El mejor amigo del hombre… y de la Criminología

A.Quevedo
Periodista. Licenciada en Criminología y profesora de Lengua/Literatura e Historia de las Civilizaciones

Hoy les presentó a Boby. Tiene 12 años y es de raza labrador-retriever. Ha estado más de 8 años en activo en grupos de rescate de grandes áreas y catástrofes. Pero ya le llega la hora de jubilarse, aunque es una jubilación más o menos parcial porque su buen estado físico y sus ganas de ayudar a los demás han motivado a sus guías y entrenadores a reciclarlo para la búsqueda de cadáveres. Ha estado en los terremotos de Haití; en 2013 encontró a un octogenario que llevaba dos días perdido en el monte y también participa en terapias con personas discapacitadas y con alzhéimer. Incluso visitas a guarderías para que los más pequeños empiecen a conocer e interactuar con estos Ángeles entre escombros[1].
Boby pertenece a la ONG USAR-13[2], un grupo de 47 voluntarios que de forma altruista se dedican a preparar a perros especializados en búsquedas de personas desaparecidas en grandes áreas, terremotos y derrumbes, así como también participan en búsquedas en agua. USAR-13 realiza, además, etología canina, canicross, terapias con personas mayores, con alzhéimer o discapacitados. Sus miembros han estado en Haití , Ecuador o Perú; y a nivel nacional en numerosas búsquedas de personas desaparecidas.

No hay comentarios:

También te puede interesar