AMAXOFOBIA, EL MIEDO A CONDUCIR


Por José María González González

La palabra AMAXOFOBIA viene de AMAXO, que significa “carruaje” y FOBIA, que significa “miedo”. La fobia es miedo ante situaciones particulares u objetos que no son peligrosos y a las que la mayoría de la gente no considera problemáticos. Y por fobia a conducir entendemos una inquietud permanente y desproporcionada que surge antes, y sobre todo durante la acción de conducir; conllevando que, la persona que sufre de amaxofobia, tenga un cúmulo de sensaciones negativas y conduzca en tensión y con miedo. El miedo se compone de cuatro componentes básicos:

·        Una forma de percibir e interpretar el entorno.
·        Una respuesta emocional.
·        Una respuesta fisiológica.
·        Una respuesta motora, es decir una acción observable.

Un conductor con esta fobia sufre de estos cuatro componentes, pero dependiendo de miedo tendrá una respuesta u otra. Estas respuestas (la acción) pueden ser las siguientes:

1.   Paralizante, es decir, es aquel que sufren personas que, teniendo permiso de conducir, no conducen por este miedo. Siendo la reacción mas grave, ya que se van incapaces de conducir, solo el hecho de pensarlo les da pánico.

2.     El miedo en circunstancias específicas, que no llega a ser paralizante, pero sí produce sensaciones de tensión en situaciones específicas relacionadas con variables externas al conductor, (como pueden ser las condiciones climatológicas, la fluidez del tráfico, el tipo de vía, etc.). Teniendo su máxima representación en la conducción urbana.

Las personas que sufren y padecen una fobia se sienten incomprendidas y no les resulta fácil explicar a los demás qué les pasa y, mucho menos, por qué les pasa y por qué sienten esa angustia. Así mismo, a los demás les cuesta también muchísimo comprender que no puedan, o lo pasen muy mal, conduciendo un coche, por ejemplo.

Si nuestra mente está bien organizada y entrenada frente a la angustia, la amaxofobia existe de manera controlada y consciente y el miedo se acaba dominando. En caso contrario, si el conductor se muestra incapaz de asumir el hecho como un episodio perteneciente al pasado y éste permanece anclado en su mente como un suceso del presente, se convierte en paralizante y limitante y nos domina, necesitando entonces la ayuda de profesionales.

Cerca de un 4% de la población padece fobias limitantes para hacer partes de una vida normal y un 35% convive con ellas aunque no a nivel tan profundo y limitante y es justo dentro de este colectivo, donde está enmarcado este estudio sobre amaxofobia.

Un siniestro vial vivido o presenciado, puede provocar amaxofobia y puede llegar a convertirse en un trastorno limitante cuando enlaza con determinadas cadenas de pensamientos que son previas al suceso y tiene que ver con ideas de rechazo asociadas al movimiento y que se dan por supuesto, a nivel inconsciente y de ahí la dificultad para reconocerlo por parte del paciente y de descubrirlo por parte del terapeuta.

Por tanto, la relación amaxofobia y siniestro vial es clara y tiene que ver con sentimientos de inseguridad y vulnerabilidad cuando la persona descubre que no todo está bajo su control y conducir deja al descubierto nuestras limitaciones y dependencias y además, si la fobia está directamente relacionada con sufrir un siniestro, esto nos hace asumir la responsabilidad de nuestros actos.


Uno de los síntomas es el recuerdo continuado o reaparición del siniestro con gran viveza. Como consecuencia se produce ese miedo a conducir con un aumento permanente de las reacciones de alerta y sobresalto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

También te puede interesar