BALÍSTICA ARMAS NO LETALES O DE LETALIDAD REDUCIDA



Por el Lic. Mario Murrieta

La Organización de las Naciones Unidas recomendó a los países adheridos a ella el uso preferente de armas no letales o de letalidad reducida para la prevención y el combate del crimen, como una manera más de garantizar el respeto a los derechos humanos.
Aunque en ocasiones es necesario el uso de armas de fuego, consideradas letales, las normas internacionales establecen que deben usarse sólo de manera excepcional.
Pese a que vivimos en un mundo cada vez más violento, con un número cada vez mayor de armas letales en manos de la población, los avances tecnológicos en la producción de armamento incapacitante permite que cada vez más países se sumen a la iniciativa de la ONU.
La organización no gubernamental ASONPRODEH (Asociación Nacional para la Protección de los derechos Humanos y la Vigilancia Permanente de la Aplicación de la Ley) envió vía correo electrónico un estudio completo sobre las recomendaciones de la ONU, las características de las armas no letales o menos letales y los lineamientos que se deben seguir en países que aún no generalizan su uso, como México.
En el texto llamado "Nuevo Paradigma Nacional en Uso de Armas Incapacitantes, No Letales o Menos Letales", Fortino López Balcázar, Presidente de la citada asociación destaca que "México debe cambiar y adecuar su estrategia de seguridad basado en armas incapacitantes, no letales o menos letales para dar cumplimiento a normas internacionales".
Se trata de dispositivos proyectados o empleados para incapacitar provisionalmente a personas sin causar la muerte o heridas permanentes, o daños a edificaciones o al medio ambiente.
Con este tipo de armas es posible el empleo gradual de la fuerza reduciendo las situaciones en las que el uso de armas letales sea determinante.
Luego de analizar la carrera armamentista en que está inmerso el mundo, nuestro país incluso, López Balcázar estableció que la ONU emitió dos normas que regulan el uso de la fuerza y de las armas de fuego, "las que resultan obligatorias para México por proteger derechos humanos".
Se refiere al "Código de Conducta para los Servidores Públicos Encargados de Hacer Cumplir la Ley”, adoptado por la Asamblea General en su resolución 34/169 del 17 de diciembre de 1979 y "Los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de las Armas de Fuego por Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley", adoptados por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana, Cuba el 27 de agosto de 1990.

Así pues, "la nueva Administración Federal” de nuestro país, dentro de la política criminológica debe aplicar dichas normas internacionales para lo cual se debe crear una ley federal que regule el uso de la fuerza, de las armas de fuego y de las incapacitantes no letales, toda vez que en la actualidad no existe.

No hay comentarios:

También te puede interesar