DROGAS: las más consumidas en España


Ana Quevedo
Periodista. Licenciada en Criminología y profesora de Lengua/Literatura e Historia de las Civilizaciones
¿Cuáles son las drogas más consumidas en España? El Ministerio de Sanidad, en su encuesta anual sobre consumo de drogas, ha destacado ocho sustancias ilegales (de mayor consumo a menor): cannabis, cocaína, éxtasis, anfetaminas y Speed, alucinógenos, setas mágicas, ketamina y heroína. Un estudio de Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT), la agencia de la UE con sede en Lisboa que estudia el consumo de estupefacientes, señala a España como uno de los países europeos que más drogas consumen.
Antes de analizar los efectos físicos-psicológicos de las drogas más consumidas en España es necesario definir qué es una droga: “es toda sustancia que modifica el pensamiento, las sensaciones y las emociones de las personas que las consume. Cualquier droga tiene la capacidad de cambiar el comportamiento, incluso la manera de ser
El CANNABIS es la sustancia ilegal más consumida en España, según se refleja en la encuesta anual del Ministerio de Sanidad correspondiente al 2012. Según dicho análisis 1 de cada 10 españoles ha consumido alguna vez en su vida cannabis (en concreto el 9,6% de la población, o lo que es lo mismo 4.512.000 personas aprox.). ¿Cuál es el riesgo más patente de su consumo? Para la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) el riesgo principal es el Síndrome amotivacional, es decir la aparición de apatía y pérdida de interés en el individuo. A los que hay que sumar una disminución de la capacidad de concentración y de memorización, sobre todo en los consumidores diarios. También está constatada la potencialidad del cannabis como elemento desencadenante de psicosis y cuadros delirante-alucinatorios en personas con riesgo a padecerlos.
El tabaco, la nicotina, también es una droga pero legalizada. ¿Qué es más perjudicial, el consumo de cannabis o de nicotina? El humo del cannabis es mucho más perjudicial para el pulmón humano que el del tabaco. Según el estudio, en hombres jóvenes puede producir un retraso en el inicio de la pubertad, mientras que en las mujeres podría interrumpir el ciclo menstrual o producir problemas en la ovulación. Y su consumo durante el embarazo es muy perjudicial para el feto, ya que el THC atraviesa la barrera placentaria. Durante la lactancia también.
La segunda droga más consumida es la COCAÍNA. Un 2,3% de la población española (1.081.000 personas), según los datos oficiales, la consumió en algún momento durante 2012. ¿Cuáles son sus riesgos? Muchos y variados: desde hemorragias nasales, problemas respiratorios y alteración del sueño, inquietud, irritabilidad y agresividad. Puede provocar cefaleas o accidentes vasculares y que podrían llegar, incluso, al infarto cerebral.
Según los expertos en drogodependencias, el consumo habitual de cocaína conlleva complicaciones psiquiátricas como crisis de ansiedad, disminución de la memoria, así como de la capacidad de concentración. También provoca Psicosis cocaínica, es decir la aparición brusca de ideas paranoides que llevan al consumidor a un estado de confusión, incluso con episodios de crisis de pánico y alucinaciones.
En tercera posición está el ÉXTASIS: el 0,7% de los españoles la consumió en alguna ocasión durante 2012 (es decir, más de 300.000 personas). Después de unas horas de su ingesta, la euforia inicial da paso a un estado de agotamiento, de tristeza, de ansiedad y agresividad. Esta fase puede durar varios días. ¿Cuáles son sus riesgos? Alteración grave del ritmo cardíaco, subida de la temperatura corporal, contracción de la mandíbula, temblores y convulsiones; incluso la aparición de toxicidad aguda, muy rara pero extremadamente grave. El éxtasis también provoca insuficiencias renales y hepáticas. Sus riesgos psicológicos son: trastornos depresivos o alteraciones psicóticas. Por ejemplo, el sentimiento de no ser uno mismo o de volverse loco puede sobrevenir de inmediato o en los días siguientes al consumo.
