viernes, 15 de marzo de 2013

LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL


LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL [[1]]


Prof. Dr. J. Núñez de Arco [[2]]



1. Introducción. 

2. Diferencia entre criminología y criminalística. 

3. Policía científica.

4. Criminalística 

5. Concepto de investigación criminal 

6. Fases de la investigación criminal 

7. Fase Criminalística. 

8. Fase Criminal.

9. Fase forense.

10. Conclusión



1. Introducción

El concepto de investigación criminal suele equipararse al de criminalística, tanto que muchos autores, cuando definen la investigación criminal lo hacen con la definición de criminalística. El termino criminalística, es un término acuñado a finales del siglo XIX por el juez austriaco Hanns Gross, que inicia la etapa moderna de la criminalística con su libro libro: “Handbuch für Untersuchungsrichter als System der Kriminalistik” (Manual del Juez como Sistema de Criminalística), que vio la luz en 1893 [[3]], definía la criminalística, como "el conjunto de teorías que se refieren al esclarecimiento de los casos criminales". Es uno de los primeros que se refería a los métodos de investigación criminal como criminalística, aunque refiriéndose a la criminalística como una disciplina jurídico-penal. Posteriormente, designada como “policía científica” (Alongi, 1897); “Policía Jurídicaria” (Carrara, 1906); “Policía Judicial” (Nicéforo, 1907) y en 1923: “Policía técnica”, por el Médico Edmond Locard [[4]]. Hoy en día, la investigación criminal ha dejado de ser un tema reservado exclusivamente al estado. Ahora es de obligatorio conocimiento para los defensores públicos y privados, al igual que para el Ministerio Público.

La actuación en la investigación criminalística, depende del sistema penal de cada país. En Bolivia, como en casi toda Sudamérica, el sistema penal es acusativo, por lo que la dirección funcional de la investigación criminal, esta en manos de la fiscalía. En algunas series de televisión, caso: La ley y el orden, funciona en un sistema mixto, en el que la confesión, sigue siendo viable, no así en un sistema acusativo. En la fase investigativa o fase preparatoria del proceso penal, compete al juez de garantías, ajeno al conflicto, ejercer el control de los derechos del imputado y de los límites de la investigación, excluyendo los indicios o pruebas que se hayan obtenido vulnerando la legalidad o violando los derechos fundamentales.


2. Diferencia entre criminología y criminalística

Hay que hacer una gran diferencia entre Criminología y Criminalística. La confusión de terminología, ya viene desde hace tiempo. La criminología es una ciencia que alimenta al Derecho Penal, estudia el delito, el delincuente, la victima y el control social, es decir un estudio del delito en general, en ocasiones con estadísticas. En cambio la criminalística investiga la forma de actuar del delincuente (como se cometió el hecho) e intenta individualizarlo [[5]]. Es decir el estudio (investigación técnica) de un delito en particular.

Se ha dicho, que la criminalística y la medicina legal, son ciencias auxiliares del ius puniendi, pero no son ciencias penales, ya que tienen, también; ámbitos de actuación en otras áreas del derecho. Y por otra parte los informes periciales de la Criminalística y de la medicina legal, son medios de prueba y no auxiliares del derecho. Pero ni la Medicina legal ni la Criminalística forman parte de la criminología [[6]]. En muchos libros de Criminología, hay una confusión de las definiciones. Se mezclan. 

Basauri Chávez, ubica a la criminalística, como centro de varias ciencias agrupadas para un fin: la investigación criminal [[7]].


3. Policía científica.

Ahora bien, tampoco se debe confundir, los términos de Ciencia Criminalística y Policía científica. Para empezar, no tienen, nada que ver con la criminología. Policía científica, es un término que ha sufrido cambios desde la denominación de: Policía Científica, por Alongi (1897); Policía Judiciaria, por Carrara (1906), Policía Judicial por Nicéforo (1907) y finalmente: Policía Técnica ó Técnica Policial por Locard (1923). La Policía Científica, son una parte de la Policía Nacional y en otros países, F.B.I., Scotland Yard, INTERPOL, etc., están ligados a la actividad de la Criminalística. Se refieren a aquellos trabajos de investigación científica que se desarrollan en el lugar de los hechos, como son la búsqueda, recogida, tratamiento y estudio de vestigios, indicios o pruebas, así como sobre objetos y cuerpo del delito remitidos a estudio en los laboratorios.

Por ello entiendo que Antón Barberá y De Luis y Turégano en la obra: "Policía Científica", cuando afirman que "criminalística significa en sentido amplio investigación criminal" tienen la razón. Pero no así cuando indican que "es la parte de la criminología que se ocupa de los métodos y modos prácticos de dilucidar las circunstancias de la perpetración de los delitos e individualizar a los culpables" [[8]].

Mantener la denominación “policía científica”, “Police science” es como el termino indica, una policía distinta a la rutinaria. Pero la denominación de policía científica no es sustitutiva de criminalística. Si usamos la denominación policía científica alude a que todos sus componentes, tienen conocimientos de índole científico, lo cual no sucede. 

Cabe distinguirse entre la formación de un criminalista de laboratorio y la de un criminalista policial, entre los que caben diversas graduaciones en orden a su preparación. El primero es un especialista, un científico que se mueve dentro de la especialidad pero sin vivir de espaldas a las otras especialidades que existen dentro de la criminalística, el segundo el investigador o policía que debe poseer una pluralidad de conocimientos con cierta profundidad, a fin de llevar a cabo científicamente la investigación judicial en lo que a la Policía se refiere. La Policía científica habla del empleo de una verdadera técnica policial.



