TRASTORNO DELIRANTE (PARANOIA 1ª parte)


Por Wakinaki Pl Cádiz

El trastorno delirante crónico (denominado de ideas delirantes persistentes) se caracteriza por la existencia de ideas delirantes no extrañas, en torno a situaciones que pudieran darse en la vida real: ser perseguido, envenenado, contagiado, amado a distancia por alguien importante, tener una enfermedad o ser engañado por la pareja. Con una duración mínima de un mes y sin alucinaciones o sin que estas sean predominantes. La conducta no es manifiestamente extraña. Antiguamente se llamaba Paranoia.

No existen criterios de esquizofrenia, ni deterioro de la personalidad y no hay causa orgánica que haya iniciado y mantenido la alteración. A veces si se desarrolla a partir de una vivencia especialmente impactante emocionalmente para el sujeto, a raíz de la cual se trasforma su visión del mundo.



Se clasifican distintos tipos según los temas delirantes predominantes:

‑Tipo erotomaníaco: idea delirante centrada en que una persona, generalmente de nivel socioeconómico elevado, famosa o importante está enamorada del sujeto.

‑Tipo grandioso: centrado en una exageración de la propia capacidad, poder, conocimientos o identidad, o en una relación especial con Dios o con un personaje famoso.

‑Tipo celotípico: delirio centrado en la convicción de que la pareja le es infiel.

‑Tipo persecutorio: convicción de que el propio sujeto o alguien cercano a él está siendo maltratado de alguna forma.

‑Tipo somático: convicción de tener algún defecto, trastorno o enfermedad corporal.

‑Tipo no especificado o mixto: trastorno delirante que no puede ser clasificado en ninguna de las categorías previas o es mezcla de varias.







No hay comentarios:

También te puede interesar