La nueva ordenanza de Animales de Barcelona: mejoras en bienestar y prevención del maltrato y la reincidencia



El Gobierno municipal revisará la Ordenanza Municipal de Protección, Tenencia y Venta de Animales, vigente desde el 2003, para garantizar el bienestar de los animales, la tenencia responsable y su convivencia con las personas y su entorno.
El Gobierno municipal revisará la Ordenanza Municipal de Protección, Tenencia y Venta de Animales, vigente desde el 2003, para garantizar el bienestar de los animales, la tenencia responsable y su convivencia con las personas y su entorno. Los cambios más relevantes que propone la revisión de la ordenanza van en la línea de garantizar el bienestar de los animales. Por ejemplo, se recoge que el animal no puede estar atado más de dos horas, una en el caso de los cachorros. Prohíbe dejarlos solos en el domicilio durante más de 3 días consecutivos. En el caso de la especie canina, en ningún caso se podrá superar un periodo de 12 horas.
Los animales domésticos no pueden tener como alojamiento habitual los vehículos, patios de luces o balcones, terrazas, patios, galerías o terrados. Los propietarios están obligados a evitar la huida, tanto de los ejemplares como de sus crías. Y se prohíben los collares de fuerza, de estrangulamiento o similares. La persona que quiera adquirir, acoger o adoptar un animal tendrá que firmar una declaración responsable conforme no ha sido sancionada por infracciones que impliquen maltrato o abandono del animal.
Vender un animal a alguien que no la firme conllevará una sanción muy grave, de hasta 3.000 euros. El consistorio pedirá a la Generalitat que cree un registro de maltratadores de animales. Los centros de acogida y los establecimientos dedicados a la venta tendrán que exigir este documento en el proceso de adopción, acogida o compra.
Las sanciones propias de la ordenanza municipal en materia de protección, tenencia y venta de animales, pueden ir de 750 a 3.000 euros, en función de si la infracción es leve, grave o muy grave. Por ejemplo, se considera una infracción muy grave ( hasta 3.000 euros ) permitir que los animales domésticos hagan sus necesidades en los parques y jardines de uso para niños; comprar vender o dar en adopción un animal de compañía sin que el nuevo propietario haya firmado la declaración responsable; acoger o adoptar un animal de compañía cuando el nuevo propietario ha sido sancionado antes por infracciones que implican maltrato o abandono; vender animales salvajes en cautividad potencialmente peligrosos.
Igualmente, se considera una infracción grave (hasta 1.500 euros) no recoger inmediatamente las deposiciones fecales de los animales domésticos; exhibir animales en la vía pública con fines lucrativos, no comunicar la desaparición de un animal de compañía; mantenerlos en instalaciones inadecuadas; tenerlos en la vía pública sin estar atados por medio de un collar, correa o cadena.
Es una infracción leve (hasta 750 euros) dar de comer a los animales en los supuestos previstos en el ordenanza; permitir que los animales domésticos hagan sus micciones en las fachadas de los edificios y en el mobiliario urbano; acercarse o dar de comer a jabalíes o cualquier otro animal salvaje sin la autorización correspondiente.
La nueva Ordenanza Municipal de Protección, Tenencia y Venta de Animales empieza ahora su trámite. El objetivo del Gobierno municipal es seguir trabajando con las entidades y los grupos políticos con el fin de alcanzar un acuerdo lo más consensuado posible.
Link a la Ordenanza actual:

No hay comentarios:

También te puede interesar