Preliminary results of the DOMPET study for shelters in Spain and LatinAmerica. Book of Abstracts of the II° International Congress of the Advanced High School of Criminological Sciences - CRINVE 2013. ISBN 978-88-97378-02-0

Autores:
Núria Querol Viñas MD MSc BSc 1, Àngel Cuquerella MD MSc BSc 2 , Frank Ascione PhD 1 , Sònia Pujol 3, Angelo Puccia 4, Anthony Pinizzotto PhD 5, Federica Gradante BSc 4, Stefan Bogaerts PhD 7
1 Founder of GEVHA, Fellow IHAC University of Denver, Colorado, USA, Ass. Researcher Chair "Animals and Health", Dep. Psychiatry and Legal Medicine UAB, Comission Against Family and Gender Violence, University Hospital Mútua Terrassa, American Society of Criminology, The National Link Coalition
2 Institute of Legal Medicine, Catalonia
3 Officer of Autonomic Police of Catalonia, Mossos d'Esquadra
4 Director FDE Institute of Criminology of Mantua
5 Clinical Forensic Psychology Associates, LLC. Former Senior Scientist and clinical forensic psychologist assigned to the FBI’s Training Division, Behavioral Science Unit (BSU)
6 Tilburg University
Colaboradores: David Carrasco, Officer of Autonomic Police of Catalonia, Mossos d'Esquadra; Pedro J. Moratalla UPROMA, Local Police of Castelló.
Objetivos
El maltrato contra los animales y el abandono a menudo se consideran incidentes aislados completamente separados de las demás formas de violencia en la familia. Hoy en día, los profesionales que intervienen con las víctimas de la violencia familiar no se sorprenden cuando se enteran de que muchas veces estos actos están vinculados, y que varias agencias están trabajando con las mismas familias. El objetivo general del proyecto DOMPET "La prevención del abuso de los animales y la violencia doméstica" es entender los factores subyacentes de este fenómeno para adquirir más conocimientos sobre los procesos de maltrato animal y la violencia doméstica en términos de prevención e intervención.

Método

Reclutamos para los resultados preliminares de la primera fase a 71 refugios de animales de España, Colombia, Chile, Argentina, México, Perú, Uruguay, Venezuela. Los encuestados fueron directores (CEOs), directores de comunicación, directores de adopción o voluntarios. El encuestado tenía que rellenar un cuestionario en línea y analizamos los datos posteriormente. A fecha de hoy (mayo de 2014), hemos encuestado a 96 refugios.

Resultados

Preguntamos a los refugios qué porcentaje de los animales han sido maltratados (con la excepción del abandono): 37.9% de los refugios informó que entre el 25-50% de los animales han sufrido violencia. Aproximadamente, el 80% de los refugios ha reconocido una relación entre la violencia familiar y el maltrato animal. El 73.9% no cuenta con un acuerdo con refugios para mujeres todavía, sólo un 6.8% de los refugios lo tiene implementado, y el resto están trabajando en el establecimiento de un protocolo común. En un 61.3% de los centros de acogida, a las mujeres se les permite visitar a los animales en caso de que ella hubiera tenido que dejarlo en alojamiento temporal. El 67.1% de los refugios denuncia a la policía si detecta un caso de maltrato animal. Cuando se les preguntó si creían que las actividades/terapias asistidas con animales podían ser beneficiosas para las víctimas de la violencia doméstica, el 93.8% está de acuerdo.
Respecto a esta cuestión, preguntamos cuáles son los motivos por los que no se interpone una denuncia o no se comunica a la administración.

Los motivos referidos por las protectoras y refugios son: falta de confianza en la justicia, falta de pruebas, poca confianza en la policía y poner en peligro al animal. 

Discusión:

Estudios previos respecto a la violencia contra los animales en el contexto de la violencia revelan que el 71% de las mujeres que ingresan en centros de acogida informaron que su agresor había herido, mutilado, o amenazado con dañar al animal para controlar psicológicamente a las víctimas; el 32% informaron que su hijos habían herido o matado animales. En otro estudio, el 68% de las mujeres maltratadas informó la violencia hacia los animales: el 87% de estos incidentes se produjo en presencia de las mujeres y el 75% en presencia de los niños, para controlarlos psicológicamente. Maltratar a los animales es una señal de advertencia de que otros miembros de la familia pueden estar en riesgo. Nuestros resultados son consistentes con los hallazgos de estudios anteriores. Las leyes estatales contra la crueldad hacia los animales se han endurecido y algunas incluyen disposiciones basadas en las investigaciones que vinculan el maltrato a los animales y la violencia interpersonal. 24 jurisdicciones en EE.UU ahora permiten a los jueces incluir a los animales de compañía en las órdenes de protección en casos de violencia doméstica. No existen medidas similares en los países de los refugios encuestados, ni casas de acogida de mujeres que permitan el acceso a animales de compañía, lo que disminuiría la victimización y permitiría mantener el vínculo humano-animal. Otras leyes nuevas aconsejan o requieren a profesionales de diversas disciplinas a denunciar los casos de maltrato a animales sin el temor de violar las restricciones de confidencialidad, pero esas medidas no han sido implementadas aún en los países encuestados. Nos parece interesante remarcar el hecho de que no se interpongan denuncias ante un caso de maltrato detectado y nos resulta preocupante que los refugios expresen una falta de confianza tanto hacia los cuerpos policiales como hacia la administración de Justicia. Algún refugio indica que el hecho de notificar el maltrato puede poner en riesgo al animal. Sin duda, estas interesantes aportaciones ponen de manifiesto la necesidad de mejorar la protección de los animales dentro del sistema judicial, así como la formación y sensibilización de cuerpos policiales y profesionales dentro del sistema judicial. El creciente cuerpo de investigación en varias disciplinas que están publicando investigaciones sobre el vínculo entre el maltrato a los animales y la violencia interpersonal está abriendo camino en los medios de comunicación, la academia y las políticas públicas para aumentar la sensibilización de la comunidad y elaborar medidas de detección e intervención para todas las formas de violencia familiar (violencia de pareja, violencia contra menores, violencia contra mayores y maltrato contra animales).

No hay comentarios:

También te puede interesar