ACOTACIÓN Y FIJACIÓN


Por Wakinaki Pl Cádiz

Acotación: consiste en señalar el lugar en el que se encuentran los indicios a través de una tiza (trazar perímetro de huellas, pelos, armas, vainas…etc.). Si los indicios son muy numerosos es conveniente que se numeren para que posteriormente sea más fácil su reconocimiento.
Al mismo tiempo hay que añadir en una zona próxima al indicio un testigo métrico, de papel adhesivo y con regla milimetrada, para poder saber así las dimensiones reales de lo acotado.
Fijación: plasmar cómo se encontraba el lugar de los hechos y las actuaciones que se hayan realizado. Tendremos en cuenta tres elementos:
1.       Descripción escrita: de forma clara y concreta, concisa y objetiva, descripción del lugar, alrededores, de la víctima o cosa, circunstancias, operaciones realizadas e indicios hallados o recogidos. Es conveniente hacerlo justo en el momento en que se encuentran para evitar errores y malas pasadas que puede jugarnos nuestra memoria. Comenzaremos con una descripción general para posteriormente completarla de forma más detallada, confeccionando Acta de Inspección Ocular.

2.       Reportaje fotográfico. Diferente al que se realiza en primera instancia. En este mostraremos con todo detalle los indicios presentes y la posición que ocupan. Para ello tendremos que pasar de lo general a lo particular pero de forma que las imágenes estén perfectamente relacionadas unas con otras para que la comprensión sea total.

Para ello, realizamos fotografía de conjunto general, fotografías de conjuntos parciales o semiconjuntos y fotografías de detalle. En las de conjunto y conjuntos parciales deberemos de presentar una tira adhesiva identificativa donde se plasmen todos los datos del hecho delictivo (fecha, hora, número de diligencia…etc)

Si es posible y para poder conseguir una mayor sensación de continuidad, es conveniente grabar en vídeo, por ejemplo grandes catástrofes, autopsia, escondites de alijos…etc.


3.       Planimetría. En muchas ocasiones debido a la complejidad o distribución del escenario o por el elevado número de fotografías tomadas, puede ocurrirnos que se pierda un poco la situación de la escena. Para que esto no suceda deberemos de realizar en el mismo lugar un pequeño croquis donde se señalarán todos los elementos de interés para la investigación. Posteriormente se puede realizar un plano a escala con los datos recogidos en el croquis in situ.

No hay comentarios:

También te puede interesar