LA INFLUENCIA DEL “FACTOR AMBIENTAL” EN LOS DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL Y SUS CONSECUENCIAS, LOS SINIESTROS VIALES. (SEGUNDA PARTE)


Por José María González González.

Como hemos visto la Criminología Ambiental puede ayudar al estudio y prevención de los delitos contra la seguridad vial y los siniestros viales. Podemos presentar la criminología ambiental con las propias palabras de Brantingham y Brantingham (1991) en una de las obras clave de esta disciplina:

“La Criminología Ambiental plantea que los eventos delictivos deben entenderse como una confluencia de infractores, victimas u objetivos del delito, y normativas legales, en escenarios específicos, ocurriendo en un momento y lugar concretos. Esto significa que un análisis completo del delito tiene cuatro dimensiones: la dimensión legal, la dimensión del infractor, la dimensión de la victima/objeto, y una dimensión espacio-temporal. Lo que es más, esas dimensiones han de comprenderse e interpretarse sobre un telón de fondo histórico y situacional complejo, de características sociales, económicas, políticas, biológicas y físicas, que establecen el contexto en el que están contenidas las dimensiones del delito […] El interés de la Criminología Ambiental por el papel que juegan la localización y el cambio de posición y yuxtaposición de los eventos delictivos, no niega la legitimidad de los estudios que se llevan a cabo en las otras dimensiones del delito […]”.

Tenemos que entender que la circulación se desarrolla en un espacio que tiene tres componentes: elementos físicos o estáticos (las vías y sus estructuras, en sentido amplio); elementos en movimiento (personas y vehículos); y otros que forman como un telón de fondo, de permanencia inevitable y constante variabilidad que rodean dicha vía (situación meteorológica, luminosidad, congestiones, etc.). Este ambiente global es el que influye en la persona y puede ocasionar que llegue a delinquir.

Los factores ambientales y el espacio establece muchas exigencias a los usuarios de las vías, los cuales tienen que estar pendientes de estas modificaciones y que exigen un alto nivel de concentración al conductor (principalmente) como pueden ser:

1. Por las características geométricas y físicas de la vía urbana. Ya que no es lo mismo circular por una vía de asfalto o adoquinada, que sea deslizante o no, etc.

2. Por las condiciones ambientales (meteorológicas). Que influyen a la hora de circular y modifican nuestra forma de hacerlo, y más si las condiciones de visibilidad no son las idóneas.

3. Por la circulación. En ella influyen la densidad, fluidez y la composición de la circulación.

4. Por las normas y señales reguladoras de la circulación (el entorno de la vía). Ya que sabemos que si existen las señales de circulación es porque regulan situaciones que no son las generales de la vía y nos dificulta la circulación ya que tenemos que ir pendientes de ellas.

Por eso estamos ante una nueva manera de enfocar la prevención y el porqué se comenten los delitos contra la seguridad vial, yendo más allá del simple estudio de la persona humana como desencadenante de estos hechos. Se incluye como factores el ruido, calor, las congestiones de tráfico, etc. y la estructura de la vía, todos ellos factores influenciables en el ser humano.

Clarke en 1997 estableció que algunas de las causas del delito pueden ser explicadas a partir de las oportunidades existentes en el ambiente y su entorno.
Siguiendo a Wortley y Mazerolle (2008) las premisas de esta perspectiva ambiental la podemos resumir en tres puntos:

 La influencia del ambiente en la conducta delictiva.

 La no aleatoriedad de la distribución espacio-temporal.

 Y la utilidad de los elementos anteriores en el control y prevención del delito.

Pese a la importancia y repercusiones que tienen los delitos contra la seguridad vial, la delincuencia viaria se considera como un grupo independiente de delitos a causa de sus específicos modos de comisión y las razones de su nacimiento (Kaiser, 1970).

Por eso la criminología ambiental considera al delincuente vial como un elemento más de los que confluyen en el mismo, haciendo hincapié en los determinantes situacionales, interesándose por los patrones delictivos en el tiempo y en el espacio. Y añade otro factor más para el estudio y prevención de estos delitos. Decir que según diversas investigaciones los factores ambientales, las características de la vía y del tiempo explican, al menos, el 12% de los siniestros viales.

****************
http://criminologia-vial.blogspot.com.es/2013/10/aplicacion-de-la-criminologia-ambiental_21.html

No hay comentarios:

También te puede interesar