4. Criminalística

“La Criminalística es la ciencia que estudia los indicios dejados en el lugar del delito, gracias a los cuales puede establecerse, en los casos más favorables, la identidad del criminal y las circunstancias que concurrieron en el hecho delictivo.” [[9]]

“La Criminalística, es una ciencia fáctica, causal explicativa, que apoyada en las técnicas de otras ciencias, que son aplicables a la investigación del delito y basándose en los principios de intercambio, de correspondencia, de reconstrucción y el de probabilidad, forman un sistema de formulaciones y procedimientos técnico científicos sistematizados, que le permiten aportar los elementos probatorios para llegar a la verdad histórica de los hechos y en ocasiones permitiendo identificar o presumir la autoría de un hecho delictivo”[[10]]. 

La Investigación Criminalística para que sea realmente objetiva debe realizarse con métodos Experimentales usando el Método Científico (observar, medir e interpretar). Hay una sutil diferencia entre Científico criminalista y Experto criminalista. Por todo ello, un Científico criminalista puede ser también un experto criminalista pero NO la inversa. 

“La madre de todas las ciencias forenses es la medicina legal, pero con el tiempo y el empleo de las modernas técnicas forenses, se han ido creando especialidades, una de ellas es la Criminalística.” [[11]] 

Sin embargo, Bonnet y Raffo, médicos, expresaron que la Criminalística era una parte de la Medicina Legal, pero entiendo que el estudio de los indicios en la posible escena de un hecho, es Medicina Criminalística. Por ejemplo, la observación de las señales dejadas en el cuello de un posible suicidio por ahorcamiento, en la escena de hechos permitirá indicar si fue suicidio o no. El cadáver en la escena de hechos es un indicio, por ello es actividad de la medicina Criminalística. En ocasiones se habla de las ciencias auxiliares de la Criminalística, citando a las ciencias forenses. Entiendo que son dos cosas distintas la Criminalística y la ciencia forense. Más que todo en su aplicabilidad. La primera es la ciencia de los indicios, la segunda es evaluación y comparación de dichos indicios, trasladados a un informe pericial como medio de prueba. La criminalística es la articuladora de las ciencias forenses. 

Algunas definiciones de la Criminalística, confunden. En su libro, Achaval dice: “La criminalística o policía científica tiene a su cargo la investigación de los indicios, su interpretación y su valoración con el fin de revelar los delitos o hechos ocurridos” [[12]], pero además dice: “que todo debe hacerse bajo la supervisión de los galenos”. Hay una obra denominada: Investigación Criminal de Ángel Vélez Vélez, que indica una primera parte. Investigación criminal y una segunda, Pruebas forenses. Aunque la primera parte es criminalística, como lo valora José Maria Garavito en el prologo [[13]]. Y una final que sale de contexto: Rafael Moreno Gonzáles: “Criminalística es la disciplina que aplica fundamentalmente los conocimientos, métodos y técnicas de investigación de las ciencias naturales” [[14]]. 

El amigo Zajaczkowski, dice: “Criminalística es la disciplina autónoma que concurre al auxilio del proceso judicial utilizando técnicas, procedimientos y métodos brindados por las ciencias auxiliares, que le permiten identificar y esclarecer los distintos indicios que conectan, a través de ellos, al autor con el hecho en sí” [[15]]. Y divide en su accionar a la Criminalística en tres: 1. El trabajo de identificación de las personas vivas o muertas. 2. El trabajo de búsqueda, recolección y traslado de indicios de la escena de hechos y 3.El trabajo de laboratorio de pericias [[16]].



5. Concepto de investigación criminal

La investigación criminal es un conjunto de saberes interdisciplinarios y acciones sistemáticas integrados para la investigación de un delito y orientan su esfuerzo a establecer la verdad de los hechos y la identificación o individualización de la responsabilidad de los hechos. En este esfuerzo converge el accionar fiscal, policial, forense, independientemente del sistema procesal penal. 

La investigación criminal tiene como objetivo final, la aplicación de justicia en las causas criminales, respondiendo a las preguntas imprescindibles: del como, cuando y quien pudo haberlo cometido. Mediante el uso de métodos científicos, tanto en la fase criminalística, en la fase pericial o forense, como en la verdadera investigación criminal. Es un proceso secuencial, que debe resolver los problemas en forma planificada, y con una sistemática en la investigación acerca de una o varias personas, a la que se acusa de un delito. Usando técnicas de seguimiento, análisis de la conducta, investigación de actividades, de costumbres, uso de fondos económicos, relaciones sociales, etc.

A la Investigación criminal, se la ha denominado de diversas formas: investigación policial, investigación penal, policía científica, Policiología. Esta ultima, se trata de una disciplina que trata los métodos técnicos para localizar a un autor de un hecho, de las técnicas de policía para identificar, ubicar y capturar al autor de un supuesto crimen. No es una investigación criminal, ya que investiga el crimen científicamente. Una investigación criminal es más amplia que la criminalística ya que investiga partiendo de los indicios, las ordenes de pesquisa, entrevistas a testigos, busca averiguar como sucedió el hecho, la identificación del autor, las pruebas científicas en el laboratorio. Lo que algunos denominan la actividad de un policía psicólogo, que en base a la reflexión, aplica la lógico a los hechos, toma en cuenta la declaración de los testigos, los móviles posibles, las reacciones de los implicados, etc. [[17]]. No se debe confundir la Criminalística con la Policiología. Ni la investigación penal con la Policía científica.



