SMSL . El síndrome de muerte súbita del lactante


Por  Fernando Alser Qualytel
El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante(SMSL) es la muerte repentina de un lactante, aparentemente sano, que permanece inexplicada tras una autopsia minuciosa y completa que no permite encontrar la causa del fallecimiento. El examen del lugar de la muerte y la revisión del historial clínico, junto con la autopsia, tiene una importancia extraordinaria desde el punto de vista jurídico-legal para descartar la muerte violenta del lactante por malos tratos, sofocación o intoxicación.EL SMSL puede ocurrir durante el primer mes de vida, su frecuencia máxima es entre el segundo y cuarto mes de vida. Algunos factores que han sido vinculados a un mayor riesgo de SMLS son: Bebés que duermen boca abajo, bebés que están en torno al humo del cigarrillo mientras están en el útero o después de nacer, bebés que duermen en la misma cama con sus padres o bebés que tienen tendidos blandos en las cunas, en el caso de partos múltiples o prematuros.También existe peligro cuando la madre fuma o consume sustancias psicoactiva, o cuando existe intervalos cortos entre embarazos.Este síndrome afecta más a los niños que a las niñas. Aunque por  los casos estudiados, se entiende  que los bebés que fueron expuestos a algunos de los factores de riesgo mencionados presentan  más probabilidades de resultar afectados. Aunque el impacto o importancia de cada factor descrito aún no está bien definido ni entendido.  En cualquier caso, la muerte súbita no se puede prevenir. No importa lo bien haya estado cuidado el bebé, siempre hay alguna posibilidad que fallezca de muerte súbita. No hay ningún síntoma. Los bebés que mueren a causa del SMSL no parecen sufrir ni luchar. La muerte súbita puede sobrevenirle al bebé en cualquier sitio y a cualquier hora. Algunos bebés mueren en los brazos de sus padres o en el cochecito, aunque, normalmente, la mayoría de los fallecimientos se producen en la cuna y durante el invierno. Con frecuencia, parece que los bebés que fallecen de muerte súbita lo hacen asfixiados, porque al encontrarlos están con la cabeza boca abajo o tapados por la ropa de cama o la almohada. Sin embargo, se sabe que la asfixia no es la causa más frecuente. La muerte súbita puede afectar a cualquier bebé, aunque los grupos de mayor riesgo son: bebés varones, bebés prematuros y bebés de bajo peso (estos dos últimos grupos, independientemente del sexo). Un estudio realizado en  Inglaterra concluyó que  el 60 % de los bebés fallecidos por muerte súbita eran varones; el 86 % de las muertes ocurrían antes de los seis meses, sobre todo entre los dos y tres meses de vida y que sólo alrededor del 4% de los bebés fallecidos tenían más de un año. Desde el punto de vista de la investigación de los hechos, es muy importante el examen del lugar de La muerte del bebé, para proporcionar las evidencias  interesantes para establecer el mecanismo de la muerte del lactante, descartando la muerte violenta por malos tratos, sofocación o intoxicación.                               
                                                                                        

No hay comentarios:

También te puede interesar