1. TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO


Por Wakinaki PL Cádiz.

El estado de ánimo, humor o afectividad, tiene cuatro características fundamentales: es subjetivo (no se asiste a los acontecimientos  de la vida de  modo neutral); trasciende a la personalidad y a la orientación de la conducta (influye en la memoria y el aprendizaje, repercute sobre las  funciones  del organismo, sobre la psicomotricidad...); se comunica por mensajes verbales y no verbales; y tiene la característica de la polaridad, esto es: oscila entre diferentes extremos de estados o tendencias (tristeza‑alegría, amor‑odio, ataque‑defensa, placer‑dolor, atracción‑repulsión...etc)
Clínicamente se pueden diferenciar varios cuadros clínicos:
Episodio maníaco: hay un estado de ánimo  exaltado, expansivo o irritable. Durante un período  de tiempo en el cual también se aprecia: aumento de la autoestima o grandiosidad, disminución de la necesidad de dormir, hiperactividad, verborrea  y fuga de ideas (pensamientos que fluyen a gran velocidad), así como distraibilidad, pérdida de distancia y desinhibición social.
El episodio maníaco puede ser: leve (hipomaníaco), moderado y grave con o sin síntomas psicóticos. Cuando hay síntomas psicóticos (ideas delirantes, alucinaciones) en general son congruentes con el estado de ánimo, esto es: ideas delirantes o alucinaciones que concuerdan con la exaltación del ánimo, que exageran el valor de su persona, de sus conocimientos, de sus poderes, o de relaciones con Dios o con alguien famoso.
Episodio depresivo mayor: La conducta del sujeto cambia  por la existencia de un estado de ánimo deprimido, disminución  o pérdida de la capacidad para el placer y del interés  por las ocupaciones y hobbies, hay trastornos  del sueño y del apetito (en general disminuyen pero también pueden aumentar) se aprecian cambios en la psicomotricidad (enlentecimiento o  agitación) y sensación subjetiva de cansancio, dificultad para concentrarse y pensar e ideas pesimistas y de muerte.   Los síntomas principales son pérdida de energía y pérdida de la capacidad  para disfrutar (anhedonia) Se habla de episodio de tipo melancólico cuando es intensa, con falta de respuesta ante estímulos y vivencias de vacío.

Como el episodio maníaco puede ser leve, moderado y grave, con o sin síntomas psicóticos. Los síntomas psicóticos pueden ser congruentes o no con el estado de ánimo. Cuando son congruentes se refieren a  temas de incapacitación personal, culpa, ruina, muerte y merecimiento de castigo.

No hay comentarios:

También te puede interesar