6. Fases de la investigación criminal

La Criminalística es la ciencia que se ocupa de la investigación criminal, tiene como finalidad el descubrir los componentes externos del delito, con el objeto de individualizar o identificar al sujeto causante del delito, revelando los testigos mudos (indicios) en la escena de los hechos. Y posteriormente la evaluación, valoración y emisión de informes periciales, las pruebas, están basados en ciencias forenses. Esa línea separadora, es la que crea todas las confusiones en las definiciones de Criminalística y ciencias forenses. Sumado a ello la contaminación de lo televisivo. Porque la verdadera investigación criminal, habla de la investigación acerca de una persona, a la que se acusa de un delito. Usando técnicas de seguimiento, investigación de actividades, de costumbres, uso de fondos económicos, relaciones sociales, etc. Sin embargo la Criminalística, usa técnicas en la investigación de una escena de hechos, investiga sobre cosas y en ocasiones sobre cadáveres.

La investigación criminal tiene su inicio en la escena de los hechos, tras la posibilidad de un delito; usando la ciencia del indicio, una segunda fase de individualización, localización y quizás captura del presunto autor y finalmente las pericias, que serán usadas como pruebas en el juicio penal. La investigación de cada una de estas fases, se hará mediante el uso de métodos científicos, tanto en la fase inicial criminalística, en la fase investigativa, de identificación, persecución y aprehensión, usando técnicas de Policiología y finalmente usando las ciencias forenses.

Por lo que, en la La Investigación Criminal, hay tres fases:

• 1. Fase Criminalística. Fase inicial, pasiva, en la que no se interviene en los acontecimientos, estudia los indicios, los constata, de la forma más metódica posible en la observación directa de la Escena de hechos. Lo que algunos denominan criminalística de campo.

• 2. Fase Criminal. Es una fase mas activa, en base a los datos recogidos en la investigación Criminalística, estudia las conductas, tiene como finalidad el descubrir los componentes externos de la escena de hechos, con el objeto de individualizar o identificar al presunto actor de los hechos y en ocasiones se lo aprehende. 

• 3. Fase pericial o forense. Fase ejecutiva. Realiza una actividad probatoria, en orden a demostrar que dicho presunto delincuente es el culpable en base a las pruebas periciales. Lo que algunos llaman criminalística de laboratorio.



Cuando se habla del objeto de la Policía Científica, hay un esquema básico de la investigación criminal en tres fases: 1. La inspección ocular técnico policial realizada en el lugar de los hechos. 2. La Investigación policial o pesquisa policial, refiriéndose generalmente a “interrogatorios, recogidas de informes y en general a las indagaciones y averiguaciones de toda índole, que permitan desembrollar el delito, sus circunstancias y determinar y localizar a su autor”. 3. Investigación técnica de laboratorio. “En el que se analizan cuantos indicios y pruebas materiales se detectaron en el lugar de los hechos, desde el punto de vista técnico del moderno instrumental”

La fase denominada, inspección ocular técnico policial o ITO, es la clásica descrita en cualquier manual de Policía. “El conjunto de actuaciones que funcionarios policiales especializados realizan en el lugar de los hechos, con aplicación de métodos científicos-técnicos, a fin de apreciar y recoger las pruebas e indicios que permitan el esclarecimiento de lo sucedido, la identificación del autor y la demostración de la culpabilidad.” [[18]] Esta etapa es la que corresponde a la criminalística, que estudia Indicios en al escena de hechos. Que estaba unida a la segunda: pesquisa policial, etapa de investigación criminal que estudia conductas. Fundamentalmente porque era el mismo equipo el que trabajaba en las dos etapas.

La Inspección Ocular Técnico­Policial tiene su origen en el acto de reconocimiento del lugar del suceso, misión atribuida desde antiguo a los jueces, que posteriormente fueron auxiliados por los médicos legistas. Trabajan sobre la escena de los hechos, un hecho es algo que ya esta “cumplido” y no puede negarse su realidad.” Históricamente, la primera noticia de una inspección ocular, esta descrito en el Libro de Las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio (s. XIII). En el año 1643, el tratado "El Juez Criminalista" del Juez Antonio María COSPI, refiere la conveniencia de presentarse el Juez en ` el lugar del suceso, así como, el de que se le tomara inmediatamente declaración a los testigos y sospechosos. 

La etapa 2, investigación policial o pesquisa policial como decíamos estaba unida a la primera etapa. Esta etapa, que la denomino: Fase criminal, entiendo que es lo que afirma, Bossard, al hablar de "Las Funciones Policiales", que la investigación tiene como objetivo "detectar o constatar las infracciones perpetradas, buscar los elementos de prueba, identificar y localizar a los autores”[[19]]. Mediante agentes muy especializados, encuadrados en unidades de la investigación criminal. 

Y la Fase 3, la Investigación técnica de laboratorio, es lo que se ha añadido de acuerdo a la modernidad. Pero en nuestro país y en otros países, cada una de estas fases la realizan instituciones diferentes. Por ello entiendo que podemos mantener, estas tres fases, pero con denominaciones distintas para poder sustentarlas en un marco teórico y metodología distintas. Basándome en las denominaciones de las distintas ciencias criminológicas y criminalísticas, asi como en la Policiología. 


