DENNIS RADER: BTK


POR LUCÍA BORT LORENZO

Dennis Lynn Rader nació el 9 de Marzo de 1965 en Pittsburg, Kansas, Estados Unidos. Actualmente, está en prisión por el asesinato de 10 personas (cadena perpetua).

Era el mayor de cuatro hermanos, y se le describía como un niño introvertido y tímido. Un dato característico es que maltrataba a animales como insectos, gatos, perros…etc., es decir, a seres indefensos, hecho que ya mostraba ciertas diferencias con otros niños. Tuvo una juventud normal, y a lo largo de ésta tuvo diferentes trabajos. Se graduó y trabajó en las Fuerzas Aéreas, trabajó de carnicero en IGA Grocery Store pero consideró que podía conseguir más y empezó a trabajar en  Cessna, una empresa de avionetas, de la cual lo despidieron. Entonces, se matriculó en la Universidad de Wichita para estudiar Administración de Justicia. Se casó con Paula Diezt. Un hecho relevante es que, ya en su adolescencia, Rader dedicaba su tiempo libre a vigilar a sus vecinas y robarles la ropa interior, y a continuación se disfrazaba en el sótano de su casa rodeando su cuello con una cuerda y realizaba fotografías.

Ya en su madurez Rader seguía desempleado, por lo que llevaba a su mujer todos los días a su trabajo de secretaría. Cuando la dejaba en el trabajo, se dedicaba a buscar posibles víctimas por el barrio, conducta que él llamaba “trolling”. Como luego veremos, era muy aficionado a poner nombres a sus acciones.

Sus primeras víctimas fueron la familia Otero en el año 1974. Mató a los padres, a la hija y al hijo pequeño, y su último asesinato fue en el año 1991, y su víctima fue Dolores Davis.

Éste buscaba posibles víctimas (“trolling”) y las vigilaba (“stalking”) durante un tiempo. Buscaba chicas principalmente pero tampoco descartaba otras posibilidades como el crimen cometido contra la familia Otero. Llamaba a todos sus crímenes “proyectos”, ya que los analizaba de manera cuidadosa e imaginaba cómo iba a tacar en cada caso.  Además, a la víctima que escogía le decía que iba a pasar un “Sparky Big Time”, es decir, un buen rato con Sparky, nombre que puso a su pene.

Su firma era BTK (“Bind, Torture and Kill”), “atar, torturar y matar”. Éste ataba a sus víctimas, después las torturaba, por lo que las heridas infligidas también serán parte de la firma, así como la duración del crimen, y a continuación las mataba, estrangulándolas o asfixiándolas. También formaran parte de la firma de este asesino la realización de fotografías, las cartas, ya que toda comunicación forma parte del mundo de fantasía de la persona, y también las víctimas.

Rader quería llegar a ser un asesino en serie reconocido por todo el mundo, y en 2004, trece años después de matar a su última víctima, a propósito de un artículo de un periódico donde se pone en duda que una víctima fuese suya, escribe una carta a este periódico para acreditar que sí que lo era. El periódico, aconsejado por la policía, se pone en contacto con Rader, y a raíz de esto lo detuvieron, ya que perdió la visión real de las cosas y la tensión del asesino en serie.

El 25 de febrero de 2005, Dennis Rader fue arrestado a causa de su fallo. El 27 de junio de ese año se declaró culpable por los "Asesinatos de BTK" y el 18 de agosto de 2005 fue sentenciado a 10
cadenas perpetuas consecutivas (una por cada muerte).

No hay comentarios:

También te puede interesar