FOTOGRAFÍA (PARTE 1): FOTOGRAFÍA PERICIAL


LUCÍA BORT LORENZO

Este artículo constará de tres partes y se hablará de tres campos importantes de la fotografía que se aplican a nuestro ámbito: La Fotografía de Identificación, Fotografía Aplicada a Investigación de Delitos y La Fotografía como Prueba en Informes Periciales.

En esta primera parte, a petición de algunos de nuestros seguidores, hablaremos de la Fotografía como Prueba en el Informe Pericial.

La actividad del Criminólogo va encaminada a aportar datos al Juez sobre los hechos  de los que va a conocer. La fotografía tiene esta función y se utilizará como herramienta al servicio de las diferentes ramas de la Criminalística (Balística, Dactiloscopia…etc.) para cumplir con el objetivo mencionado. Pero el valor que estas pruebas tengan en el juicio oral es difícil de establecer, ya que es el Juez, con su libre apreciación de la prueba, el que determinará su alcance.

Por esta razón, en la mayor parte de los casos el Informe Pericial se justifica con fotografías que clarifican las afirmaciones técnicas de los profesionales y facilitan centrar de manera eficaz y rápida el tema del que se habla.

Para la ejecución de las fotografías destinadas a informe pericial, es necesario que el fotógrafo esté completamente conjuntado con el especialista, para así plasmar de manera exacta la particularidad que le interesa destacar en el juicio.

Para ello, ambos han de tener conocimiento de la especialidad del otro, para poder valorar qué elementos son importantes para la pericia y además, como se ha mencionado, plasmarlo de manera correcta y en el juicio transmitir la conclusión a la que llegan.

En los juicios penales, normalmente los informes periciales son contrarrestados o desvirtuados por la otra parte, que aporta pruebas contrarias. Sin embargo, es poco frecuente que un informe pericial criminalístico sea contrarrestado, ya que los hechos físicos que lo sustentan dejan poco margen para la opinión personal y además son de fácil comprensión para el Juez a raíz de las fotografías que se aportan.


Por lo tanto, observamos que la fotografía es un elemento muy importante en los informes periciales, ya que aclaran elementos que de otra manera no podrían ser visualizados por el Juez ni por la parte contraria, y muchas veces esas pruebas que justificadas con fotografías son determinantes, quedarían fuera del proceso.

No hay comentarios:

También te puede interesar