7. Fase Criminalística. 

Esta primera fase de la investigación criminal, es una fase pasiva, se limita a la observación directa de la Escena de hechos. Constata de la forma más metódica posible los indicios dejados en el lugar de la Escena de hechos. “El método investigativo perfectamente sistematizado es importantísimo para no cometer equívocos imperdonables en la tarea, de los cuales solo resta arrepentirse, pues no es posible volver hacia atrás.” ([20]) Tomando en cuenta que “la escena de los hechos el lugar donde presuntamente se han cometido actos contrarios al ordenamiento Jurídico Penal.” ([21]) Se trata de la coordinación e inteligencia pericial de indicios [[22]]. En esta fase, se formularán las hipótesis correspondientes, en base a las cuales trabajaran las siguientes fases.

Aunque en ocasiones hay autores, que continúan hablando de la Criminalística como un recurso auxiliar dentro de la investigación, un error conceptual de principios de siglo XX. Hoy en día podemos hablar de una ingeniería de ejecución de la escena de hechos, por la sistemática y secuencial forma de investigar la escena de hechos, así como de la necesidad de indicadores de cumplimiento. O de una Ingeniería criminalística forense, que une ambas fases y aplica conocimientos, técnicas y procedimientos de las diversas ramas de la ingeniería en la investigación de la escena de hechos, efectuando análisis convencionales y por instrumentación en las evidencias, para establecer sus características y las condiciones en las que fueron expuestos con relación al hecho a investigar. De los Procedimientos técnicos preliminares. De los Procedimientos Científicos especiales. De la Criminalística comparada, de la Criminalística de la relación recíproca. 

La criminalística, es la primera etapa, sobre la existencia de un hecho y su posible autor. No se trata de una valoración pericial, aunque posteriormente pueda ser incluida en la tercera fase. Pero en la primera fase, son datos iniciales, indicios, evidencias que se podrán usar en la segunda fase, que se introduce en la investigación concreta del hecho desde un punto de vista indiciario, Esta corriente donde nace, confunden a Criminología con la Criminalística, y esto ciertamente ocurre después de la aparición del libro de Hans Gross, por el contrario este autor tiene muy en claro la ubicación de la Criminalística. El estudio de los indicios en un posible hecho delictuoso lo va a realizar la Criminalística, es una sola ciencia. Por lo que la Medicina legal u otras, hablaríamos de una medicina criminalística, una química criminalística, etc. 

Del Picchia, separa la esfera de la competencia de cada ciencia. "La criminalista es la disciplina que tiene por objeto el reconocimiento e interpretación de los indicios materiales extrínsecos relativos al crimen y a la identidad criminal. El examen de vestigios intrínsecos (persona) son de jurisdicción medico-legal a la cual le incumben con análoga finalidad, todos los exámenes directamente realizados sobre las personas físicas y de los indicios materiales de naturaleza biológica.” [[23]]

Una definición más actual es: “Aquella disciplina encaminada a la determinación de la existencia de un hecho criminal, a la recogida de pruebas e indicios y a la identificación de los autores mediante la aplicación de metidos científicos de laboratorio, así como a la elaboración de los informe periciales correspondientes.”[[24]] Aunque esto ultimo, según mi opinión corresponde a una tercera fase pericial, o según otros autores a la Criminalística de campo y la Criminalística de laboratorio.

Bonnet dice: “Conjunto de técnicas, métodos y procedimientos tendientes a analizar las huellas, los rastros y los restos correspondientes al delincuente, al accidentado y al suicida”.

En Bolivia teníamos un problema en orden a sistematizar la investigación Criminalística de cualquier hecho. Los fiscales tenían sus fases, los forenses, otras y los policías (investigadores especiales) tenían otras. Por otra parte muchos de los policías habían pasado cursos de escena de hechos por expertos del FBI o similares. Los cuales hablaban solo de las primeras fases de investigación de la escena de hechos. Separándolas completamente de las siguientes fases, en el último curso dictado en Lima por expertos americanos, se decía que había 12 etapas del registro del lugar de los hechos ([25]). Por lo que, había necesidad de uniformar criterios y además integrar a todos los que iban a trabajar en una escena de hechos, para que cada uno, sepa los pasos que debe dar; lo importante como en otras ciencias, es el procedimiento, por lo que de manera didáctica y a objeto de sistematizar la secuencia de las fases, ya el año 2005 [[26]], las habíamos agrupado en 15 fases [[27]], en las que se integran todos los que participan de la investigación de una escena de hechos, mas aun el total de las de las fases de investigación de un hecho criminal. Evidentemente el número de fases varía, por ejemplo en una escena de hechos de un delito sexual, de un delito informático, son diferentes, y tiene formas distintas de investigarlo.

Por todo ello, se puede crear una ingeniería de ejecución de la escena de hechos con 15 fases: 1. Protección de la escena de los hechos. 2. Observación de la escena. 3. Fijación. Narración. Fotos. Planimetría. 4. Rastreo de evidencias. 5. Reconocimiento del cadáver. 6. Primera Hipótesis criminalística. 7. Colecta y embalaje de evidencias. 8. Cadena de custodia de evidencias. 9. Levantamiento del cadáver. 10. La autopsia. 11. Pericias. Trabajo en Laboratorio. 12. Informes periciales. 13. Segunda hipótesis criminalística. 14. Reconstrucción de la escena. 15. La Necropsia. Las 5 primeras fases deben ser investigadas de forma sistemática, continua y en ese orden. De la fase 1 a la 9, deben seguir un orden sucesivo de necesidad. Para pasar a la fase 10 y siguientes, con un orden continuo, pero con tiempos diversos. Pero en cada fase, se debe cumplir unos mínimos indicadores de cumplimiento.


