LAS MAFIAS (primera y segunda parte)


Por Wakinaki Pl Cadiz
Las Mafias (primera parte)

Las mafias tradicionales

Las mafias son organizaciones criminales con finalidad económica integradas por personas que pasan previamente por un proceso de iniciación (formación y prueba) y que para ser admitidos han de serlo por acuerdo de los miembros de la asociación con capacidad decisoria. La familia, el honor y la cultura de la muerte son las expresiones típicas de este tipo de organizaciones. Además, todas ellas se caracterizan por un fuerte arraigo sociogeográfico, y sobre todo sociocultural. Se trata de organizaciones paralelas al Estado, que vive parasitariamente de manipular y extorsionar el desarrollo económico del Estado, trabajando en la ilegalidad y la clandestinidad. Dentro de este modelo pueden ser situadas:

Las mafias italianas:

- La Camorra (Campania): Constituida por organizaciones locales que no siempre conviven en armonía. Sus miembros no han de estar necesariamente unidos por lazos de parentesco.

-La Ndrangheta (Calabria): Su estructura tampoco es centralizada, pues está constituida por clanes que guardan entre sí relaciones de horizontalidad. Sus miembros son recluidos entre personas con lazos de parentesco (afines o consanguíneos).

-La Cosa Nostra (Palermo): Es el modelo de mafia por excelencia y la más peligrosa de estas organizaciones criminales, no tanto por el número de militantes como por su estructura y su capacidad para poner en práctica estrategias unitarias a pesar de la complejidad de su extensa red operativa. Es por ello que es la única organización criminal italiana que puede ser puesta como criminal válido a nivel internacional. En la actualidad la Cosa Nostra está instalada en diferentes regiones italianas y en ciertos países europeos con inmigración de origen siciliano; también en EEUU y en Canadá. Se trata de una organización unitaria, estructurada como un Estado y regida por reglas inflexibles que se imponen a sus miembros a través de métodos violentos.

Aunque esta unidad no excluye cierta autonomía para cada una de las familias en lo que concierne a las cuestiones locales, ni la posibilidad de conflictos y luchas dentro de la organización por espacios de poder y territorios; pero en todo caso la organización en su conjunto interviene siempre para dictar reglas de comportamiento a fin de conseguir una orientación unitaria para los negocios que afectan a la organización como tal. La actividad de la Cosa Nostra con respecto de los delincuentes comunes ha cambiado; Antes no se permitía que perturbasen la “tranquilidad” de las zonas controladas por la mafia, ahora incluso se les recluta para las actividades de la organización.

La mafia china

Al margen de las famosas Triadas, en los últimos años ha empezado a emerger en China organizaciones criminales que, sin tener una estructura tan definida como la de las Triadas, presentan las siguientes características:

-Estructura superior a las simples asociaciones de criminales (división del trabajo, actividad planificada y reglas más estrictas de funcionamiento interno)
-Posibilidad de gozar de impunidad debido a la labor de la organización
-Tendencia a concentrarse en un pequeño número de regiones
-Se está desarrollando a la sombra de las reformas económicas y de la apertura del país. Las actividades delictivas (contrabando de obras de arte, tráfico de drogas, juegos ilícitos, chantaje, extorsión…) se esconden tras negocios lícitos como restaurantes, salones de belleza, comercios, etc.


Por Wakinaki Pl Cádiz

Las Mafias ( segunda parte)

Las nuevas mafias (organizaciones criminales flexiblemente mafiosas) 

Ofrecen esquemas más flexibles que las mafias tradicionales, y no poseen el arraigo sociogeográfico ni sociocultural de aquellas. Es el caso, por ejemplo, de las nuevas mafias colombianas (cárteles) y que se estructuran de forma mixta. Junto al núcleo estable (familias) se recluta a otras personas (generalmente jóvenes de bajo estrato socioeconómico) que se ponen al servicio de la organización para hacer el trabajo sucio y a cambio de un sueldo. 

Organizaciones criminales funcionalmente mafiosas 

Las organizaciones descritas en los dos apartados anteriores son estructural y funcionalmente mafiosas. Hay, sin embargo organizaciones criminales que actúan de manera afín a las mafias pero sin poseer una estructura tan monolítica ni perdurable como éstas. Estas organizaciones se acercan al concepto de bandas o redes criminales que en ocasiones funcionan como funcionan las mafias. Utilizan la violencia, la extorsión, el homicidio, el comercio ilegal de cosas o personas, etc. Pero no son mafia en el sentido técnico del término, pues para hablar de mafia en sentido estricto es preciso que la organización esté arraigada y estructurada de tal forma que perviva sin gran dificultad en caso de que desaparezcan los responsables o jefes actuales. Es la duración y la perennidad de la estructura más allá de las personas la que identifica a la mafia como organización criminal. Las organizaciones no mafiosas difícilmente sobreviven a la desaparición o ausencia prolongada se sus jefes. 

No hay comentarios:

También te puede interesar