PROPUESTA DE METODOLOGÍA PARA LA INSPECCIÓN E INVESTIGACIÓN EN VEHÍCULOS CONSIDERADOS COMO LUGAR DE LOS HECHOS, LUGAR DEL HALLAZGO O COMO ENLACE EN HECHOS PRESUNTAMENTE DELICTIVOS. Tercera parte



Por el Lic. Mario Murrieta Fournier.

Una vez que se dividió la carrocería del vehículo por zonas o sectores (de acuerdo a la metodología propuesta), el investigador realizará la búsqueda de indicios y evidencias teniendo en cuenta la dirección de avance del vehículo, es decir, de acuerdo con los perfiles del conductor, en este caso se propone que inicie la búsqueda en la parte frontal o delantera del vehículo, colocándose exactamente enfrente de éste, realizando una observación minuciosa de toda la superficie, evitando tocar las partes lisas del mismo.

Posteriormente iniciará la observación de la carrocería del vehículo desplazándose hacia su izquierda o bien a la derecha del conductor, (algunos autores establecen que la observación de la carrocería de un vehículo se debe realizar en sentido a las manecillas del reloj), de esta manera seguirá observando la parte frontal derecha, la parte lateral delantera derecha, la parte media lateral derecha, la parte posterior lateral derecha, la parte posterior izquierda y la parte posterior, así sucesivamente hasta dar la vuelta completa al vehículo, no sin antes también observar de igual manera la parte superior e inferior del mismo vehículo, todo esto con la finalidad de localizar golpes de hundimiento y corrimiento producidos por un cuerpo duro o blando; manchas orgánicas e inorgánicas, daños producidos por disparo de arma de fuego; elementos pilosos o filamentosos, y demás material sensible significativo, entre otros.
En este paso no se recomienda realizar la revisión del interior del compartimento del motor y el interior de la cajuela, puesto que para la revisión de ambas partes también se requiere una metodología la cual veremos más adelante.

MÉTODO DEL RELOJ

En algunos condados de la Unión Americana, en especial en Texas, las autoridades locales junto con el Departamento de transporte del mismo Estado han desarrollado una guía para la  Observación, y en su caso, para la fijación de los daños ocasionados a los vehículos con motivo de los diferentes accidentes de tránsito que pueden ocurrir en su jurisdicción, esto con el fin de determinar con mayor precisión la dirección de la fuerza (Golpes de hundimiento y corrimiento).

Esta guía se basa en la información contenida en las Normas Nacionales Estadounidenses, Institute (ANSI) D16.1 Norma, 2007 Manual de Clasificación de Vehículos de Motor, y consiste en que el investigador debe imaginar un superpuesto círculo alrededor del vehículo, con números como en un reloj. Cada número (del 1 al 12) representa una dirección o el ángulo en el que el vehículo puede haber recibido algún daño, de esta manera podemos establecer los daños sufridos a los vehículos. Por ejemplo: Un golpe en la parte frontal o delantera de un vehículo se establecerá de la siguiente manera, “golpe de hundimiento (se especifica la magnitud) ubicado a las 12:00 horas de vehículo en cuestión.

Ha tenido tanta aceptación esta guía que algunos criminalistas la han adoptado para sus trabajos de investigación. En lo personal considero que su uso resulta demasiado complicado y solamente se menciona como antecedente.


Continuará…

No hay comentarios:

También te puede interesar