RECOMENDADO: LAS LEGIONES DE SATÁN. ASESINOS EN SERIE EN TIERRAS DEL ISLAM



David Garriga Guitart

«Los asesinos en serie han tenido y tienen una considerable repercusión en la sociedad. Han existido, existen y existirán, aunque nos pese, por todo el mundo y en cualquier época. Tomando este hilo conductor, en este libro, he querido aproximar al lector a un viaje a tierras del Islam de la mano de cinco asesinos en serie reales, en donde la corrupción, los intereses y el dinero desempeñaran una eficaz tapadera para estos criminales.

»Uno de los objetivos de este libro es dar a conocer algunos de los asesinos seriales menos mediáticos y que por su modus operandi podrían llegar a parecer mucho más atroces y violentos que los perpetrados en otros países como Estados Unidos o España y de los que la mayoría tenemos alguna referencia. En esta obra acerco a la persona a través de tres apartados a la sociedad, política y jurisprudencia de diferentes países en tierras del Islam. Relatando los hechos criminológicos, muchos de ellos que por censura no han llegado a la luz pública, de cinco de los asesinos más atroces que actuaron en diferentes países árabes. Ellos son: Mohammad Omar (Yemen), Raya y Sakina (Egipto), Javed Iqbal (Pakistán), George y Michael (Líbano) y Abdelali Amer (Marruecos).

»Escribir sobre estos crímenes en tierras del Islam y sobre todo desde un punto de vista crítico supone un proyecto arriesgado, pero es un deber dar a conocer unos casos que no por ocurrir en determinados países ni bajo regímenes políticos especiales se tengan que callar, sobre todo por respeto a los familiares de las víctimas que a veces lloran a sus seres queridos en el más puro silencio dictatorial. A la vez, esta obra podrá ser de gran ayuda a todos los interesados en estos temas, para introducirse en el mundo del asesinato en serie, que no se detengan en los criminales occidentales y apuesten por conocer las características y motivaciones de los asesinos en serie que encontramos al otro lado del Mediterráneo.


»La obra está realizada desde el país de residencia de los asesinos y durante un periodo de dos años de investigación in situ. En los cuales no han faltado amenazas y “sugerencias” de no entrometerme en la investigación».

No hay comentarios:

También te puede interesar