Científicos alemanes aseguran haber detectado dos muertes por marihuana


Por el Lic. Mario Murrieta

Uno de los elementos esenciales del discurso en contra de las “drogas” ―y aun de la definición social que hace de “droga” un término con implicaciones negativas moralmente― es el “peligro”, el “daño” que puede provocar en una persona, en especial en su salud, en las varias formas que asimismo la noción de salud ha adquirido en nuestra cultura: la del cuerpo, la de la mente, la emocional, etc.

Y si bien en varios casos esta alarma puede ser irrebatible ―la combinación de alcohol y cigarro, por ejemplo, acelera el declive cognitivo―, al menos en lo que respecta a la situación específica de la sobredosis y la consecuente muerte que esto puede acarrear, la marihuana está exenta de dicho riesgo.

Si bien es cierto que nadie puede morir por una sobredosis de mariguana, especialistas del Instituto Nacional de Medicina Legal de Alemania, aclaran que "El cannabis desencadenó arritmia cardiaca aguda en dos hombres aparentemente sanos, causando su muerte prematura", y además sostienen que son los primeros casos jamás registrados.

BRENNO HARTUNG y sus colegas estudiaron un total de 15 supuestas víctimas mortales por consumo de marihuana entre los años 2011 y 2012. En su artículo publicado en la revista 'FORENSIC SCIENCE INTERNATIONAL' sostienen que en 13 de los casos lograron encontrar explicaciones razonables a las muertes de los fumadores. Sin embargo, para los dos casos restantes, de un joven de 23 y de otro, de 28 años, el cannabis es la única explicación después de descartar todas las demás posibilidades. 

"Tenemos entendido que se trata de los primeros casos de intoxicaciones mortales con marihuana encontrados tras todas las pruebas forenses. Tras la exclusión de otras causas de muerte, suponemos que los jóvenes experimentaron complicaciones cardiovasculares fatales provocadas por fumar cannabis", comentan los científicos alemanes. 

Sin embargo, a continuación se contradicen a sí mismos: de acuerdo con los resultados de la autopsia, el joven de 23 años tenía un grave trastorno cardiaco no detectado, mientras que el otro, de 28, tenía un historial muy largo de abuso de alcohol, anfetaminas y cocaína.

Cabe recordar que desde hace mucho tiempo la medicina calcula que fumar un cigarro de mariguana incrementa los latidos del corazón en entre un 20% y un 100% inmediatamente después de la aspiración e incrementa en un 4,8% el riesgo de un ataque cardiaco durante la primera hora después de fumar.


Por todo esto, los especialistas alemanes recomiendan a la gente con corazones potencialmente vulnerables evitar el consumo de cannabis.

No hay comentarios:

También te puede interesar