TRASTORNOS SEXUALES. Parafilias (primera parte)

Por Wakinaki Pl Cádiz

EXHIBICIONISMO: el mostrar los genitales provoca la excitación erótica, se busca el impacto sobre el espectador (generalmente espectadora). Provocar  miedo o impresión genera la liberación de la  tensión sexual. No provocarlo o recibir la respuesta contraria (risa o desprecio) puede dar lugar a reacciones agresivas. Constituye la parafilia que tiene con más frecuencia problemas forenses (un 34 % según estadísticas inglesas). Algunos son conductas compulsivas, instintivas, sin reflexión.

‑FETICHISMO: excitación erótica con objetos inanimados (ropa interior, zapatos…) lo frecuente es la masturbación con el fetiche. Es la parafilia menos peligrosa socialmente a no ser que se obligue a la pareja a usar el fetiche o se actúe con violencia. Está descrita la posibilidad de que el fetichista robe prendas generalmente a vecinas de los tendederos o de sus dormitorios, generalmente sus delitos no pasan de ahí o de cortar trenzas o guardar pelos de compañeras.
‑FROTTEURISMO: la excitación se consigue mediante frotamientos generalmente  con personas anónimas en aglomeraciones o autobuses.
‑PEDOFILIA O PAIDOFILIA: tendencia a satisfacer deseos sexuales con niños y púberes. Hay dos clases de paidófilos: los  afectivos (queridos por los niños) y los violentos (que ejercen violencia sobre ellos).  Entre los primeros estarían algunos casos de profesiones dedicados a los niños como profesores, monitores, niñeras, etc. Los de orientación heterosexual son un 30 % y los de orientación homosexual son más del 60%. Un hecho bastante común actualmente dentro de la paidofilia es el uso o la realización de material pornográfico y su distribución.
Un  riesgo de la paidofilia es  que víctimas, familiares o vecinos de la víctima pueden provocar lesiones o cometer actos homicidas por linchamiento o  venganza.
‑MASOQUISMO: se obtiene la excitación sexual sufriendo maltrato físico, mental o moral (humillaciones). Dentro del masoquismo encontramos el porcentaje mayor de mujeres. El término fue usado por Kraft-Ebing (1840-1902) catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Viena por un novelista austriaco Leopold von Sacher-Masoch. Suele ir unido al fetichismo, al transvestismo fetichista y al exhibicionismo.

‑SADISMO: la excitación se obtiene infringiendo sufrimiento físico o mental. Es la vertiente activa de la parafilia sado-masoquista. En las conductas sádicas pueden existir otras motivaciones no sexuales como odio, venganza, etc. las técnicas de sadismo pueden ser de refinada crueldad en cuanto a provocar lesiones o infringir daño. El máximo exponente estaría en el llamado “crimen por lujuria” y en la violación y asesinato. Un tipo peculiar son los llamados “piqueurs” que actúan con estiletes, agujas o jeringuillas y pinchan pechos o nalgas de mujeres en aglomeraciones. Oros se llevan “recuerdos” a sus casas: dedos, pezones etc. Se pueden asociar con conductas necrofílicas y antropofágicas. Pueden ser psicópatas o psicóticos y asesinos en serie.

http://policialocalwakinaki.com/2013/09/05/trastornos-sexuales-parafilias-segunda-parte/

No hay comentarios:

También te puede interesar