PREVENCIÓN DEL BULLYING .Con padres y alumn@s


Fernando Alser Qualytel

Hay que detener el acoso antes de que comience. Los padres deben hablar con sus hijos acerca del acoso escolar: Es posible que su hijo/a esté confundido y no comprenda su entorno social, e ignore el daño que está haciendo. Recuérdele a su hijo que intimidar a otros puede acarrear consecuencias de índole jurídica. Los niños imitan las formas de comportamiento que adoptan sus padres. Estar expuesto a un comportamiento agresivo o a un entorno demasiado estricto en casa hace que el niño tenga más propensión al acoso escolar. Los padres/tutores deben dar ejemplos positivos en su forma de relacionarse con otras personas y con sus hijos. A menudo, los niños con problemas de autoestima acosan a otros para sentirse bien consigo mismos. Incluso los niños que gozan de cierta popularidad y aceptación pueden tener tendencias crueles. Los padres deben evitar y castigar el comportamiento cruel en estos casos.Es importante que los estudiantes informen a un padre o a un adulto de confianza sobre cualquier caso de intimidación. Con frecuencia, los niños no denuncian casos de acoso cibernético porque temen que sus padres les impidan usar el teléfono o el ordenador personal. Los padres deben respaldar a sus hijos si éstos les informan de un caso de intimidación, y no impedirles que usen el teléfono como consecuencia de esa situación. Los niños deben recordar que el acoso escolar es incorrecto, y que debe ser resuelto por un adulto. No hay que responder al acoso con violencia. Aunque sea difícil, hay que decirle con calma al acosador que deje de intimidar. Por último es aconsejable, como autoprotección, estar acompañado siempre que sea posible, evitar situaciones de confrontación donde no haya otros alumnos o profesores que puedan auxiliar e impedir la violencia del bullying.

1 comentario:

Gabriel Alvarez dijo...

Muchas gracias por esta interesante informacion os he recopilado informacion aca http://bit.ly/1lpxpvL

También te puede interesar