La Oficina de Relaciones con la Comunidad de la Comisaría de Mossos d'Esquadra de Gavà

  • Por Nuria Querol
  • La Oficina de Relaciones con la Comunidad de la Comisaría de Mossos d'Esquadra de Gavà ha organizado una charla sobre protección animal para 300 adolescentes del Colegio Ángel Santo que ha contado con las ponencias de los Mossos d'Esquadra Sònia Pujol i David Carrasco, i la Dra Núria Querol. La sensibilización desde la educación en los hogares y centros escolares se ha demostrado como una de la smejroes herramientas para luchar contra el maltrato y la violencia. Una parte de la conferencia ha estado dedicada al concepto de "El link". Hay evidencia creciente de la asociación entre el maltrato a los animales y la violencia interpersonal. Las investigaciones han demostrado que: • Las situaciones de menores testigos de violencia o que participan de actos de maltrato a animales son un indicador de riesgo para desarrollar comportamiento agresivo y anti-social, así como un predictor de violencia interpersonal. • Los maltratadores a menudo matan o maltratan a los animales para causar miedo y ejercer chantaje emocional a las víctimas de violencia familiar. El maltrato a animales severo por negligencia, especialmente el Síndrome de Noé, a menudo indica la vulnerabilidad de personas mayores y la necesidad de intervención de Servicios Sociales y ayuda psicológica. Llamamos "El Link" a las áreas en que interseccionan el maltrato a animales, el maltrato a menores, el maltrato a mayores, la violencia de pareja, el bullying y la violencia filio-parental. El vínculo humano-animal hace que el maltrato a animales no sea un hecho aislado: se trata de una forma de violencia familiar y una señal de alarma de otros comportamientos violentos. No todos los menores que maltratan animales se convierten en adultos violentos, ni todos los adultos que maltratan animales son violentos con otros miembros de la familia; pero los profesionales que incluyen preguntas sobre bienestar animal en sus valoraciones e investigaciones, pueden determinar patrones de violencia y factores de riesgo para la seguridad de los miembros de la familia y la comunidad. El maltrato a animales rara vez ocurre de manera aislada, suele ser “la punta del iceberg” y supone una oportunidad para los Servicios Sociales y los Cuerpos Policiales para una intervención precoz. La actitud de “sólo es un animal” está siendo reemplazada por un nuevo razonamiento “si está maltratando a un animal, alguien en el hogar o el vecindario. El Link incluye muchos aspectos de la prevención de la violencia. Con esta aproximación, las instituciones que ayudan a personas y animales pueden establecer vínculos multidisciplinares mediante estrategias de intervención efectivas para romper los ciclos de violencia y proteger a todos los miembros vulnerables de la sociedad. Hay evidencia creciente de la asociación entre el maltrato a los animales y la violencia interpersonal. Las investigaciones han demostrado que: • Las situaciones de menores testigos de violencia o que participan de actos de maltrato a animales son un indicador de riesgo para desarrollar comportamiento agresivo y anti-social, así como un predictor de violencia interpersonal. • Los maltratadores a menudo matan o maltratan a los animales para causar miedo y ejercer chantaje emocional a las víctimas de violencia familiar. El maltrato a animales severo por negligencia, especialmente el Síndrome de Noé, a menudo indica la vulnerabilidad de personas mayores y la necesidad de intervención de Servicios Sociales y ayuda psicológica. Llamamos "El Link" a las áreas en que interseccionan el maltrato a animales, el maltrato a menores, el maltrato a mayores, la violencia de pareja, el bullying y la violencia filio-parental. El vínculo humano-animal hace que el maltrato a animales no sea un hecho aislado: se trata de una forma de violencia familiar y una señal de alarma de otros comportamientos violentos. No todos los menores que maltratan animales se convierten en adultos violentos, ni todos los adultos que maltratan animales son violentos con otros miembros de la familia; pero los profesionales que incluyen preguntas sobre bienestar animal en sus valoraciones e investigaciones, pueden determinar patrones de violencia y factores de riesgo para la seguridad de los miembros de la familia y la comunidad. El maltrato a animales rara vez ocurre de manera aislada, suele ser “la punta del iceberg” y supone una oportunidad para los Servicios Sociales y los Cuerpos Policiales para una intervención precoz. La actitud de “sólo es un animal” está siendo reemplazada por un nuevo razonamiento “si está maltratando a un animal, alguien en el hogar o el vecindario. El Link incluye muchos aspectos de la prevención de la violencia. Con esta aproximación, las instituciones que ayudan a personas y animales pueden establecer vínculos multidisciplinares mediante estrategias de intervención efectivas para romper los ciclos de violencia y proteger a todos los miembros vulnerables de la sociedad.

No hay comentarios:

También te puede interesar