VICTIMOLOGÍA DE MENORES VULNERABLES



Por Alejandro Bonilla (http://www.facebook.com/bonillahdez)

CLASIFICACION VICTIMAL:

En 1948 HANS VON HENTIG menciona tres nociones victimológicas que son:
  1. La posibilidad de ser víctima a victimario.
  2. La victima latente, tiene una predisposición a ser víctima y los más débiles son los niños y ancianos.
  3. La relación de víctima y victimario en donde la victima puede ser  el factor desencadenante.


En su libro el “delito” intenta dar una segunda clasificación en la que resalta la sub.-clasificación:

Situaciones de la víctima:

Víctima aislada: se aparta de las normales relaciones sociales y se torna solitaria, se priva de la natural protección de la comunidad. Ejemplo: el anciano, el extranjero, el misántropo, etc.

Víctima por proximidad: Distingue entre proximidad familiar (produce parricidios, incestos y violaciones).

Factores Biológicos.

Para Von Henting «El individuo débil, tanto en el reino animal como entre los hombres, es aquél que probablemente será víctima de un ataque, algunos como los menores y los ancianos son débiles en lo físico, otros pertenecen al sexo débil, otros son débiles de espíritu».  Esto habla principalmente de la condición física que depende que tan fuerte se vea para pelear será el grado de victimización que el sujeto tenga.

La edad. Por lo que se puede decir  que los jóvenes son victimizados por otros jóvenes.

El sexo.  No existe una diferencia significativa en cuanto al sexo, y  la capacidad victimal es sólo ligeramente superior en los hombres.

PERFIL VICTIMAL

Son los niños indefensos que sufren abusos, negligencias y a menudo golpes de sus padres u otros miembros.

Se debe al rechazo afectivo el abandono y hasta el infanticidio.

Este trastorno se manifiesta que el niño siempre se encuentra triste, indiferente y decaído, rechaza la comunicación con los adultos, tiene poca tendencia a llorar y puede manifestar rechazo hacia el padre o la madre, si es rebelde y está en edad de hacerlo, huyen del hogar.

Maltrato físico: Acción no accidental de algún adulto que provoca daño físico o enfermedad en el niño, o que le coloca en grave riesgo de padecer loco como consecuencia de alguna negligencia intencionada.

Abandono físico: Situación en que las necesidades físicas básicas del menor, (alimentación, higiene, seguridad, atención médica, vestido, educación, vigilancia...), no son atendidas adecuadamente por ningún adulto del grupo que convive con él.

Abuso sexual: Cualquier clase de placer sexual con un niño por parte de un adulto desde una posición de poder o autoridad. No es necesario que exista un contacto físico (en forma de penetración o tocamientos) para considerar que existe abuso sino que puede utilizarse al niño como objeto de estimulación sexual, se incluye aquí el incesto, la violación, la vejación sexual (tocamiento/manoseo a un niño con o sin ropa, alentar, forzar o permitir a un niño que toque de manera inapropiada al adulto) y el abuso sexual sin contacto físico).

Maltrato emocional: Conductas de los padres/madres o cuidadores tales como insultos, rechazos, amenazas, humillaciones, desprecios, burlas, críticas, aislamiento, atemorización que causen o puedan causar deterioro en el desarrollo emocional, social o intelectual del niño.

Abandono emocional: Situación en la que el niño no recibe el afecto, la estimulación, el apoyo y protección necesarios en cada estadio de su evolución y que inhibe su desarrollo óptimo. Existe una falta de respuesta por parte de los padres/madres o cuidadores a las expresiones emocionales del niño (llanto, sonrisa,...) o a sus intentos de aproximación o interacción.

No hay comentarios:

También te puede interesar