CUANDO LA VÍCTIMA SE CONVIERTE EN DELINCUENTE


Ana Quevedo. Periodista de Sucesos y Tribunales. Licenciada en Criminología y profesora de Lengua/Literatura e Historia de las Civilizaciones.
CUANDO LA VÍCTIMA SE CONVIERTE EN DELINCUENTE (I

¿Qué es lo que siente una víctima para terminar convirtiéndose en delincuente? ¿Qué le pasa por la mente para cruzar la línea de lo legal a lo no legal? ¿Desesperación? ¿Impotencia? ¿Venganza? En los dos post siguientes intentaremos analizar (de manera breve) el por qué.

El 27 de mayo, Julio, un policía local de Valencia, tras una discusión verbal apuñaló a un trabajador prejubilado, de 55 años, de una entidad bancaria española (Bankia). El agente, de 39 años, le asestó cuatro cuchilladas a la víctima que tuvo que ser intervenida inmediatamente en el hospital (a día de hoy ya ha recibido el alta hospitalaria). El policía local (en prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa)  había estado varias veces de baja. La razón: su ansiedad por estar arruinado. Se ha publicado que el trabajador de Bankia le suscribió participaciones preferentes al policía por valor de 300.000 euros. Las preferentes son productos considerados ‘tóxicos’ por ser de una complejidad elevada destinada a inversores (y no a pequeños ahorradores), pero en España se vendieron/suscribieron (sin ningún tipo de información, más bien con engaños) miles y miles de millones de euros a pequeños ahorradores que ahora han perdido su dinero o han visto como su valor no supera ni el 20% inicial. Los juzgados españoles investigan ahora la presunta estafa bancaria.

¿Fue víctima el policía de una Victimización secundaria? La Victimización Primaria deriva directamente del hecho traumático; la secundaria de la relación establecida entra la víctima y el sistema jurídico-penal y del sistema de ayudas (indemnización, asistencia psicológica, entre otros). Se podría decir, de un maltrato institucional que contribuye a agravar el daño psicológico de la víctima y a cronificar las secuelas psicopatológicas.

Mientras que el policía local de Valencia veía que sus ahorros y el de su familia se habían esfumado injustamente, los directivos de la entidad habían sido apartados con indemnizaciones millonarias y sin ningún tipo de acusaciones ni responsabilidades (por el momento). Es más, la entidad en cuestión ha sido nacionalizada por España y el rescate financiero a la banca española ha sido de 39.500 millones (casi la mitad para Bankia).

Pero volvamos a la victimización secundaria. Un aspecto fundamental en la victimización secundaria es la dilación existente en el sistema de justicia actual, debido a la demora en los procesos o a la falta de información contribuyen a agravar la situación emocional de la víctima. ¿Podríamos hablar de una revictimización institucional en el suceso de Valencia? Sin duda, la revictimización institucional presenta caracteres nocivos por varias razones: daño emocional suplementario a personas con nivel de autoestima limitado como consecuencia del impacto sufrido; la estructuras creadas para tutelar a las víctimas provocan una sensación de vacío y falta de aliento que alimenta la sensación de dolor y daño a la cohesión social.

¿Qué es lo que le pasó por la mente al policía para coger un cuchillo e intentar acabar con la vida de un hombre?
******************************************************************************
******************************************************************************
CUANDO LA VÍCTIMA SE CONVIERTE EN DELINCUENTE (II)


El 13 de junio de 2005 Carmen entró en un bar de Benijofar (un pequeño municipio del sur de Alicante), roció con gasolina y prendió fuego a Ramón, un hombre de 70 años, que murió días después. El día de los hechos, Ramón disfrutaba de un permiso carcelario. Había sido condenado a 10 años de prisión por violar a la hija, entonces tenía 13 años, de Carmen en 1998. 1(*)

¿Se tomó la justicia (injusticia) por sus manos Carmen?  En el código sancionador de Hammurabi (1792-1750 aC), fundador del imperio babilónico, se consagra la venganza como un procedimiento jurídico: figura en dos de los 282 artículos. Incluso el Antiguo Testamento se refiere a los actos de violencia: “Quien cometiere el delito", dice el texto bíblico, "pagará vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano y pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida y golpe por golpe". Siglos después, el concepto fue incorporado por Mahoma en el Corán como norma religiosa para los musulmanes. También lo hicieron los romanos (norma aplicada para el pueblo y para los esclavos), pasando a conocerse como la ley del Talión (como se conoce en nuestros días). Afortunadamente, ningún código moderno acepta en la actualidad esta terrible ley. Pero la desesperación y la injusticia, (relacionada con la victimización secundaria, tratada en la primera parte de este post), incluso la venganza, ¿lleva a que las mentes humanas crucen la línea de lo legal a lo ilegal, convirtiéndose en víctimas-delincuentes?

En el caso del policía local de Valencia y en el de Carmen ¿podríamos hablar de un trastorno de estrés postraumático? (dejo el interrogante para los expertos en psicología clínica-forense)

El estrés postraumático apareció por primera vez en el año 1980 en la tercera edición del Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-III). El concepto surgió como consecuencia de la necesidad de los psiquiatras de EE UU de encontrar un diagnóstico que explicase una parte sustancial de las conductas anormales observadas en los soldados que volvieron de la guerra de Vietnam.

Para el DSM-IV-TR la característica esencial del trastorno por estrés postraumático (F43.1 Trastornos de Ansiedad) es la aparición de síntomas característicos que sigue a la exposición a un acontecimiento estresante y extremadamente traumático y donde el individuo se ve envuelto en hechos que representan un peligro real para su vida o cualquier otra amenaza para su integridad física. Sin embargo, la CIE-10 (Clasificación internacional de enfermedades) propone que para valorar el carácter estresante de una situación o acontecimiento determinado, éstos deben tener una naturaleza extraordinariamente amenazadora (en el caso de Carmen, el violador de su hija profirió públicamente que mataría a la familia) o catastrófica (en el caso del policía de Valencia, ver como los ahorros de toda una vida desaparecen de la manera más injusta: ser  víctima de un engaño por confiar en una persona en la cual llevas años confiando para depositar tus ahorros), susceptible de provocar un malestar permanente en prácticamente cualquier individuo 2(*)

Quedarse arruinado tras ser engañado o que violen a tu hija, ¿son acontecimientos estresantes para llegar a que la víctima cruce la terrible línea y se convierta en agresor?
_________________________________________________________
1(*) Carmen ha sido condenada a 9 años y medio de prisión pero la pena se ha reducido a 5 años por considerar que tuvo un trastorno mental transitorio. Este trastorno se caracteriza por manifestaciones psíquicas de entidad patológica que emergen en forma de brotes puntuales causando trastornos de corta duración.  

2(*) Mar Pastor Bravo, médico forense y profesora asociada de Psicología de la Salud. Texto extraído del manual Enfermedad mental. Aspectos Médico-Forenses.

No hay comentarios:

También te puede interesar