EFECTOS DE LAS DROGAS EN LA CONDUCCIÓN


Por Jose María González

La mayoría de las drogas de abuso alteran gravemente las capacidades para conducir y nos producen más agresividad al volante; siendo las drogas más consumidas en España: el cannabis, la cocaína, el éxtasis y las anfetaminas.

A continuación describiremos los efectos de las drogas antes mencionadas y su efecto sobre los conductores:

Ø El cannabis: es una droga perturbadora, éstas alteran gravemente el funcionamiento del cerebro, dando lugar a efectos muy variados. Es la droga más consumida en nuestro país y bajo los efectos de ésta el conductor se sentirá en un estado de ebriedad, la percepción quedará gravemente alterada, especialmente la del espacio tiempo y las reacciones serán mucho más lentas.

Ø La cocaína: es una droga estimulante del sistema nervioso central, éstas aceleran el funcionamiento normal del cerebro y provocan un estado de activación elevada. Bajo los efectos de la cocaína el conductor experimentará un fuerte estado de agitación, que puede hacer que se comporte de forma impaciente y/o impulsiva, tolerará un mayor riesgo y la conducción será más peligrosa, puede tener conductas competitivas y agresivas con otros conductores, incumplirás la normativa del tráfico, especialmente el límite de velocidad y la concentración disminuirá considerablemente.

Ø El éxtasis: es una droga perturbadora como el cannabis. Bajo los efectos de esta droga, el conductor experimentará una sensación de euforia y una emotividad intensa, que hará imprevisible la conducta en el tráfico, podrá sufrir ilusiones ópticas que pueden llevar al conductor a realizar maniobras peligrosas y podrá sufrir episodios de depresión o ansiedad.

Ø Las anfetaminas: son drogas estimulantes del sistema central como la cocaína. Producen una estimulación muy intensa del sistema central y bajo los efectos de las anfetaminas, la sensación de euforia que experimenta el conductor hace que se comporte de forma impaciente y/o impulsiva, puede que aparezcan movimientos repetitivos y estereotipados que limiten la movilidad y sobrevalorará sus capacidades, por lo que tolerará un mayor nivel de riesgo y la conducción será más agresiva y lo que es más grave se comportará de forma violenta hacia los demás conductores.

Ø LSD: esta droga nos hace sentir una distorsión de la percepción y ver alucinaciones. A parte, de sufrir ansiedad, pánico y lo que es más grave, tenemos reacciones agresivas cuando vamos circulando con el vehículo.

Ø HEROÍNA: a parte de la sedación, relajación, visión afectada, sensaciones intensas, nos hace tener comportamientos más arriesgados y violentos, con el consiguiente peligro cuando vamos conduciendo.

Todas estas drogas mezcladas con alcohol hacen que des un índice alto de alcoholemia, sin ser consciente del deterioro de tus capacidades psicofísicas.

Los efectos que las distintas sustancias psicotrópicas tienen sobre la conducción son distintos según la sustancia de que se trate, tanto el tipo de sustancia como la dosis consumida, la idiosincrasia personal y el momento en que se tome. No obstante, se conocen los síntoma propios resultantes de la acción de cada sustancia sobre el organismo y que, en lo referente al sistema nervioso, pueden interferir con las capacidades precisas para una conducción segura. En la siguiente tabla se detallan los efectos de las diferentes drogas de abuso, diferenciando los síntomas de su intoxicación, de los síntomas de su abstinencia.

No hay comentarios:

También te puede interesar