ALCOHOL, DROGAS Y PSICOFÁRMACOS AL VOLANTE, DEMASIADO RIESGO QUE CORRER.


Por Jose María González

Cuatro de cada diez conductores y peatones fallecidos en accidente de tráfico, a los que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses realizó un estudio toxicológico en 2013, dieron positivo a alcohol, drogas y/o psicofármacos. Datos que demuestran que el consumo de drogas es un problema real que afecta a la conducción.
Alrededor del 43% de los conductores y del 44% de los peatones fallecidos como consecuencia de un siniestro vial el año pasado habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos, solos o combinados, según la Memoria 2013 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. Datos que reflejan un descenso respecto al año 2012, en El que más del 47% de los conductores y del 51% de los peatones dieron positivo en los análisis realizados. A pesar de este descenso, Gloria Vallejo, directora del citado Instituto, destaca que estas cifras “demuestran que el problema del consumo de drogas es real y afecta a la conducción”.  A pesar del leve descenso en los positivos, el alcohol y las drogas siguen siendo uno de los principales caballos de batalla en seguridad vial.
Por su parte, el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, destaca la importancia de la educación en los colegios y de la formación continua de conductores en las autoescuelas; y señala “la necesidad de informar a los ciudadanos de forma detallada, del impacto que tienen las drogas en el conductor”. Asimismo, apuesta por continuar con labores de prevención “a través de controles, numerosos y conocidos por los ciudadanos”, y explica las razones: “Es bueno que los conductores sepan que se hacen controles todos los días, porque eso condiciona su comportamiento”.
En la Memoria 2013 recoge los resultados de los análisis toxicológicos realizados a 784 fallecidos (557 conductores, 161 peatones y 66 acompañantes) en siniestros viales a través de una muestra de sangre, que permite determinar la presencia de alcohol, drogas o psicofármacos en el momento del siniestro. La directora del Instituto aclara que “no son todos los fallecidos en siniestros viales en 2013, sino que se corresponden con los datos de los estudios toxicológicos analizados por los departamentos de Barcelona, Madrid, Sevilla y La Laguna (Santa Cruz de Tenerife)”. Hay que recordar que según las estadísticas de la DGT (datos a 30 días), en 2013 murieron 1.230 personas como consecuencia de un accidente de tráfico en vía interurbana.

Del total de los conductores que dieron positivo (240), el 67% había ingerido alcohol, algo más del 3% había consumido algún tipo de droga (mayoritariamente cocaína, cannabis y opiáceos derivados de la morfina), y a un 33% se le detectaron psicofármacos. En el caso de los peatones atropellados (71 personas habían consumido alguna sustancia), el 56% había consumido psicofármacos, el 48% presentaba niveles de alcohol en sangre y el 11% algún tipo de droga. Hay que destacar que entre los conductores que dieron positivo a alcohol, en más del 65% de los casos su tasa de alcoholemia era superior a 1,2 g/l (tasa máxima 0,5 g/l). Entre los peatones el porcentaje se elevó al 79%.

No hay comentarios:

También te puede interesar