DAWDLERS DRIVERS: EL SÍNDROME DEL CARRIL IZQUIERDO


Por Jose María González

En el Reino Unido hace un par de años apareció un "calificativo" que les daban a ciertos conductores, Dawdlers. La traducción en español para ese termino puede ser: holgazán, rezagado. Y me dio que pensar varias cosas, ¿Pero cuales son las conductas de estos conductores? ¿porque conducen así? ¿sólo les afecta a ellos?.

Tras investigar un poco el fenómeno de estos conductores puede observar que son vehículos que circulan a una velocidad inferior a la permitida y que no se adapta a las características de la vía, y que fuera de poblado, si hay más de un carril para cada sentido, suelen hacerlo por el de la izquierda (hablaremos siempre en el sentido de circulación establecido en España y en casi todo el mundo para que no haya confusión).

Al estudiar los comportamientos que ocasionan, vemos dos vertientes a seguir,

Por un lado el porqué circulan de esa manera (a velocidad inferior), 

Y segundo, que efectos causan a los otros usuarios de las vías.

La primera, un conductor, que en condiciones psicofisicas esté en sus plenas facultades, circule a baja velocidad puede ser por miedo a conducir, a que no esté seguro, no tenga experiencia al volante, etc. y todo esto también influye al ir por el carril de la izquierda, porque tienen la percepción de que van más seguros y ante cualquier situación de conflicto les resulta más factible volver a la derecha que girar hacia la izquierda (esto puede deberse a la percepción natural de cada uno, el que es diestro suele tirar hacia ese lado). Aunque habría que profundizar en la raíz de este asunto para poder ser más objetivos con el resultado.

Y contestando a la segunda pregunta, estos conductores causan riesgos y actitudes negligentes en los otros usuarios de las vías, ocasionándoles estrés durante la conducción, que significa que sólo cuando la conducción es interpretada como demandante o peligrosa el estrés se manifiesta como afecto negativo, ya sea como ira y agresión, como ansiedad o preocupación; o como respuestas físicas como el aumento de la tasa cardíaca y/o el aumento de la presión sanguínea. Siendo este tipo de estrés el que peores consecuencias atrae para la seguridad vial. Este tipo de estrés lo podemos asociar a la violación de normas de tráfico, a conducir de manera negligente, y a comportarse de manera hostil y agresiva con otros conductores.

Un estudio de una aseguradora inglesa, Confused.com, concluyó que alrededor de un 60% de los encuestados (de un total de 2000) experimentan un aumento en los niveles de estrés y una mayor irritabilidad cuando se encuentran con un conductor dawdler. con el mismo resultado opinaron que si hay radares para controlar la velocidad máxima, también los tiene que haber para la velocidad mínima.

Habrá que seguir investigando sobre este fenómeno, los Dawdlers Drivers.

"TAN PELIGROSO Y TEMERARIO ES IR A MUCHA VELOCIDAD, COMO HACERLO A VELOCIDAD REDUCIDA Y POR EL CARRIL QUE NO CORRESPONDE"

No hay comentarios:

También te puede interesar