F.I.E.S: FICHEROS DE INTERNOS DE ESPECIAL SEGUIMIENTO O LA PERVERSIÓN DEL SISTEMA



VERÓNICA CALVO UZCUDUN. LIC. EN DERECHO Y EN CRIMINOLOGÍA

A finales de los años 80 y principios de los 90, las protestas de los presos en los centros penitenciarios  españoles comenzaron a ser consideradas demasiadas y demasiado molestas, de forma que Instituciones Penitenciarias reaccionó mediante la creación de un fichero especial para el seguimiento de presos "conflictivos y/o inadaptados". Al principio nace como un sistema de control de internos considerados potencialmente peligrosos de cara a la estabilidad del sistema penitenciario.  Y mediante una simple instrucción, la 21/96 nacían los F.I.E.S, que no eran una simple base de datos, como se pretendía hacer creer, sino la fijación de todo un sistema de vida distinto, mucho más restrictivo y que vulneraba los derechos fundamentales de los internos sometidos a él. Suponía la prisión dentro de la prisión, el castigo dentro del castigo..el no va más, todo ello bajo el ilegal amparo de una instrucción y entras en él por una simple decisión administrativa.

Con la Instrucción 8/95 surge la clasificación del F.I.E.S en cinco grupos:

FIES-1 (Control Directo): En este fichero se incluían las personas consideradas especialmente peligrosas y conflictivas, protagonistas e inductoras de alteraciones regimentales muy graves que hubieran puesto en peligro la vida o la integridad física de los funcionarios, autoridades u otros internos.

FIES- 2 (Delincuencia organizada) Internos condenados por delitos cometidos en el seno de grupos u organizaciones delictivas (criminalidad organizada, principalmente narcotráfico, blanqueo, tráfico de personas..)

FIES- 3 (Bandas Armadas) Incluye presos internados por su relación con bandas armadas o elementos terroristas.

FIES- 4 (Fuerzas de Seguridad y Funcionarios de Instituciones Penitenciarias). Incluye internos que han pertenecido a estos colectivos profesionales, cuya integridad física y seguridad es preciso proteger conforme a lo previsto en el art.8 de la LO de las FCSE.

FIES- 5 (Características Especiales) Para internos con un historial penitenciario de alta conflictividad; autores de delitos graves que hayan generado alarma social, pertenecientes a grupos violentos de carácter racista o xenófobo, internos que sin estar condenados por terrorismo islamista destacan por su fanatismo radical, autores de delitos contra la libertad sexual que, además, hayan causado gran alarma social; y finalmente, los reclusos encarcelados por negarse a realizar el servicio militar o la prestación social sustitutoria. La inclusión de estos últimos en los F.I.E.S. generó (con toda lógica) grandes protestas.

Están sometidos a tantas restricciones que tal vez sería más sencillo enumerar lo que si pueden hacer, pero a modo de ejemplo, tendríamos:

- Normas específicas de control en los traslados.
- Cambio constante de centro penitenciario, sin tener en cuenta la vinculación familiar del interno a una ciudad determinada.
- Al interno no se le aplicará la Libertad Condicional a las 2/3 partes de la condena como correspondería por su buen comportamiento y la ausencia de partes, sino a las 3/4 partes.
-Intervención de las comunicaciones escritas (se realiza una fotocopia de los escritos), que serán remitidas mensualmente a la Coordinación de Seguridad.
- Intervención motivada de las comunicaciones orales (se realiza grabación en cualquier soporte de la conversación, especificando fecha, nombres y apellidos de los comunicantes, su DNI,el parentesco), que serán remitidas al día siguiente de su grabación.
- Imposibilidad de compartir celda con otros presos.
- Prohibición de participar en algún tipo de trabajo, taller o curso.
-Prohibición de tener más de dos libros y más de dos prendas de vestir. En algunos centros, se les da una única prenda.
- La Instrucción 21/96 permitía que los presos permanecieran hasta veintiuna horas diarias encerrados en la celda, solos, sin tener contacto con ninguna otra persona. La Instrucción establecía que “desayunarán, comerán y cenarán solos”.
- Nunca podrán salir al patio más de dos presos juntos y nunca podrán ocupar celdas contiguas.
- Los funcionarios deberán llevar a cabo controles nocturnos cada hora, para lo que encenderán las luces o alumbrarán con sus linternas el interior de la celda.(no olvidemos que la privación del sueño es una forma de tortura).

Tras múltiples pronunciamientos de distintos juzgados, sobre todo de vigilancia penitenciaria al respecto de la ilegalidad de los F.I.E.S y mucha presión social, el Tribunal Supremo en 2009 declaró el régimen F.I.E.S. nulo de pleno derecho. Pero en 2011, bajo el gobierno de J.L.R Zapatero, el ministro de justicia modificó el Reglamento Penitenciario y legalizó finalmente F.I.E.S, que al fin y al cabo, nunca había dejado de funcionar.


Y así estamos, en un país que de democrático a veces sólo tiene lo de presunto, en el que una decisión administrativa puede privarte de los derechos que deberían seguir teniendo los presos, porque son personas y deberán cumplir su condena, por supuesto, pero en condiciones humanas, no degradantes y sin más limitación de derechos que la establecida en su sentencia . El T.S anuló F.I.E.S  por un defecto de forma, no de fondo, olvidando que por más conflictivos que puedan resultar determinados comportamientos, los derechos humanos de sus autores son unos mínimos inalienables y un Estado, que se autocalifica como Estado de Derecho, debería respetarlos.

No hay comentarios:

También te puede interesar