8. Fase Criminal.

La investigación criminal es el proceso tendiente a comprobar la existencia de un delito y tendiente a comprobar la responsabilidad del autor. Tanto uno como el otro conlleva a realizar una investigación y esta deberá ser llevada a cabo por un investigador. La tarea de investigador no es sencilla y no cualquiera posee las dotes necesarias. El investigador debe ser observador, sagaz, minucioso, paciente con buena memoria, ordenado, intuitivo, discreto y perseverante. No es imprescindible un titulo universitario para ser investigador, si es buen complemento. Los investigadores criminales o detectives pueden beneficiarse de una formación en psicología criminal y quizá una licenciatura y/o maestría relativa a las ciencias forenses, criminalística o criminología, les permita explotar de mejor manera su aplicación a la investigación.

Esta es una fase mas activa, en base a los datos recogidos en la investigación Criminalística, tiene como finalidad el descubrir los componentes externos de la escena de hechos, con el objeto de individualizar o identificar al presunto actor de los hechos y en ocasiones se lo aprehende. Esta es una segunda fase más positiva, puesto que los investigadores especiales de la policía van a tomar la iniciativa, elaborando hipótesis de trabajo tendientes a lograr la identificación y la detención de los autores.

Los investigadores, todos ellos no importa en que rama se desempeñen, deben seguir un método científico de acción, aunque el proyecto investigativo sea planificado empíricamente. Una investigación desordenada en cualquier campo, lleva a malos resultados, a veces opuestas al fin requerido. Todo investigador debe al tener conocimiento de las hipótesis criminalística planteadas. El desconocimiento de la misma pone en desventaja a este ante el autor. Debe estar interesado en el hecho que investiga, estar atento a todo lo que sucede y separar lo extraordinario de lo ordinario. Cualquier insignificancia puede ser la clave de un caso. 

Por su parte, Bossard afirma en "Las Funciones Policiales", que la investigación tiene como objetivo "detectar o constatar las infracciones perpetradas, buscar los elementos de prueba, identificar y localizar a los autores”. Dicho de otro modo, consiste dicha función en el descubrimiento del delito y de su autor y copartícipes en él, obteniendo las pruebas necesarias para su procesamiento. Toda ésta labor requiere de una óptima coordinación con los jueces y fiscales, que ha llevado a la creación de la llamada policía judicial y que resulta actualmente un controvertido tema, del que ya nos ocuparemos mas adelante en otro capítulo. Para hacer frente a ésta misión, la policía dispone de agentes muy especializados, encuadrados en unidades o grupos de investigación técnico científica, investigación operativa y de investigación procesal, las tres áreas en las que se divide la investigación criminal.

En esta segunda fase, ya se ha logrado reunir un máximo de información sobre los hechos, su contexto, las víctimas, su entorno y la investigación toma dos caminos en orden a que el presunto autor haya sido identificado o no. La identificación, conlleva, primero a Individualizar, distinguir a la persona con sus características de todos los demás. Posteriormente a la Identificación, el resultado final de toda individualización. Acreditar la exactitud de lo individualizado, de lo conocido. 

Si el presunto autor es identificado, los investigadores, van a tomar la iniciativa y crear los sucesos. Formulan hipótesis lógicas basadas en razonamientos sobre, los elementos recogidos durante la investigación anterior. Para continuar con la persecución, localización y aprehensión, usando técnicas de Policiología y finalmente usando las ciencias forenses.

En esta fase, de manera similar a la anterior, se debe proceder a un trabajo metódico con las hipótesis. La primera hipótesis, la más probable, debe ser privilegiada. Generalmente el autor de los hechos, no ha preparado coartadas, ni descargos. El investigador debe proceder a realizar comprobaciones gracias a su conocimiento y experiencia de la criminalidad. La capacidad criminal, capacidad para preparar el delito sin ser detenido, no es lo frecuente. [[28]], al contrario, es la improvisación la mas probable, dejar huellas físicas, biológicas o psíquicas. 

En la investigación criminal siempre hay un punto físico. En un homicidio, el lugar donde se encuentra el cadáver, que puede ser una escena primaria, donde se ha cometido el delito o una escena secundaria donde se ha depositado el cuerpo. Otras veces, no es fácil detectarlo, por ejemplo en una explosión. Si es un robo, el lugar donde se ha producido la acción del robo, asalto, etc. Aunque en el caso de desaparición de personas, rapto, secuestro, el lugar físico no es conocido.

Si no hay una identificación positiva, llega el momento de la investigación, en el que hay necesidad de un análisis de la conducta probable. Hay necesidad de atención y concentración, en el hecho que se investiga, para separar lo ordinario de lo extraordinario. El punto de partida, la persona presunta culpable, (sospechosa); sus antecedentes, personalidad; sus ingresos económicos, tren de vida, costumbres; amistades y relaciones personales, lugares que frecuenta, actividades en el momento de la comisión del delito. 

