Proceso de captación y radicalización del terrorista yihadista


Por David Garriga Guitart. Licenciado en Psicología y Criminología.  Especialista en Mundo árabe e Islámico y Analista de terrorismo Yihadista.

En España, el Terrorismo Yihadista mantiene la labor de captación y reclutamiento de nuevos miembros de manera continuada desde su aparición hasta nuestros días. Las personas encargadas de ello son denominados reclutadores, personas de mediana edad, respetadas por su gente, con carisma y que se les profesa una gran admiración dentro de la comunidad.

Esta captación requiere de diversas etapas, estadios a los que el individuo va accediendo y evolucionando hasta llegar a la radicalización total. No todos los que empiezan este proceso llegan a su fin asumiendo plenamente las ideas extremistas, algunos se desvinculan a mitad o simplemente son descartados por los líderes.

Los procesos de radicalización a nivel general y según el estudio del Real Instituto El Cano  son cinco:

1.     Desencanto
2.     Radicalización
3.     Extremismo
4.     Extremismo violento
5.     Terrorismo

Los reclutadores están especializados en buscar a los “posibles” futuros terroristas en personas en las que prevén que más fácilmente pueden padecer un desencanto del país en el que están o se las vea más fácilmente manipulables para sus objetivos. Aunque ha habido personas de un nivel económico alto, la mayoría de los “captados” suelen ser personas marginales y necesitadas, y aunque integradas socialmente no acaban de sentirse plenamente satisfechas con lo que la nueva sociedad les ofrece.

A todas ellas se les brinda una oportunidad de llenar de sentido su vida vengándose de las injusticias cometidas contra su persona. Una vez captados empieza el proceso de radicalización. Aunque no es fácil diferenciar esta fase, muchos investigadores aseguran que aparecen rasgos significativos del proceso. Por ejemplo en su apariencia exterior. Cambian su ropa habitual pasando de un estilo más occidental a otro más tradicional, se dejan crecer la barba o se cortan el pelo a cero. Muchos llegan a exigir a las personas que tiene a su alrededor y que puede influenciar sobre ellas (sobre todo mujeres e hijas) que adopten las mismas costumbres.

El proceso de radicalización viene respaldado por la interacción afectiva con otros integrantes del grupo terrorista ayudando a mantener y reforzar la ideología radical. Esta interacción puede llevarse a cabo en diferentes espacios frecuentados por la persona (mezquita,  instituciones sociales, culturales, deportivas, locales comerciales o incluso domicilios particulares). Y la exposición selectiva de los medios de comunicación, ignorando a los más occidentales y limitándose a informarse solamente a través de canales más radicales. Dándoles una visión sesgada sobre temas políticos y sociales. Esta estrategia Influye en su criterio frente a opiniones sobre materias más delicadas como las opresiones que occidente mantiene sobre los musulmanes y las salidas que éstos tienen para la recuperación de un territorio que una vez fue suyo.

Otro de los medios usados y quizá el más importante de captación y radicalización yihadista es internet. Al-Qaeda, por ejemplo, cuenta con su propia productora: As-Sahab, y Al-Qaeda en el Magreb Islámico con la suya: Al-Andalus. Este medio, por su rapidez de creación y eliminación ha hecho posible, a través de sus diferentes páginas, tareas de reclutamiento, propaganda, financiación y entrenamiento del terrorismo yihadista.

Su manera de presentarse en la red ha cambiado a lo largo de los años, pasando de las “páginas o webs oficiales” de Al-Qaeda, plataforma para hacer comunicados de prensa y donde se podían colgar videos de sus mensajes para que llegaran a la mayoría,  hacia una estructura en red donde el protagonismo lo ejercen un grupo de personas radicales interaccionando con una amplia comunidad a través de foros, chats y otros lugares sociales haciendo que comunicarse e interactuar con otros afines, sea más fácil y rápido, aumentando de esta manera su peligrosidad.


Página Asrar al-Mujahideen

Como es lógico pensar, las primeras etapas de internet, al tratarse de páginas oficiales de Al-qaeda con su bandera negra y su ideología, eran cerradas continuamente. Con la evolución, los software yihadistas han inventado métodos para ocultar la identidad del que está al otro lado e incluso encriptar el mensaje que se quiere mandar al resto del foro.  Uno de los programas de encriptación más popular en estos foros es el Asrar al-Mujahideen 2..0 (“los secretos de Mujahideen”) que permite a los usuarios de estas comunidades virtuales generar una clave digital que puede ser usada para descodificar mensajes.

Un video muy interesante y recomendable sobre la radicalización de su hermanastro, un chico de clase media de Inglaterra:
Vídeo: http://www.mybrothertheislamist.com/

El documentalista Robb Leech se propone descubrir por qué su hermanastro, Rich, un hombre de la clase media blanca de Dorset, se convirtió en un islamista radical. Robb se enteró de esta conversión de su hermano a través de un diario de circulación nacional en el verano de 2009. El artículo decía que Rich se había convertido bajo el liderazgo de Anjem Choudary, líder del grupo radical musulmán Islam4UK, que posteriormente fue prohibido por las leyes antiterroristas británicas.
En este reportaje, que tardó más doce meses en realizar, Robb se propone volver a conectar con su hermanastro extremista y encontrar pistas para poder saber qué llevó a Rich a convertirse en “Salahuddin”. “Mi hermano islamista” traza la relación entre los hermanos y muestra el intento de  Robb para entender por qué la persona que una vez había visto como un modelo a seguir podía llegar a rechazar tan visceralmente las creencias de su familia y , por extensión, del mundo occidental. A medida que Robb pasa más tiempo con Salahuddin, es testigo de un fenómeno muy particular: el de la adopción del islamismo radical por parte de hombres jóvenes, muchos de ellos blancos.


Finalmente, una vez captada la persona se produce su desplazamiento a algún campo de entrenamiento de algún país islámico o afín. Por ejemplo, hasta el momento se sabe que 17 residentes en España (11 ciudadanos españoles y 6 marroquíes domiciliados) han sido el total de individuos que han viajado  a Siria para unirse a organizaciones yihadistas inmersas en la guerra civil que actualmente tiene este último país. Lo curioso es que a parte de tres o cuatro, ninguno de ellos tenía una trayectoria yihadista previa (http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/Imprimir?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/Elcano_es/Zonas_es/Reinares-Garcia-Calvo-Yihadistas-Siria-procedentes-Espana#_ftn1).

No hay comentarios:

También te puede interesar