GLOCK 17


Por Fernando Alser Qualytel

Desde los años 80, Glock tiene un nombre propio entre las armas cortas. Un diseño austriaco efectivo, que con un mínimo de componentes mecánicos  ofrece un arma capaz de disparar un proyectil  9 mm parabellum de forma sencilla y segura.

Su armazón, de polímero plástico le confiere una robustez superior al acero, capaz de soportar elevadas temperaturas y condiciones adversas. La corredera, el cañón y otros componentes son de acero tratado, lo que impide que puedan pasar los detectores de metales.

Su estriado poligonal, junto al diseño sencillo y robusto le confiere una alta precisión gracias a su disparador sistema SAS (Safe Action System), un mecanismo de acción segura que sustituye el tradicional percutor por un golpeador.

La Glock se caracteriza por su recámara bloqueada, un retroceso corto y una alta cadencia de fuego para sus 17 cartuchos. Las semiautomáticas Glock son sinónimo de capacidad, fiabilidad y prestaciones.


La Glock 17 fue adoptada en 1982 como pistola de servicio en las fuerzas policiales y militares de Austria bajo la designación P 80. Su facilidad de manejo, larga durabilidad y precisión de tiro, han propiciado que muchos contratistas den uso a esta arma para su seguridad personal, en los ambientes hostiles como selvas o desiertos donde prestan sus servicios.

No hay comentarios:

También te puede interesar