Los testigos son muy importantes pueden dar referencias, la descripción física, rasgos específicos, marcas, ¿?. En ocasiones, pueden dar datos suficientes como para realizar un retrato hablado. Todo depende de las técnicas de entrevista empleados.

Si hay una victima, debe ser aislada de los testigos, para evitar la contaminación de datos. La entrevista a la victima, requiere una metodología diferente, su relato es muy importante, puede dar una idea del conjunto de toda la investigación de los hechos.

Si hay un delito con fragancia, se conoce al autor o autores. Cuando no se tiene datos del autor u autores, la investigación está en la individualización, identificación, en definitiva la investigación criminal está en asociar los hechos y sus circunstancias; organizarlos en forma lógica y proponer una hipótesis delictiva inicial, con el objeto de: identificar e individualizar, localizar, capturar a los sospechosos del delito y obtener todos los elementos de convicción de la hipótesis propuesta, las evidencias necesarias para probar el delito.



8.1.- Perfilación

La técnica de Criminal Profiling, es una técnica de estudio del fenómeno criminal, que permite cooperar en la fase de Investigación criminal, a los investigadores policiales. La vinculación, es un tipo de análisis de conducta que es usado para determinar la posibilidad de que una serie de crímenes haya sido cometida por el mismo sujeto.[[29]] Realizado en base a tres variables: modus operandi, las necesidades emocionales del autor (fantasías y rituales) y firma. En la búsqueda de los Elementos de Relación, se pretende establecer una vinculación en relación a un autor. Esta búsqueda de elementos, ya sean elementos descriptivos fijos; relevantes, repetitivos y relacionables. [[30]]

Si mínimamente, se puede atribuir dos casos a un solo autor no identificado, es posible plantear una perfilación criminal. Un perfil criminológico se elabora, tras un estudio sistematizado de la escena. Del Modus operandi, De la firma personal o sello. Del Perfil geográfico. De la victimología y de las pruebas, dando como resultado, un determinado Patrón de Conducta. En base a la vinculación con otros casos similares. Número de autores. Características del autor serial. Ubicación geográfica del autor en sus actuaciones y domicilio. La Predicción sobre un futuro crimen. La Predicción de su comportamiento con respecto a la investigación. Recomendaciones del caso a los demás participantes de la investigación y medios de comunicación [[31]]

El Modus operandi, son las actividades que se realizan de forma sistematizada ordenada, de manera similar a como usted ingresa a su casa de la calle. Usa el sistema de guardar las llaves, la carpeta, ingresa al baño o a la cocina, etc. Usted tiene su modus operandi de su ingreso a su casa. En ocasiones si el delincuente quiere mantener ocupados a los investigadores, incluye actividades de otros delincuentes principiantes. El modus operandi puede ser modificado, por el cambio de lugar, por ejemplo cuando usted cambia de casa, o en algunos casos por la actuación de la victima.

Pero lo que no se modifica es la firma, marca o sello personal. Es una conducta, expresión personal, originada en fantasías, traumas psicológicos o en complejos de inferioridad diversos. Puede ser ejecutada como inicio o como final, pero no es algo necesario para la comisión delictiva. Revela características peculiares del delincuente, por ejemplo en una violación el uso de un determinado lenguaje, un orden especifico en la actividad sexual. La ejecución de una mutilación posmorten.

Debe saber además que el infractor padece de un complejo de inferioridad por diversos factores; situación económica, cultura; familiar, emocional, etc.

La Perfilación tiene como objetivo, asistir a las unidades especializadas en la investigación de delitos, fundamentalmente violentos, tales como asesinatos, violaciones y otros delitos seriales o no. Esta técnica es un componente más en A criminal profiler in this schema form a component in the investigation process but at the same time performs a vital role (Holmes and Holmes 2006). el proceso de investigación, pero al mismo tiempo, cumple una función esencial (Holmes y Holmes, 2006). Y debe centrarse siguiendo el método de perfil deductivo, en examinar la naturaleza y comportamiento de autores del crimen, a fin de resolverlos. [[32]] Mediante el Análisis de las Evidencias de Comportamiento (Behavioral Evidence Analysis), Turvey pone énfasis en los datos de la escena del crimen, en las pruebas forenses y en la competencia del perfilador para la realización de un buen perfil. Pero, según R. Kocsis, en su teoría del Crime Action Profiling debe ser basado en una metodología inductiva de análisis multivariables, con una gran validez estadística.

El perfil, mediante el método inductivo se basa en el estudio de casos y comparación de patrones conductuales similares realizados por los autores del comportamiento criminal. Identificar los factores exógenos y endógenos, los factores cognoscitivos en la elaboración de los delitos [[33]]. El análisis detallado de la historia clínica criminal, con todo ello, se puede reproducir el comportamiento criminal individual, así como sus similitudes en su actuar antes, durante y posterior al crimen. También se puede aplicar la criminología del desarrollo [[34]] en el perfil inductivo, nos daría como resultado una luz al saber donde tenemos que buscar y que es lo que tenemos que buscar [[35]].


8.2. Perfil geográfico

La definición de perfil geográfico, dice que: es una técnica de análisis de la actividad espacial o geográfica de los delincuentes aplicada a la investigación criminal. (Garrido, 2006). Con ello, se pretendería analizar el núcleo de acción del criminal. Su residencia es un punto fijo. Y las probables o futuras zonas de acción.[[36]] Los lugares en los que podría delinquir siguen una secuencia geométrica.


