LUZ VERDE A LA PROFESIÓN


CONSTITUIDO EL PRIMER COLEGIO PROFESIONAL DE CRIMINÓLOGOS DE ESPAÑA

Por Fernando Alser Qualytel



EL 14 de diciembre de 2013, reunidos en asamblea constituyente los miembros acreditados de las asociaciones profesionales de criminólogos/as de la Comunidad Valenciana aprueban por unanimidad, la creación del primer colegio profesional de criminólogos de España, de conformidad con lo dispuesto en la disposición adicional de la ley 2/2013, de 4 de julio, de la Generalitat, de Creación del colegio Oficial de Criminólogos de la Comunidad Valenciana.

El tiempo medirá el alcance de esta noticia, pero podemos intuir qué la cuestión siempre planteada al titulado/a en Criminología en España, acerca de cuáles son sus funciones, el valor de su título, sus capacidades, y en qué puede ayudar a la sociedad, quedarán resueltas a través de la respuesta de nuestro Colegio Profesional de Criminólogos/as, de manera adecuada y profesional.

Esta nueva dimensión para el criminólogo y criminóloga en España, es el resultado del trabajo, bien hecho, de tres asociaciones de criminología de la Comunidad Valenciana, que en un ejemplar ejercicio de colaboración y profesionalidad, han reunido la voluntad unánime de todos sus socios y socias, titulados, según los requisitos del Real Decreto 858/2003, de 4 de julio, en un proyecto que asentará la base sólida de trabajo y éxitos para nuestro colectivo.

Es también motivo de felicitación, y un aliciente para seguir estudiando y trabajando en distintos proyectos a todos y cada uno de los criminólogos y criminólogas de España, que pronto tendrán su merecido reconocimiento profesional. La Criminología presente es muy distinta de la anterior. Antes, estábamos casi al margen de la respetabilidad. Ahora nos encontramos en algún lugar entre un mal necesario y la ola del futuro. 
 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por vuestra consideración y apoyo.

Intentaremos estar a la altura de lo que la sociedad espera de los criminólogos, si conseguimos que cuenten con nosotros.

Un saludo
Pablo-Darío Ibáñez Cano
Decano ICOCCV

También te puede interesar