Las ANFETAMINAS y el SPEED ocupa la cuarta posición en la encuesta anual de Sanidad: el 0,6% de los españoles tomó esta droga en 2012 (más de 300.000 personas). La sobredosis de anfetaminas ocasiona el aumento de la temperatura del cuerpo e irritabilidad, convulsiones e incluso la muerte. Su consumo frecuente provoca depresiones severas y psicosis tóxica anfetamínica, ésta última se puede confundir con la esquizofrenia. Sus consecuencias también son físicas: como la aparición de acné y trastornos en cabello, dientes, encías y uñas.
La sexta droga más consumida en España son los ALUCINÓGENOS: un 0,4% la consumió durante 2012. Las consecuencias psicológicas más comunes son los trastornos de depresión y ansiedad, sobre todo con el consumo del LSD que provoca el llamado flash- back o retorno de la vivencia tenida con la droga, sin necesidad de una nueva dosis y que provoca incluso riesgos considerables para la integridad de la persona. Otro de los riesgos psicológicos son los episodios depresivos graves, cuadros psicóticos de tipo esquizofrénico, conductas de carácter paranoide o deficiencias en la memoria o el pensamiento abstracto.
SETAS MÁGICAS: su ingesta es similar a las anfetaminas (un 0,4% de la población española, cerca de 200.000 personas). El consumo abusivo provoca graves alteraciones psicológicas: crisis de ansiedad, de pánico e inestabilidad emocional de impredecible duración en el tiempo.
Un 0,2% de los españoles, más de cien mil personas, consumió KETAMINA (séptima posición) en la en alguna ocasión durante 2012. Es una droga muy peligrosa: una sobredosis provoca la pérdida total de la conciencia, estado de coma e incluso la muerte. Su consumo da lugar al llamado ‘un mal viaje’: crisis de pánico y sensaciones muy desagradables. Sus consecuencias físicas más probables son la depresión respiratoria y paro cardíaco; mientras que las psicológicas: trastornos de ansiedad, paranoias y flash back son otros efectos negativos a tener en cuenta si se va a consumir esta droga. Su consumo habitual provoca a largo plazo daño cerebral, problemas de memoria, de concentración o deterioro de habilidades lingüísticas. También dificultades en la digestión, en la micción, problemas oculares y alteraciones del sueño.
HEROÍNA: el 0,1% de españoles la consumió en 2012. La droga más consumida en la década de los ochenta, provoca alteraciones de la personalidad, trastornos de la memoria, de ansiedad y depresión. Su consumo provoca una enorme dependencia que hace que toda la vida del consumidor gire en torno a la sustancia. Más efectos: alteraciones de la nutrición, afecciones gastrointestinales, dolencias cardiovasculares, alteraciones hepáticas y renales. Asimismo, pueden aparecer problemas dentales, patologías ginecológicas y abortos espontáneos.
Según el blog estadounidense Business Pundit sobre las ‘industrias’ (en su mayoría ilícitas) que más dinero mueven el de las Drogas ocupa la primera posición: según datos de la Oficina de Drogas y Crimen Organizado de Naciones Unidas movería unos nada menos que 300.000 millones de dólares al año y según la DEA (Agencia Estadounidense Antidrogas) son más de 500.000 millones de dólares. Y para la revista The Economist, el mercado mundial del narcotráfico genera 240.000 millones de euros anuales.

Más información sobre Drogas: post publicados en la fanpage de Criminología y Criminalística:
·        Drogodependencias vs Delitos: causas I 
·        Drogodependencias vs Delitos: programas II 

Foto: Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) del Cuerpo Nacional de Policía y la EDOA (Equipo Contra la Delincuencia Organizada y Antidroga) de la Guardia Civil son las unidades especiales de las FFSS que se dedican en España a la lucha contra el tráfico de drogas.

No hay comentarios:

También te puede interesar