9. Fase forense 

Esta tercera fase, pericial o forense. Es una Fase didáctica expositiva. Por una parte la Integración de datos para la elaboración de una segunda hipótesis, teoría del caso, diferente de la anterior, ya que esta hipótesis es mas conclusiva. Se basa en los principios y teorías de las respectivas ciencias forenses, en los procedimientos jurídicos y en la reconstrucción del hecho mediante las circunstancias de tiempo, modo y/o lugar para sustentar en forma técnico científica, los resultados conducentes al esclarecimiento de un presunto delito y a la identificación de sus autores.

Realiza una actividad probatoria, en orden a demostrar que dicho presunto delincuente es el culpable en base a las pruebas periciales. (La comparación de los indicios, evidencias encontradas en la escena de hechos, con los datos del presunto culpable) Lo que algunos llaman criminalística de laboratorio y otros autores, fase de la “Periciología” (Machado Schiaffino, 2000). Ya que al final de esta fase, se produce la Elaboración de informe pericial. Esta fase Forense, sigue la metodología de las ciencias forenses: 1. El reconocimiento. 2. La identificación. 3. La comparación. 4. La individualización, y 5. La reconstrucción.[[37]]

El informe de la investigación comprenderá lo actuado y concluido, estableciendo, si es el caso, con razonable certeza la comisión u omisión atribuible al autor (acción); la adecuación de la conducta a una figura legal (tipicidad); la manera en que la acción lesionó o puso en peligro un interés amparado por el derecho (antijuridicidad); y, la naturaleza intencional o dolosa o quizás culposa por imprevisión culpable (culpabilidad) en la acción; asimismo, la capacidad biopsicológica del autor, para comprender la culpabilidad del acto y determinar su acción de acuerdo a ello (imputabilidad) y la susceptibilidad de pena (punibilidad); es decir, las características básicas del delito como acción típica, ilícita y culpable.

Puede existir entonces, por ejemplo; una psicología forense y una psicología Criminalística. Una psicología forense que puede realizar una valoración de un testimonio, un estudio de la personalidad del victimador. Y una psicología Criminalística, que puede realizar una autopsia psicológica, en orden a determinar de forma probabilística si fue un homicidio o un suicidio. Así mismo en otras ciencias forenses, que pueden tener una actividad, Criminalística, pero no por ello se las debe confundir.

Algunas veces se habla de una Criminalística de campo, para separarla de la Criminalística de laboratorio, que en mi opinión ya es una ciencia forense. Entiendo que la llamada Criminalística de campo, tiene por objeto proteger el lugar de los hechos, observar de manera meticulosa el sitio con los métodos idóneos y fijar el lugar de los hechos con las técnicas aplicables para así coleccionar y suministrar las evidencias asociadas al hecho a un laboratorio destinado para el estudio de las mismas. Como veremos más adelante, en la Criminalística, se usan premisas y en las ciencias forenses, leyes. 



10. Conclusión

La operatoria de la investigación criminal tiene su propia doctrina y metodología general, cuyo esquema comprende una fase preliminar, el planeamiento, la fase ejecutiva y el informe. 

En la fase preliminar, una vez conocido el hecho, “notitia criminis”, y comprobado, se realizaran las diligencias preliminares básicamente en la escena. La investigación de la escena de hechos, la ciencia del pequeño detalle, un sistema metódico y científico; que precisa de equipo especializado en criminalística y el respectivo equipo. Un equipo de intervención de la escena de hechos. Equipo dotado de maletines para la colecta, laboratorios móviles para operaciones inmediatas y el transporte y finalmente técnicos y equipos completos en los laboratorios fijos. 

En la fase criminal, en el planeamiento, una vez identificado, delimitado y definido el problema, se formularán las hipótesis correspondientes sobre el hecho, la víctima y el autor; así mismo se planificarán las acciones y diligencias pertinentes. Para lo que necesita otro equipo distinto. Un equipo de Detectives, que usen las técnicas de investigación criminal de forma científica.

En la fase pericial o forense, la fase ejecutiva o didáctica expositiva, se procederá al acopio de la información según es planificado para verificar las hipótesis, a su análisis y al recaudo de pruebas. Las conclusiones comprenderán las conclusiones menores y la conclusión general. Para ello se precisa otro equipo altamente especializado en investigación forense.

Lo que antiguamente era realizado por uno o dos sujetos, hoy en día debe ser realizado, por un organismo con tres institutos distintos. Solo la contaminación de las series de televisión ha permitido, creer que el experto criminalista, pasa a ser un detective criminólogo y luego un especializado forense que emite un informe pericial.

NOTAS.

[1]. Basado en el capítulo I, del libro de J. Núñez de Arco. La investigación criminal y criminalística. Ed. Temis. La Paz. 2013

[2]. Criminólogo. Profesor de medicina legal y criminalística. Mail: jorge@nunezdearco.com

[3]. Autor de otras obras, como: Kriminalpsychologie (Psicología Criminal). Enzyklopädie der Kriminalistik (Enciclopedia de Criminalística). Die Erforschung des Sachverhalts strafbarer Handlungen (La Investigación de las Circunstancias del Crimen).

[4]. J. Núñez de Arco. Medicina Legal y Criminalística. Capitulo 50: Historia de la Criminalística. Tomo II Editorial Jurídica TEMIS. La Paz 2011: 577-589.

