lugar y fecha de la reseña, número de orden, color de ojos, talla aparente, fecha de nacimiento, perfil de la nariz y frente, mentón y dibujo de la oreja.

- Segundo Fotograma: Perfil derecho del detenido y se ponen de manifiesto aquellos rasgos más perdurables del sujeto.

- Tercer Fotograma: Sujeto de frente, y en él se observa el dibujo de las cejas, el mentón y posibles asimetrías que le individualicen.

- Cuarto Fotograma: Llamado de posición natural, ya que reproduce el semiperfil izquierdo del individuo. 

Esta reseña se realiza a una escala aproximada de 1/8 que permite conocer por ampliación los rasgos del individuo a tamaño natural. Y se completa con una fotografía de cuerpo entero. 
Las reseñas obtenidas se clasifican por edades y por especialidades delictivas.
Cabe mencionar que la fotografía para la identificación de cadáveres es básicamente la misma, con la diferencia de la falta de aspecto vital, hecho que es un inconveniente para la identificación. 

Por todos estos detalles la fotografía de identificación es tan importante. Aunque necesita ser contrastado por otras técnicas, como la Dactiloscopia, puede hacer que una investigación avance mucho por tener la imagen del posible delincuente.

No hay comentarios:

También te puede interesar