[5]. J. Núñez de Arco. Victimologia y Violencia criminal. Un enfoque criminológico y psicológico. Ed. Academia boliviana de ciencias jurídico penales. La Paz. 2009.

[6]. J. Núñez de Arco. Medicina Legal y Criminalística. Tomo II Editorial Jurídica TEMIS. La Paz 2011: 604

[7]. Basauri Chávez C. Antropología, ciencia auxiliar de la criminalística. Revista de la Policía Técnica. Nº 339-340. Perú 1996.

[8]. Francisco Antón Barberá y Juan Vte. de Luis y Turegano. Policia Cientifica Vol I (2ª ed.) Tirant Lo Blanch Valencia 1993:23

[9]. Enrique Villanueva. Indicios en Medicina legal: Manchas, pelos y otros indicios. En: Gisbert Calabuig y Villanueva. Medicina legal y Toxicología. (5ª Ed.) 2001: 1255

[10]. J. Núñez de Arco. Medicina Legal y Criminalística. Tomo II Editorial Jurídica TEMIS. La Paz 2011: 604

[11]. J. Núñez de Arco. Medicina legal y Criminalística. Ed. USFX Sucre 2007:266

[12]. Alfredo Achaval. Manual de Medicina Legal. Tomo 1, 1963:259-260

[13]. Ángel Vélez Vélez. Investigación criminal (2ª ed.) Ed. Temis. Bogotá 1982

[14]. Moreno González, Luis. Manual de Introducción a la Criminalística. Porrúa. Mexico.1990. 22

[15]. Rául Enrique Zajaczkowski, Manual de Criminalística. Ediciones Ciudad Argentina. Buenos Aires 1998:21

[16]. Raúl Enrique Zajaczkowski. Manual de Criminalística. Ed. Ciudad Argentina. Bs. As. 1998:14

[17]. Arsenio Turrado Ares Técnicas de investigación. Editorial Tesys. S.A. Barcelona 1985:12

[18]. Julio Nieto Alonso. Apuntes de criminalística. Ed. Tecnos. Madrid 2002:23.

[19]. http://insigniass.blogspot.com/2012/01/investigacion-criminal-definicion.html

[20]. Raúl Enrique Zajaczkowski. Manual de Criminalística. Ed. Ciudad Argentina. Bs. As. 1998:30

[21]. Núñez de Arco J., Rocabado O., Huella genética y Violencia sexual: La investigación forense de los delitos de agresión sexual. Ed. Proyecto Sucre ciudad Universitaria. Sucre 2005: 77

[22]. Santiago Mateo de Cabo Necesidad de la Coordinación e Inteligencia de Indicios. II Simposio interinstitucional y II Internacional de criminalística. La criminalística a Cien años de Sherlock Holmes. Argentina

[23]. Del Picchia Filho, citado en Roberto Albarracin. Manual de criminalística. Editorial Policial. Buenos Aires 1971:29

[24]. Julio Nieto Alonso. Apuntes de criminalística. Ed. Tecnos. Madrid 2002:17.

[25]. Negociado Federal de Investigaciones. Administración y Manejo de el Lugar de los Hechos. Crime Scene Management Course, at ILEA Lima from March 2009: 23-27.

[26]. Ver capitulo IX, Escena de los hechos del libro La Autopsia, edición GTZ, Sucre 2005. Para descargar: gratuitamente: http://www.mediafire.com/?n9nxqijgiy9

[27]. J. Núñez de Arco. La Escena de hechos. En: J. Núñez de Arco. La Autopsia. Ed. GTZ. Sucre 2005:107-157

[28]. J. Núñez de Arco. El informe pericial en psiquiatría Forense. Ed. Temis. La Paz. 2007

[29]. Hazelwood y Warren 2003,

[30]. Juan Fco. Alcaraz Albertos Vinculación de casos (linkage cases): ¿ qué es? y ¿para qué sirve? Rev. Sociedad Española sobre Investigación de Perfiles Criminológicos - S.E.I.P.C. Enero, febrero y marzo de 2010:10

[31]. Juan Fco. Alcaraz Albertos Presentación del Boletín S.E.I.P.C – Profilers. Rev. Sociedad Española sobre Investigación de Perfiles Criminológicos - S.E.I.P.C. octubre, noviembre y diciembre de 2009. Nº1. Pág. 3

[32]. Brent E. Turney. Criminal profiling: An introduction to behavioral evidence analysis (4ª ed.) Elsevier Inc. EE.UU. 2012

[33]. J. Núñez de Arco. Victimologia y violencia criminal. Analisis psicológico y criminológico. Ed. Academia boliviana de ciencias jurídico Penales. La Paz. 2009

[34]. Hikal, Wael, Criminologia psicoanalítica, conductual y del desarrollo, (1ª ed.) Flores editor y distribuidor, México, 2009.13.

[35]. Sergio Agustín López Serrano. El perfil inductivo y la criminología del desarrollo. Rev. S.E.I.P.C – Profilers Nº 5. Octubre, noviembre y diciembre de 2010: 1-2

[36]. Teresa Mejías Rodríguez. Desaparecidos en Canarias. El perfil geográfico como instrumento. Rev. Sociedad Española sobre Investigación de Perfiles Criminológicos - S.E.I.P.C. Nº 2. Enero, febrero y marzo de 2010:3

[37]. J. Núñez de Arco. Medicina legal y criminalística. (2ª ed.) Ed. Temis. La Paz 2011